/ domingo 9 de junio de 2019

Empresarios republicanos se oponen a amenaza de aranceles de Trump

Desde la frontera los empresarios aseguran que imponer aranceles a las importaciones de México como lo anunció Trump, es una política terrible

Un republicano de toda la vida, Russ Jones apoya al presidente Donald Trump y está de acuerdo en que debe tomar medidas para enfrentar una crisis de inmigración en la frontera con México.

Sin embargo, Jones también tiene un negocio de corretaje de aduanas, y dice que la persistente amenaza de Trump de imponer aranceles a las importaciones desde México, a menos que su gobierno detenga el flujo de migrantes centroamericanos a través de la frontera entre Estados Unidos y México, es una política terrible.

Trump, enfurecido por una oleada de inmigrantes ilegales en los últimos meses, había amenazado con imponer un arancel del 5% a las importaciones mexicanas a partir del lunes, e incrementarlo constantemente al 25% en los próximos meses, a menos que México actuara para detener lo que él describe como una invasión.

El viernes, Trump accedió a dar marcha atrás al gravamen, diciendo que México había acordado ayudar a detener el tráfico ilegal en la frontera, pero dejó en claro que volverá al plan si el país vecino no coopera completamente.

Como agente de aduanas, Jones, de 71 años, maneja los trámites y la logística de miles de clientes, incluidos Toyota y Sony, que envían mercancías desde y hacia México todos los días. Dirige 10 establecimientos a lo largo de la frontera en California, Arizona y Texas, y tiene oficinas en México.

Dijo que la amenaza de aranceles afectará a las empresas que dependen del comercio con México y que probablemente le haya costado a sus clientes millones de dólares para financiar y prepararse para los envíos transfronterizos a una tarifa más alta.

"No conozco a ninguno de mis clientes que considere la imposición de impuestos y aranceles sobre un tema no comercial como algo bueno. Están muy descontentos con eso y no importa si son demócratas o republicanos", dijo Jones a Reuters en su almacén en San Luis, a sólo unos cientos de metros de la frontera.

El uso de tarifas simplemente no tiene sentido

El almacén de Jones estuvo inusualmente lleno la semana pasada, ya que los clientes almacenaron productos y se retrasaron en el envío de materias primas a México en caso de que los productos ensamblados se vieran afectados por los aranceles al regresar a Estados Unidos.

Había cajas llenas de resortes de freno para camiones y componentes para dispositivos médicos, todos con tarifas de almacenamiento adicionales.

Los clientes de Jones tienen que pagar una fianza para cubrir las multas y tarifas asociadas con los bienes importados y dijo que la semana pasada se vieron afectados por importantes pagos adicionales, debido a que el precio de esos bonos subió en previsión de los aranceles.

Las empresas estadounidenses que comercian con China ya han visto cómo se disparan los costos de los bonos aduaneros estadounidenses en los últimos meses y quienes trabajan con México temen que les pueda pasar lo mismo.

Jones dice que, a menos que Trump elimine irrevocablemente la amenaza de los aranceles, les está diciendo a los clientes que paguen el precio más alto por sus bonos aduaneros, en caso de que se impongan tarifas en el futuro.

"¿Vamos a enfrentar continuamente esta amenaza?", dijo. "Mientras los aranceles sean una posibilidad, es una sombra sobre la relación comercial. Es una espada de Damocles que se cierne sobre el comercio transfronterizo", agregó.

Jones no está solo entre los empresarios republicanos de la frontera que creen que el uso agresivo de los aranceles de Trump sobre el tema de la inmigración amenaza a los negocios y empleos de los Estados Unidos.

Jaime Chamberlain dirige una empresa de distribución de alimentos en Nogales, Arizona, e importa alimentos para empresas estadounidenses, como Costco, Walmart y Kroger. También apoya a Trump, pero está molesto porque ha usado tarifas "para negociar un problema de inmigración con nuestro socio comercial número 1".

Un republicano de toda la vida, Russ Jones apoya al presidente Donald Trump y está de acuerdo en que debe tomar medidas para enfrentar una crisis de inmigración en la frontera con México.

Sin embargo, Jones también tiene un negocio de corretaje de aduanas, y dice que la persistente amenaza de Trump de imponer aranceles a las importaciones desde México, a menos que su gobierno detenga el flujo de migrantes centroamericanos a través de la frontera entre Estados Unidos y México, es una política terrible.

Trump, enfurecido por una oleada de inmigrantes ilegales en los últimos meses, había amenazado con imponer un arancel del 5% a las importaciones mexicanas a partir del lunes, e incrementarlo constantemente al 25% en los próximos meses, a menos que México actuara para detener lo que él describe como una invasión.

El viernes, Trump accedió a dar marcha atrás al gravamen, diciendo que México había acordado ayudar a detener el tráfico ilegal en la frontera, pero dejó en claro que volverá al plan si el país vecino no coopera completamente.

Como agente de aduanas, Jones, de 71 años, maneja los trámites y la logística de miles de clientes, incluidos Toyota y Sony, que envían mercancías desde y hacia México todos los días. Dirige 10 establecimientos a lo largo de la frontera en California, Arizona y Texas, y tiene oficinas en México.

Dijo que la amenaza de aranceles afectará a las empresas que dependen del comercio con México y que probablemente le haya costado a sus clientes millones de dólares para financiar y prepararse para los envíos transfronterizos a una tarifa más alta.

"No conozco a ninguno de mis clientes que considere la imposición de impuestos y aranceles sobre un tema no comercial como algo bueno. Están muy descontentos con eso y no importa si son demócratas o republicanos", dijo Jones a Reuters en su almacén en San Luis, a sólo unos cientos de metros de la frontera.

El uso de tarifas simplemente no tiene sentido

El almacén de Jones estuvo inusualmente lleno la semana pasada, ya que los clientes almacenaron productos y se retrasaron en el envío de materias primas a México en caso de que los productos ensamblados se vieran afectados por los aranceles al regresar a Estados Unidos.

Había cajas llenas de resortes de freno para camiones y componentes para dispositivos médicos, todos con tarifas de almacenamiento adicionales.

Los clientes de Jones tienen que pagar una fianza para cubrir las multas y tarifas asociadas con los bienes importados y dijo que la semana pasada se vieron afectados por importantes pagos adicionales, debido a que el precio de esos bonos subió en previsión de los aranceles.

Las empresas estadounidenses que comercian con China ya han visto cómo se disparan los costos de los bonos aduaneros estadounidenses en los últimos meses y quienes trabajan con México temen que les pueda pasar lo mismo.

Jones dice que, a menos que Trump elimine irrevocablemente la amenaza de los aranceles, les está diciendo a los clientes que paguen el precio más alto por sus bonos aduaneros, en caso de que se impongan tarifas en el futuro.

"¿Vamos a enfrentar continuamente esta amenaza?", dijo. "Mientras los aranceles sean una posibilidad, es una sombra sobre la relación comercial. Es una espada de Damocles que se cierne sobre el comercio transfronterizo", agregó.

Jones no está solo entre los empresarios republicanos de la frontera que creen que el uso agresivo de los aranceles de Trump sobre el tema de la inmigración amenaza a los negocios y empleos de los Estados Unidos.

Jaime Chamberlain dirige una empresa de distribución de alimentos en Nogales, Arizona, e importa alimentos para empresas estadounidenses, como Costco, Walmart y Kroger. También apoya a Trump, pero está molesto porque ha usado tarifas "para negociar un problema de inmigración con nuestro socio comercial número 1".

Política

Carla Humphrey: No soy un caballo de troya

Tras de ser cuestionada por su cercanía con el PAN y Morena, la consejera del INE aseguró ser autónoma y que entre sus intereses está la fiscalización

CDMX

Airbnb, en manos de los condóminos; decidirán límites y operación

Prosoc plantea que desde las asambleas vecinales -que serán obligatorias- se resuelva su presencia en cada edificio

Política

Alcaldes se unen para pedir la destitución de Gatell

El subsecretario de Salud ha dicho que la propuesta para que renuncie es por frustración e intereses políticos

Política

Carla Humphrey: No soy un caballo de troya

Tras de ser cuestionada por su cercanía con el PAN y Morena, la consejera del INE aseguró ser autónoma y que entre sus intereses está la fiscalización

CDMX

Airbnb, en manos de los condóminos; decidirán límites y operación

Prosoc plantea que desde las asambleas vecinales -que serán obligatorias- se resuelva su presencia en cada edificio

Política

Alcaldes se unen para pedir la destitución de Gatell

El subsecretario de Salud ha dicho que la propuesta para que renuncie es por frustración e intereses políticos

Policía

Tras Covid, repuntarán robos y secuestros en CDMX

Francisco Rivas, director general del (OCMX), agregó que en la capital del país aumentó la tasa de víctimas de feminicidio en 35.3 por ciento

Gossip

León Larregui lanza ¡Va por el crew! en apoyo a técnicos de conciertos

León Larregui de Zoé y Meme del Real de Café Tacvba encabezan la iniciativa, que busca recaudar fondos para apoyar a los trabajadores de la industria de shows

Ecología

Natural | Tetrapak, el nuevo material de construcción

Empresas mexicanas recuperan el polialuminio de los envases de Tetra Pak, que a su vez se ocupa en la industria de la construcción por su durabilidad, versatilidad y resistencia a la humedad