/ lunes 27 de noviembre de 2017

En medio de crisis, Papa Francisco visita Myanmar

El viaje del pontífice es tan delicado que algunos asesores papales le han advertido que no diga ni siquiera la palabra "rohinyá", por temor a que desate un incidente diplomático

RANGÚN.- El Papa Francisco llegó este lunes a Myanmar, en una delicada visita para el líder de la Iglesia católica a un país de mayoría budista que Estados Unidos ha acusado de estar haciendo una "limpieza étnica" contra los musulmanes rohinyá.

El Papa también visitará Bangladés, donde huyeron más de 620,000 rohinyá para escapar de lo que Amnistía Internacional calificó como "crímenes de lesa humanidad". El Ejército de Myanmar ha negado las acusaciones de asesinato, violación, tortura y desplazamiento forzado. Después de dejar Roma, el Papa dijo a periodistas en su avión:

"Dicen que hace demasiado calor (en Myanmar). Lo siento, pero esperemos que al menos (el viaje) sea fructífero". El Papa tenía previsto reunirse en privado con el jefe del Ejército de Myanmar, el general Min Aung Hlaing en la Catedral de Santa María, ubicada en el corazón de Rangún, dijo un portavoz del Vaticano.

Miembros de grupos étnicos minoritarios vestidos con trajes tradicionales dieron la bienvenida a Francisco en el aeropuerto de Rangún y unos niños le regalaron flores cuando bajó de su avión.

Foto Reuters

 

El pontífice saludó a través de una ventana abierta a decenas de niños que agitaban banderas del Vaticano y de Myanmar y que vestían camisetas con el lema del viaje, "amor y paz", mientras se dirigía en un automóvil Toyota a la catedral de Santa María. Sólo unos 700,000 de los 51 millones de habitantes de Myanmar son católicos. Miles de ellos viajaron en trenes y buses a Rangún y se unieron a las multitudes presentes en varios puntos del camino que hizo Francisco desde el aeropuerto para saludarlo.

"Venimos aquí para ver al Santo Padre. Sucede una vez en cientos de años", dijo Win Min Set, un líder comunitario que trajo un grupo de 1.800 católicos del sur y oeste del país. "Él está muy bien informado en asuntos políticos. Manejará el tema inteligentemente", agregó en referencia a la sensibilidad que existe por el tema de los rohinyá.

Un gran número de policías antidisturbios se movilizó en Rangún, pero no había indicios de protestas.

El viaje de Francisco es tan delicado que algunos asesores papales le han advertido que no diga ni siquiera la palabra "rohinyá", por temor a que desate un incidente diplomático.

RANGÚN.- El Papa Francisco llegó este lunes a Myanmar, en una delicada visita para el líder de la Iglesia católica a un país de mayoría budista que Estados Unidos ha acusado de estar haciendo una "limpieza étnica" contra los musulmanes rohinyá.

El Papa también visitará Bangladés, donde huyeron más de 620,000 rohinyá para escapar de lo que Amnistía Internacional calificó como "crímenes de lesa humanidad". El Ejército de Myanmar ha negado las acusaciones de asesinato, violación, tortura y desplazamiento forzado. Después de dejar Roma, el Papa dijo a periodistas en su avión:

"Dicen que hace demasiado calor (en Myanmar). Lo siento, pero esperemos que al menos (el viaje) sea fructífero". El Papa tenía previsto reunirse en privado con el jefe del Ejército de Myanmar, el general Min Aung Hlaing en la Catedral de Santa María, ubicada en el corazón de Rangún, dijo un portavoz del Vaticano.

Miembros de grupos étnicos minoritarios vestidos con trajes tradicionales dieron la bienvenida a Francisco en el aeropuerto de Rangún y unos niños le regalaron flores cuando bajó de su avión.

Foto Reuters

 

El pontífice saludó a través de una ventana abierta a decenas de niños que agitaban banderas del Vaticano y de Myanmar y que vestían camisetas con el lema del viaje, "amor y paz", mientras se dirigía en un automóvil Toyota a la catedral de Santa María. Sólo unos 700,000 de los 51 millones de habitantes de Myanmar son católicos. Miles de ellos viajaron en trenes y buses a Rangún y se unieron a las multitudes presentes en varios puntos del camino que hizo Francisco desde el aeropuerto para saludarlo.

"Venimos aquí para ver al Santo Padre. Sucede una vez en cientos de años", dijo Win Min Set, un líder comunitario que trajo un grupo de 1.800 católicos del sur y oeste del país. "Él está muy bien informado en asuntos políticos. Manejará el tema inteligentemente", agregó en referencia a la sensibilidad que existe por el tema de los rohinyá.

Un gran número de policías antidisturbios se movilizó en Rangún, pero no había indicios de protestas.

El viaje de Francisco es tan delicado que algunos asesores papales le han advertido que no diga ni siquiera la palabra "rohinyá", por temor a que desate un incidente diplomático.

Política

Quiere 4T bajarle al recibo de la luz

El BID le prestó 30 mdd para sustituir luminarias y aires acondicionados en edificios públicos

Sociedad

Pandemia agrava situación laboral de médicos

Bajos salarios y jornadas extendidas sanitaria fueron algunos de problemas del personal de salud, dice un estudio de la UNAM

CDMX

Abren turismo para los chilangos pobres

La administración capitalina entregó mil 300 tarjetas para que los ciudadanos accedan a lugares turísticos

Gossip

El Tri pone a rodar sus piedras nuevamente en vivo

La agrupación que celebra 53 años de trayectoria regresó a presentarse a la Arena Ciudad de México, donde criticó al gobierno actual

Mundo

Covid-19 encierra otra vez a Rusia

Moscú las escuelas cerrarán a partir de mañana y la gente mayor de 60 años no podrán salir hasta febrero

Sociedad

Pandemia agrava situación laboral de médicos

Bajos salarios y jornadas extendidas sanitaria fueron algunos de problemas del personal de salud, dice un estudio de la UNAM

Mundo

Presidente de la COP26 prevé falta de acuerdo

Consideró que será "más difícil" alcanzar nuevos pactos por falta de tiempo y choques geopolíticos

Sociedad

Registran alza en delitos ambientales

Las denuncias de los primeros ocho meses de 2021 ya superan a las del mismo periodo del año pasado

Política

Quiere 4T bajarle al recibo de la luz

El BID le prestó 30 mdd para sustituir luminarias y aires acondicionados en edificios públicos