/ martes 21 de julio de 2020

En plena pandemia, estallan protestas contra Netanyahu

A diferencia de otras protestas, éstas van para largo porque las restricciones por la pandemia frenaron la economía

JERUSALÉN. En plena crisis por el coronavirus, las calles de Tel Aviv y Jerusalén se han llenado de miles de israelíes que, afectados por la crisis económica de la pandemia o frustrados por la corrupción, luchan por distintas causas que se funden en un mensaje común: “Fuera Netanyahu”.

Aunque se está produciendo una segunda ola del virus podría decirse que el Covid-19 no ha golpeado muy fuerte a Israel. Hasta el momento hay 415 muertos por esta enfermedad, y que, desde febrero, ha contagiado a poco más de 50 mil.

Pero los números no reflejan el profundo impacto que el coronavirus ha tenido en la sociedad israelí, acostumbrada a unirse frente a enemigos comunes, por lo general externos. En este caso, el enemigo es interno y no, no es la pandemia, sino el gobierno, y más concretamente el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Al juicio en su contra por cohecho, fraude y abuso de confianza en tres casos separados de corrupción, se ha sumado el juicio de buena parte de la sociedad, que lo acusa de no haber manejado responsablemente la pandemia y de abandonar a los cientos de miles que perdieron sus trabajos en los últimos meses, en los que el desempleo ha pasado de 3.3% a 21%.

Así, las protestas semanales anticorrupción, hasta ahora marginales y lideradas por gente mayor, han sido propulsadas por nuevos y diversos grupos jóvenes que optaron por unirse para dar más fuerza y visibilidad a sus reclamaciones.

“Lentamente la gente está entendiendo que todo empieza y termina con Netanyahu y que hay una conexión directa entre la situación económica de la población y el desempeño de este gobierno”, afirma Amir Haskel, exgeneral del Ejército y fundador del Movimiento de las Sillas.

A diferencia de otras protestas masivas, como las del 2011 por el coste de la vivienda, esta vez el foco no es la liberal Tel Aviv sino Jerusalén, y los manifestantes no se agruparon en parques sino a las puertas de la residencia de Netanyahu, bloqueando calles en el oeste de la ciudad y desencadenando violentos enfrentamientos con la Policía, que han dejado varios heridos y decenas de arrestos.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

JERUSALÉN. En plena crisis por el coronavirus, las calles de Tel Aviv y Jerusalén se han llenado de miles de israelíes que, afectados por la crisis económica de la pandemia o frustrados por la corrupción, luchan por distintas causas que se funden en un mensaje común: “Fuera Netanyahu”.

Aunque se está produciendo una segunda ola del virus podría decirse que el Covid-19 no ha golpeado muy fuerte a Israel. Hasta el momento hay 415 muertos por esta enfermedad, y que, desde febrero, ha contagiado a poco más de 50 mil.

Pero los números no reflejan el profundo impacto que el coronavirus ha tenido en la sociedad israelí, acostumbrada a unirse frente a enemigos comunes, por lo general externos. En este caso, el enemigo es interno y no, no es la pandemia, sino el gobierno, y más concretamente el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Al juicio en su contra por cohecho, fraude y abuso de confianza en tres casos separados de corrupción, se ha sumado el juicio de buena parte de la sociedad, que lo acusa de no haber manejado responsablemente la pandemia y de abandonar a los cientos de miles que perdieron sus trabajos en los últimos meses, en los que el desempleo ha pasado de 3.3% a 21%.

Así, las protestas semanales anticorrupción, hasta ahora marginales y lideradas por gente mayor, han sido propulsadas por nuevos y diversos grupos jóvenes que optaron por unirse para dar más fuerza y visibilidad a sus reclamaciones.

“Lentamente la gente está entendiendo que todo empieza y termina con Netanyahu y que hay una conexión directa entre la situación económica de la población y el desempeño de este gobierno”, afirma Amir Haskel, exgeneral del Ejército y fundador del Movimiento de las Sillas.

A diferencia de otras protestas masivas, como las del 2011 por el coste de la vivienda, esta vez el foco no es la liberal Tel Aviv sino Jerusalén, y los manifestantes no se agruparon en parques sino a las puertas de la residencia de Netanyahu, bloqueando calles en el oeste de la ciudad y desencadenando violentos enfrentamientos con la Policía, que han dejado varios heridos y decenas de arrestos.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Sociedad

Insabi contratará a personal con primaria

Los gestores comunitarios, con sólo educación básica, se harán cargo del cuidado de la salud en sus comunidades

Sociedad

Empresas extranjeras tienen 31 concesiones para yacimientos de litio

Las mineras canadienses han vendido sus permisos a compañías chinas, indica el senador Armenta

Sociedad

Pfizer confisca vacunas Covid falsas en México y Polonia: WSJ

La compañía indicó que en México los recipientes tenían un etiquetado fraudulento, mientras que en Polonia la sustancia era un tratamiento antiarrugas

Mundo

Investigan si Policía de Minneapolis aplica fuerza excesiva

También examinará si la policía de la ciudad muestra un patrón de discriminación y trato ilegal a personas con problemas de comportamiento

Finanzas

Banorte reducirá emisiones de carbono en 2050

Grupo Financiero Banorte firmó un acuerdo de sustentabilidad con la ONU para reducir sus emisiones de carbono y combatir el cambio climático

Finanzas

Carlos López-Moctezuma asume dirección general de BanCoppel

López-Moctezuma sustituirá a Julio Carranza, quien estuvo al frente de la institución en los últimos 15 años

República

Confirman uso de dron contra Policía de Michoacán

Rosa Icela Sandoval señaló que el Gobierno Federal no desea un enfrentamiento con la población, por lo que mantiene acciones de labor social en Aguililla

Exposiciones

Recomendaciones: Actividades culturales del 21 al 26 de abril

Te compartimos opciones para disfrutar tu tiempo libre con experiencias para todos los bolsillos

Política

Seguir protegiendo a Pemex nos costará carísimo: Cofece

La Cámara de Diputados aprobó eliminar un artículo transitorio de la Ley de Hidrocarburos para regresar el poder dominante a Pemex en la venta de hidrocarburos