/ sábado 24 de noviembre de 2018

En tiempos de Bolsonaro, así es enseñar para los profesores de Brasil

Acusan a los docentes de adoctrinar a alumnos y sufren ataques, mientras avanza "ley mordaza"

RÍO DE JANEIRO, Brasil. Los acusan de adoctrinar alumnos y son filmados en clase por sus estudiantes: muchos profesores brasileños denuncian ataques a su libertad de enseñar y temen que la situación empeore cuando el ultraderechista Jair Bolsonaro asuma la presidencia.

Sus temores encuentran fundamento debido al fuerte apoyo que el presidente electo da al controvertido proyecto de ley denominado "Escuela sin Partido", cuyos críticos consideran como una especie de "ley mordaza".

La propuesta, que se debate en el Congreso, ordena la publicación de una carta de seis puntos en todas las aulas, donde se recuerda a los maestros que no deben "usar sus cursos para promover sus preferencias ideológicas, religiosas, morales o políticas". El proyecto de ley también establece que "los valores familiares deben prevalecer sobre la educación escolar con respecto a la educación moral, sexual y religiosa".

Para Taliria Petrone, diputada electa por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), este texto equivale a imponer "un solo pensamiento", destinado a "mantener las desigualdades" históricas en Brasil.

"Es un intento de hacer de la escuela un lugar para capacitar mano de obra barata, no un lugar para estimular el pensamiento crítico, el pluralismo y la diversidad", dice a la AFP la profesora de historia de 33 años.

Para Luana Fonseca, una maestra de jardín de niños en Rio de Janeiro, las amenazas a la libertad de educación ya son visibles. "Ya estamos lidiando con una forma de autocensura, los maestros tienen miedo, y uno de mis colegas ha sido filmado en clase porque usó la palabra ideología", explica.

"Es complicado establecer un diálogo con los padres favorables a Bolsonaro, porque uno puede ser demandado en cualquier momento", agrega.

- La "propaganda política" -

A Miguel Nagib, fundador del Movimiento Escuela sin Partido en 2004, le indignó que un maestro de su hija comparara al Che Guevara con San Francisco de Asís. "Todo lo que defendemos ya está consagrado en las leyes vigentes en nuestro país. Respetamos plenamente la libertad de educación, sabiendo que no incluye la libertad para que el maestro haga propaganda política", dice el abogado de 58 años.

"Si un maestro habla sobre 'ley mordaza', él públicamente admite que se siente amordazado porque no puede hacer propaganda", agrega.

Presentado en la Cámara de Diputados en 2014, el proyecto de ley está bloqueado en una comisión parlamentaria desde 2016. La votación se ha pospuesto varias veces debido a debates acalorados, con insultos en ambos lados.

Pero la elección de Bolsonaro podría cambiar la situación porque su partido político logró una bancada sólida en las elecciones legislativas. En su programa oficial de gobierno, abogó por enseñar "sin adoctrinamiento ni sexualización temprana".

-"Miedo a ser denunciado"-

La noche de la victoria del candidato de extrema derecha, un miembro de su partido provocó un alboroto al pedir a los estudiantes en Facebook que filmaran sus clases, bajo el pretexto de que "muchos docentes adoctrinadores se rebelarán y se enfurecerán" por el resultado de la elección.

La Fiscalía inició una investigación por incitar el "acoso moral" y la "violación de la libertad de educación", pero Bolsonaro salió a defender la propuesta.

"No veo ningún problema, creo que una maestra debería estar orgullosa si un alumno le pregunta '¿Puedo filmar a su clase para verla en casa?' Deben estar orgullosos de eso y no preocuparse", dijo en una entrevista.

"Bolsonaro defiende una escuela amordazada, que no aborda temas sociales importantes para la población. Hablamos de escuela sin partido, pero se convierte en una escuela dirigida por un partido conservador", denuncia Heleno Araujo, presidente del Sindicato Nacional de Docentes (CNTE).

De la misma forma piensa Salvatore Pietro, quien enseña sociología en una universidad en Duque de Caxias, un suburbio pobre de Rio.

"Tenemos que sopesar cada palabra, todo con connotaciones progresistas se considera izquierdista, ideológico, estamos a la defensiva, temo que me denuncien", dice.

"Bolsonaro es una reafirmación de la intolerancia, no necesariamente a través de medidas políticas o administrativas, sino a través del discurso", concluye.

RÍO DE JANEIRO, Brasil. Los acusan de adoctrinar alumnos y son filmados en clase por sus estudiantes: muchos profesores brasileños denuncian ataques a su libertad de enseñar y temen que la situación empeore cuando el ultraderechista Jair Bolsonaro asuma la presidencia.

Sus temores encuentran fundamento debido al fuerte apoyo que el presidente electo da al controvertido proyecto de ley denominado "Escuela sin Partido", cuyos críticos consideran como una especie de "ley mordaza".

La propuesta, que se debate en el Congreso, ordena la publicación de una carta de seis puntos en todas las aulas, donde se recuerda a los maestros que no deben "usar sus cursos para promover sus preferencias ideológicas, religiosas, morales o políticas". El proyecto de ley también establece que "los valores familiares deben prevalecer sobre la educación escolar con respecto a la educación moral, sexual y religiosa".

Para Taliria Petrone, diputada electa por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL), este texto equivale a imponer "un solo pensamiento", destinado a "mantener las desigualdades" históricas en Brasil.

"Es un intento de hacer de la escuela un lugar para capacitar mano de obra barata, no un lugar para estimular el pensamiento crítico, el pluralismo y la diversidad", dice a la AFP la profesora de historia de 33 años.

Para Luana Fonseca, una maestra de jardín de niños en Rio de Janeiro, las amenazas a la libertad de educación ya son visibles. "Ya estamos lidiando con una forma de autocensura, los maestros tienen miedo, y uno de mis colegas ha sido filmado en clase porque usó la palabra ideología", explica.

"Es complicado establecer un diálogo con los padres favorables a Bolsonaro, porque uno puede ser demandado en cualquier momento", agrega.

- La "propaganda política" -

A Miguel Nagib, fundador del Movimiento Escuela sin Partido en 2004, le indignó que un maestro de su hija comparara al Che Guevara con San Francisco de Asís. "Todo lo que defendemos ya está consagrado en las leyes vigentes en nuestro país. Respetamos plenamente la libertad de educación, sabiendo que no incluye la libertad para que el maestro haga propaganda política", dice el abogado de 58 años.

"Si un maestro habla sobre 'ley mordaza', él públicamente admite que se siente amordazado porque no puede hacer propaganda", agrega.

Presentado en la Cámara de Diputados en 2014, el proyecto de ley está bloqueado en una comisión parlamentaria desde 2016. La votación se ha pospuesto varias veces debido a debates acalorados, con insultos en ambos lados.

Pero la elección de Bolsonaro podría cambiar la situación porque su partido político logró una bancada sólida en las elecciones legislativas. En su programa oficial de gobierno, abogó por enseñar "sin adoctrinamiento ni sexualización temprana".

-"Miedo a ser denunciado"-

La noche de la victoria del candidato de extrema derecha, un miembro de su partido provocó un alboroto al pedir a los estudiantes en Facebook que filmaran sus clases, bajo el pretexto de que "muchos docentes adoctrinadores se rebelarán y se enfurecerán" por el resultado de la elección.

La Fiscalía inició una investigación por incitar el "acoso moral" y la "violación de la libertad de educación", pero Bolsonaro salió a defender la propuesta.

"No veo ningún problema, creo que una maestra debería estar orgullosa si un alumno le pregunta '¿Puedo filmar a su clase para verla en casa?' Deben estar orgullosos de eso y no preocuparse", dijo en una entrevista.

"Bolsonaro defiende una escuela amordazada, que no aborda temas sociales importantes para la población. Hablamos de escuela sin partido, pero se convierte en una escuela dirigida por un partido conservador", denuncia Heleno Araujo, presidente del Sindicato Nacional de Docentes (CNTE).

De la misma forma piensa Salvatore Pietro, quien enseña sociología en una universidad en Duque de Caxias, un suburbio pobre de Rio.

"Tenemos que sopesar cada palabra, todo con connotaciones progresistas se considera izquierdista, ideológico, estamos a la defensiva, temo que me denuncien", dice.

"Bolsonaro es una reafirmación de la intolerancia, no necesariamente a través de medidas políticas o administrativas, sino a través del discurso", concluye.

Sociedad

Ataque en centro nocturno de Guanajuato deja 11 muertos

Además del ataque se presume que fueron secuestrados dos empleados del lugar

Mundo

Covid-19 deja a su paso cerca de un millón de muertes en el mundo

En total, el nuevo coronavirus se ha cobrado 998 mil 463 vidas, y ha contagiado a más de 32.9 millones de personas

Sociedad

Padre de normalista busca a su hijo con vida pese a restos identificados

Una persona pude vivir sin una parte del pie. A lo mejor estoy mal, pero a mi hijo lo voy a seguir buscando con vida: Clemente Rodríguez

Ecología

Capturan a cocodrilo avistado en playas de Pie de la Cuesta

Desde la semana pasada, el lagarto de más de dos metros de longitud fue visto en playa de Pie de la Cuesta

Sociedad

Policías estatales habrían disparado a albañiles desarmados en Monterrey

Las primeras indagatorias señalan que las personas fallecidas presentan heridas de bala por la espalda, por lo que autoridades ya iniciaron una investigación

Cine

Ellos son los nominados a los Ariel 2020

Este domingo se darán a conocer a los ganadores de la 62 entrega de los premios Ariel, el máximo galardón del cine en México

Futbol

¡Orgullo mexicano! Chucky Lozano anota doblete con el Napoli

Este fue un partido especial para el futbolista, quien se está ganando su sitio en el club del San Paolo

Justicia

CFCRL crea plataforma digital para agilizar registro de sindicatos

La creación de estas plataformas fue con el propósito de que puedan ser utilizadas en cualquier parte del país y de manera gratuita

Justicia

Vinculan a proceso a presunto homicida de juez Uriel Villegas

A Ulises “N” se le imputan los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y posesión de cartuchos, en el asesinato del juez y su esposa