/ viernes 23 de octubre de 2020

"Esperar", pero también prepararse para el impacto

Hoy en día las milicias de derecha representan un peligro creciente para la comunidad internacional y particularmente para EU

El crecimiento de las milicias locales con inclinaciones de derecha alimenta cada día más los temores de la comunidad de seguridad nacional de EU. Por otro lado, después de la pelea que constituyó el primer debate presidencial, Trump se vio sumamente criticado por negarse a denunciar a los grupos supremacistas blancos (que entran dentro de la extrema derecha).

Tiempo antes de que los hechos sucedieran, expertos en seguridad en el país y en todo el mundo ya estaban preocupados. Hoy en día las milicias de derecha representan un peligro creciente para la comunidad internacional y particularmente para EU.

Trump, por otro lado, insiste en que la violencia es causada por facciones de izquierda. “Proud Boys, retrocedan y esperen”, dijo en el debate, nombrando a un grupo de extrema derecha (de los940 que tiene identificados el SPLC en EU) que defiende el racismo, el antisemitismo y la islamofobia. "Pero alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda", agregó el presidente desviando la atención.

Los comentarios anteriores provocaron un alboroto inmediato, y aunque el jueves se dijo desde la Casa Blanca que Trump ha denunciado repetidamente a los grupos de supremacía blanca y que con "retroceder" se refería a "retirarse", los Proud Boys respondieron de inmediato "¡ese es mi presidente!", "esperando señor".

Independientemente de las intenciones detrás de las declaraciones o de si ya se retractó de estas, el fracaso de Donald Trump en ofrecer una clara reprensión a los grupos supremacistas blancos se evidencía justo cuando el personal de seguridad está más preocupado que nunca sobre la creciente amenaza que representan. De hecho, ya se filtró una evaluación del FBI que advierte sobre los riesgos que dicho fenómeno conlleva y que se refiere a las elecciones como un “potencial punto de inflamación”. Además, según Gramer y Detsch (2020), el mes pasado, el director de la agencia, Christopher Wray, le dijo al Congreso que el extremismo violento por motivos raciales constituye el mayor peligro terrorista interno (Trump luego atacó a Wray en Twitter).

Otros ex altos funcionarios también están criticando al presidente en medio de protestas en todo el país. Un ejemplo de estas personalidades es el exasesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster, que dijo que condenar a los supremacistas blancos debería ser básico para cualquier líder (Gramer y Detsch 2020). No obstante, en vez de condenarlos, el presidente manda mensajes cruzados aceptando (y fomentando) simultáneamente el odio y la inclusión.

A pesar de que hay distintos tipos de extremismo y de que no todos los extremistas sean violentos, está muy claro el problema con el que EU lidia con respecto a los grupos en cuestión. De hecho, según Ulam (2020), ellos son los nuevos terroristas.

Comprender a Trump es complicado. No obstante, algo que sí está dentro de nuestro alcance para reflexionar es que, si se decide “esperar” ante esta o cualquier amenaza, el impacto resultante se puede salir de las manos.

El crecimiento de las milicias locales con inclinaciones de derecha alimenta cada día más los temores de la comunidad de seguridad nacional de EU. Por otro lado, después de la pelea que constituyó el primer debate presidencial, Trump se vio sumamente criticado por negarse a denunciar a los grupos supremacistas blancos (que entran dentro de la extrema derecha).

Tiempo antes de que los hechos sucedieran, expertos en seguridad en el país y en todo el mundo ya estaban preocupados. Hoy en día las milicias de derecha representan un peligro creciente para la comunidad internacional y particularmente para EU.

Trump, por otro lado, insiste en que la violencia es causada por facciones de izquierda. “Proud Boys, retrocedan y esperen”, dijo en el debate, nombrando a un grupo de extrema derecha (de los940 que tiene identificados el SPLC en EU) que defiende el racismo, el antisemitismo y la islamofobia. "Pero alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda", agregó el presidente desviando la atención.

Los comentarios anteriores provocaron un alboroto inmediato, y aunque el jueves se dijo desde la Casa Blanca que Trump ha denunciado repetidamente a los grupos de supremacía blanca y que con "retroceder" se refería a "retirarse", los Proud Boys respondieron de inmediato "¡ese es mi presidente!", "esperando señor".

Independientemente de las intenciones detrás de las declaraciones o de si ya se retractó de estas, el fracaso de Donald Trump en ofrecer una clara reprensión a los grupos supremacistas blancos se evidencía justo cuando el personal de seguridad está más preocupado que nunca sobre la creciente amenaza que representan. De hecho, ya se filtró una evaluación del FBI que advierte sobre los riesgos que dicho fenómeno conlleva y que se refiere a las elecciones como un “potencial punto de inflamación”. Además, según Gramer y Detsch (2020), el mes pasado, el director de la agencia, Christopher Wray, le dijo al Congreso que el extremismo violento por motivos raciales constituye el mayor peligro terrorista interno (Trump luego atacó a Wray en Twitter).

Otros ex altos funcionarios también están criticando al presidente en medio de protestas en todo el país. Un ejemplo de estas personalidades es el exasesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster, que dijo que condenar a los supremacistas blancos debería ser básico para cualquier líder (Gramer y Detsch 2020). No obstante, en vez de condenarlos, el presidente manda mensajes cruzados aceptando (y fomentando) simultáneamente el odio y la inclusión.

A pesar de que hay distintos tipos de extremismo y de que no todos los extremistas sean violentos, está muy claro el problema con el que EU lidia con respecto a los grupos en cuestión. De hecho, según Ulam (2020), ellos son los nuevos terroristas.

Comprender a Trump es complicado. No obstante, algo que sí está dentro de nuestro alcance para reflexionar es que, si se decide “esperar” ante esta o cualquier amenaza, el impacto resultante se puede salir de las manos.

CDMX

¡Que no te sorprenda! Macrosimulacro de sismo será este lunes

El objetivo de este ejercicio es que la ciudadanía actúe de mejor forma ante un evento sísmico y que mejore la coordinación entre autoridades

Política

PRD reprueba consulta para juzgar expresidentes y pide auditar refinería Dos Bocas

La bancada del partido en la Cámara de Diputados exigió que se audite la construcción de la refinería porque hasta el momento se desarrolla "en la más completa opacidad"

México

México supera las 40 millones de vacunas aplicadas contra Covid-19

La Secretaría de Salud reportó 231 mil 187 decesos por Covid-19 y 2 millones 477 mil 283 los casos confirmados

Mundo

Embajador ruso vuelve a EU; “tenemos problemas serios”, dice

Anatoli Antonov espera "construir unas relaciones igualitarias y pragmáticas"

Mundo

Rusia toma medidas drásticas por Covid

Los trabajadores que se nieguen a ser vacunados en las regiones en las que esta sea obligatoria podrán ser despedidos sin sueldo, indicó el ministro de Trabajo ruso, Anton Kotiakov, a los medios rusos

Deportes

Nueva Zelanda selecciona a la primera atleta trans para unos Juegos Olímpicos

"Me siento agradecida y humilde por la amabilidad y el apoyo que me han brindado tantos neozelandeses", dijo Hubbard, de 43 años de edad

Deportes

Jon Rahm logra el primer Abierto de EU para España y su primer Grand Slam

El español, de 26 años, se sobrepuso a una semana de inactividad por su contagio de coronavirus

Sociedad

Senado rinde homenaje a López Velarde

Durante la Sesión Solemne se develará una placa con la leyenda "Ramón López Velarde, poeta de la Patria", inscrita con letras doradas en el Muro de Honor del Salón de Sesiones

Política

Guarida Nacional incumple con Certificado Policial: PAN

Según la Constitución y la Ley de la Guardia Nacional, todos sus integrantes debían contar con el Certificado Único Policial a más tardar el 28 de mayo de 2021