/ viernes 23 de octubre de 2020

"Esperar", pero también prepararse para el impacto

Hoy en día las milicias de derecha representan un peligro creciente para la comunidad internacional y particularmente para EU

El crecimiento de las milicias locales con inclinaciones de derecha alimenta cada día más los temores de la comunidad de seguridad nacional de EU. Por otro lado, después de la pelea que constituyó el primer debate presidencial, Trump se vio sumamente criticado por negarse a denunciar a los grupos supremacistas blancos (que entran dentro de la extrema derecha).

Tiempo antes de que los hechos sucedieran, expertos en seguridad en el país y en todo el mundo ya estaban preocupados. Hoy en día las milicias de derecha representan un peligro creciente para la comunidad internacional y particularmente para EU.

Trump, por otro lado, insiste en que la violencia es causada por facciones de izquierda. “Proud Boys, retrocedan y esperen”, dijo en el debate, nombrando a un grupo de extrema derecha (de los940 que tiene identificados el SPLC en EU) que defiende el racismo, el antisemitismo y la islamofobia. "Pero alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda", agregó el presidente desviando la atención.

Los comentarios anteriores provocaron un alboroto inmediato, y aunque el jueves se dijo desde la Casa Blanca que Trump ha denunciado repetidamente a los grupos de supremacía blanca y que con "retroceder" se refería a "retirarse", los Proud Boys respondieron de inmediato "¡ese es mi presidente!", "esperando señor".

Independientemente de las intenciones detrás de las declaraciones o de si ya se retractó de estas, el fracaso de Donald Trump en ofrecer una clara reprensión a los grupos supremacistas blancos se evidencía justo cuando el personal de seguridad está más preocupado que nunca sobre la creciente amenaza que representan. De hecho, ya se filtró una evaluación del FBI que advierte sobre los riesgos que dicho fenómeno conlleva y que se refiere a las elecciones como un “potencial punto de inflamación”. Además, según Gramer y Detsch (2020), el mes pasado, el director de la agencia, Christopher Wray, le dijo al Congreso que el extremismo violento por motivos raciales constituye el mayor peligro terrorista interno (Trump luego atacó a Wray en Twitter).

Otros ex altos funcionarios también están criticando al presidente en medio de protestas en todo el país. Un ejemplo de estas personalidades es el exasesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster, que dijo que condenar a los supremacistas blancos debería ser básico para cualquier líder (Gramer y Detsch 2020). No obstante, en vez de condenarlos, el presidente manda mensajes cruzados aceptando (y fomentando) simultáneamente el odio y la inclusión.

A pesar de que hay distintos tipos de extremismo y de que no todos los extremistas sean violentos, está muy claro el problema con el que EU lidia con respecto a los grupos en cuestión. De hecho, según Ulam (2020), ellos son los nuevos terroristas.

Comprender a Trump es complicado. No obstante, algo que sí está dentro de nuestro alcance para reflexionar es que, si se decide “esperar” ante esta o cualquier amenaza, el impacto resultante se puede salir de las manos.

El crecimiento de las milicias locales con inclinaciones de derecha alimenta cada día más los temores de la comunidad de seguridad nacional de EU. Por otro lado, después de la pelea que constituyó el primer debate presidencial, Trump se vio sumamente criticado por negarse a denunciar a los grupos supremacistas blancos (que entran dentro de la extrema derecha).

Tiempo antes de que los hechos sucedieran, expertos en seguridad en el país y en todo el mundo ya estaban preocupados. Hoy en día las milicias de derecha representan un peligro creciente para la comunidad internacional y particularmente para EU.

Trump, por otro lado, insiste en que la violencia es causada por facciones de izquierda. “Proud Boys, retrocedan y esperen”, dijo en el debate, nombrando a un grupo de extrema derecha (de los940 que tiene identificados el SPLC en EU) que defiende el racismo, el antisemitismo y la islamofobia. "Pero alguien tiene que hacer algo con Antifa y la izquierda", agregó el presidente desviando la atención.

Los comentarios anteriores provocaron un alboroto inmediato, y aunque el jueves se dijo desde la Casa Blanca que Trump ha denunciado repetidamente a los grupos de supremacía blanca y que con "retroceder" se refería a "retirarse", los Proud Boys respondieron de inmediato "¡ese es mi presidente!", "esperando señor".

Independientemente de las intenciones detrás de las declaraciones o de si ya se retractó de estas, el fracaso de Donald Trump en ofrecer una clara reprensión a los grupos supremacistas blancos se evidencía justo cuando el personal de seguridad está más preocupado que nunca sobre la creciente amenaza que representan. De hecho, ya se filtró una evaluación del FBI que advierte sobre los riesgos que dicho fenómeno conlleva y que se refiere a las elecciones como un “potencial punto de inflamación”. Además, según Gramer y Detsch (2020), el mes pasado, el director de la agencia, Christopher Wray, le dijo al Congreso que el extremismo violento por motivos raciales constituye el mayor peligro terrorista interno (Trump luego atacó a Wray en Twitter).

Otros ex altos funcionarios también están criticando al presidente en medio de protestas en todo el país. Un ejemplo de estas personalidades es el exasesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster, que dijo que condenar a los supremacistas blancos debería ser básico para cualquier líder (Gramer y Detsch 2020). No obstante, en vez de condenarlos, el presidente manda mensajes cruzados aceptando (y fomentando) simultáneamente el odio y la inclusión.

A pesar de que hay distintos tipos de extremismo y de que no todos los extremistas sean violentos, está muy claro el problema con el que EU lidia con respecto a los grupos en cuestión. De hecho, según Ulam (2020), ellos son los nuevos terroristas.

Comprender a Trump es complicado. No obstante, algo que sí está dentro de nuestro alcance para reflexionar es que, si se decide “esperar” ante esta o cualquier amenaza, el impacto resultante se puede salir de las manos.

Sociedad

No se fabrican delitos: AMLO sobre órdenes de aprehensión a investigadores de Conacyt

El presidente aseguró que no hay persecución a nadie y que él es el último que se entera cuando hay una investigación. “Me entero cuando (los temas) ya están en los medios”.

Sociedad

¿Se retrasó tu vuelo de Aeroméxico? Conoce la razón

Usuarios detallaron en redes sociales que los aviones no han podido despegar, lo que ha retrasado sus vuelos por varias horas

Política

Mauricio Kuri asegura que será mejor gobernador que Francisco Domínguez

Anuncia plan de 100 días para la reactivación, con préstamos y paneles solares a negocios

Mundo

Sudáfrica busca legalizar la poliandria para que las mujeres puedan casarse con varios hombres

La ley de Sudáfrica ya contempla la posibilidad de un matrimonio con varias personas; sin embargo, está reservada para los hombres

Celebridades

Personajes femeninos que no le piden nada a James Bond

El papel de una mujer en el cine de acción va más allá de ser la “damisela en peligro”, algunas actrices han demostrado tener todo para personajes 'badass'.

Cultura

Vargas Llosa llama a defender la libertad de expresión

El Premio Nobel de Literatura peruano afirmó que ni el socialismo ni el comunismo son la solución para América Latina

Política

Basta de discurso, hace falta la acción: AMLO dice a EU en materia migratoria

"Ya basta de estar queriendo resolver un problema social, económico, con medidas coercitivas, ya no debe existir eso del Plan Mérida, nosotros no queremos helicópteros artillados”, dijo AMLO

Justicia

Le dan Cadena perpetua a Exlíder de los Zetas en Coahuila, por masacre de Allende

El juez determinó que 'El Vecino', exlíder de los Zetas es responsable del envío de grandes cantidades de cocaína a Texas

Mundo

EU iniciará investigación por violencia innecesaria contra migrantes haitianos

Alrededor de 13 mil migrantes, provenientes en su mayoría de Haití, cruzaron irregularmente la frontera de México con Estados Unidos