/ domingo 25 de noviembre de 2018

Estalla violencia en París por gasolinazo

La avenida, ubicada en el corazón de París, vivió escenas de auténtica guerrilla urbana que mantuvieron a la capital en estado de máxima tensión.

Los Campos Elíseos se convirtieron ayer en un infierno de fuego, humo, vehículos incendiados, barricadas y gases lacrimógenos durante una batalla campal de 12 horas entre fuerzas del orden y grupos violentos de ultra derecha que se infiltraron en una manifestación de 8.000 “chalecos amarillos” que protestaban contra la política económica del presidente francés Emmanuel Macron.

La avenida, ubicada en el corazón de París, vivió escenas de auténtica guerrilla urbana que mantuvieron a la capital en estado de máxima tensión.

Te puede interesar: Migrantes buscan el “sueño americano” en México

El gobierno imputó la responsabilidad de los incidentes a “sediciosos de ultra derecha” que respondieron a un llamamiento lanzado por Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha Unificación Nacional (ex Frente Nacional). Esas acusaciones fueron desmentidas por la dirigente.

Las autoridades habían prohibido la concentración en los alrededores del Palacio del Elíseo (sede de la presidencia) y, en su lugar, propusieron que la concentración se realice en los Campos de Marte, al pie de la Torre Eiffel. Pero, desde las primeras horas de la mañana, grupos de manifestantes comenzaron a reunirse en las inmediaciones de los Campos Elíseos.

Los grupos extremadamente violentos desbordaron a los militantes que insistían en proclamarse "apolíticos” y “populares”. Luego de intentar ocupar la Plaza de la Concordia, se desplazaron en la dirección opuesta hacia el Arco de Triunfo. En numerosos puntos de la avenida elevaron barricadas, les prendieron fuego y se enfrentaron con las fuerzas del orden. En varias ocasiones, los más exaltados intentaron dirigirse hacia la sede de la presidencia al grito de “¡Al Elíseo..!” y “Macron dimisión”. Pero fueron contenidos por la policía, que utilizó tanquetas antidisturbios con cañones de agua y uso masivo de gases lacrimógenos.

Te puede interesar: Ubica tu casilla para votar en consulta sobre el NAIM

“No vinimos para combatir contra la policía, sino para que Macron nos escuche, que abra sus oídos y escuche al pueblo”, comentó Mathilde Challiand, ante una barrera policial de protección erigida cerca del Elíseo. La joven de 27 años, que había viajado 13 horas en autobús desde Draguignan, en el sur del país, reiteró que su movimiento “no quiere ser recuperado por los políticos ni por los sindicatos”.

Los disturbios, que se prolongaron hasta casi la medianoche, dejaron un policía herido grave, una veintena de contusos y 42 detenidos. Al hacer el balance de la jornada, el ministro del Interior, Christophe Castaner, elogió la “moderación” demostrada por las fuerzas del orden en la represión de los disturbios.

Como contrapartida simbólica, ni una sola persona circuló durante la jornada por los Campos de Marte, el sitio designado por las autoridades para la concentración.

Te puede interesar: Secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda, crea negocio familiar de hospitales y farmacias

Numerosos manifestantes que habían viajado especialmente desde el interior, se dispersaron en pequeños grupos por la capital para hacer oír su protesta pacíficamente.

Mientras París parecía arder, en el resto del país 106.000 “chalecos amarillos” continuaron con su movimiento de protesta limitándose a interrumpir la circulación en 1.619 puntos estratégicos de la red vial y accesos a peajes de autopistas. Su mayor preocupación consistía en seguir la evolución de los acontecimientos que se desarrollaban en París a través de los teléfonos celulares y la radio. La semana pasada las protestas habían reunido 244.000 manifestantes, según las autoridades.

Las principales protestas de ayer se realizaron en Lille, Quimper, Angers, Burdeos, Limoges, Rochefort y Lyon.

Si bien el movimiento fracasó en su intento de manifestar en París y parece perder intensidad en el interior, numerosos militantes reiteraron su decisión de “continuar la lucha hasta el fin”.

El próximo paso será decidido en función del discurso de Macron del próximo martes, en el cual —según sus colaboradores— expondrá una serie de “importantes medidas para apaciguar las tensiones”.


Los Campos Elíseos se convirtieron ayer en un infierno de fuego, humo, vehículos incendiados, barricadas y gases lacrimógenos durante una batalla campal de 12 horas entre fuerzas del orden y grupos violentos de ultra derecha que se infiltraron en una manifestación de 8.000 “chalecos amarillos” que protestaban contra la política económica del presidente francés Emmanuel Macron.

La avenida, ubicada en el corazón de París, vivió escenas de auténtica guerrilla urbana que mantuvieron a la capital en estado de máxima tensión.

Te puede interesar: Migrantes buscan el “sueño americano” en México

El gobierno imputó la responsabilidad de los incidentes a “sediciosos de ultra derecha” que respondieron a un llamamiento lanzado por Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha Unificación Nacional (ex Frente Nacional). Esas acusaciones fueron desmentidas por la dirigente.

Las autoridades habían prohibido la concentración en los alrededores del Palacio del Elíseo (sede de la presidencia) y, en su lugar, propusieron que la concentración se realice en los Campos de Marte, al pie de la Torre Eiffel. Pero, desde las primeras horas de la mañana, grupos de manifestantes comenzaron a reunirse en las inmediaciones de los Campos Elíseos.

Los grupos extremadamente violentos desbordaron a los militantes que insistían en proclamarse "apolíticos” y “populares”. Luego de intentar ocupar la Plaza de la Concordia, se desplazaron en la dirección opuesta hacia el Arco de Triunfo. En numerosos puntos de la avenida elevaron barricadas, les prendieron fuego y se enfrentaron con las fuerzas del orden. En varias ocasiones, los más exaltados intentaron dirigirse hacia la sede de la presidencia al grito de “¡Al Elíseo..!” y “Macron dimisión”. Pero fueron contenidos por la policía, que utilizó tanquetas antidisturbios con cañones de agua y uso masivo de gases lacrimógenos.

Te puede interesar: Ubica tu casilla para votar en consulta sobre el NAIM

“No vinimos para combatir contra la policía, sino para que Macron nos escuche, que abra sus oídos y escuche al pueblo”, comentó Mathilde Challiand, ante una barrera policial de protección erigida cerca del Elíseo. La joven de 27 años, que había viajado 13 horas en autobús desde Draguignan, en el sur del país, reiteró que su movimiento “no quiere ser recuperado por los políticos ni por los sindicatos”.

Los disturbios, que se prolongaron hasta casi la medianoche, dejaron un policía herido grave, una veintena de contusos y 42 detenidos. Al hacer el balance de la jornada, el ministro del Interior, Christophe Castaner, elogió la “moderación” demostrada por las fuerzas del orden en la represión de los disturbios.

Como contrapartida simbólica, ni una sola persona circuló durante la jornada por los Campos de Marte, el sitio designado por las autoridades para la concentración.

Te puede interesar: Secretario general del SNTE, Alfonso Cepeda, crea negocio familiar de hospitales y farmacias

Numerosos manifestantes que habían viajado especialmente desde el interior, se dispersaron en pequeños grupos por la capital para hacer oír su protesta pacíficamente.

Mientras París parecía arder, en el resto del país 106.000 “chalecos amarillos” continuaron con su movimiento de protesta limitándose a interrumpir la circulación en 1.619 puntos estratégicos de la red vial y accesos a peajes de autopistas. Su mayor preocupación consistía en seguir la evolución de los acontecimientos que se desarrollaban en París a través de los teléfonos celulares y la radio. La semana pasada las protestas habían reunido 244.000 manifestantes, según las autoridades.

Las principales protestas de ayer se realizaron en Lille, Quimper, Angers, Burdeos, Limoges, Rochefort y Lyon.

Si bien el movimiento fracasó en su intento de manifestar en París y parece perder intensidad en el interior, numerosos militantes reiteraron su decisión de “continuar la lucha hasta el fin”.

El próximo paso será decidido en función del discurso de Macron del próximo martes, en el cual —según sus colaboradores— expondrá una serie de “importantes medidas para apaciguar las tensiones”.


Mundo

Detienen a exlíder de las FARC en México

Rodrigo Granda, exjefe guerrillero fue detenido en territorio mexicano luego de que solicitaran una ficha roja de la Interpol

Política

Fernández Noroña encabeza confrontaciones contra Margarita Zavala

El funcionario exigió a Margarita Zavala que ofreciera disculpas por los daños que causaron al país durante el gobierno de Felipe Calderón

Justicia

Exmando de la PF se declara culpable de conspirar para traficar cocaína en EU

Iván Reyes Arzate recibió un soborno a cambio de asistir al cartel de la droga El Seguimiento 39, asociado con el Cartel de Sinaloa

Finanzas

CNTE y falta de chips le pegan a KCS

La empresa reportó una disminución en su volumen de carga en el tercer trimestre por problemas en México

Finanzas

AMDA prepara amparos para frenar regularización de autos “chocolate”

Entre 1979 y 2021 se han promovido 19 decretos con la misma intención de regularizar los autos chocolate sin éxito

Sociedad

Programa Jóvenes Construyendo el Futuro lanza 80 mil vacantes

Encabezó el canciller Marcelo Ebrard la cuarta sesión de la Mesa Interinstitucional

CDMX

Diputada del PRD promueve apoyos terapéuticos para mujeres con cáncer de mama

La diputada Gabriela Quiroga además hizo un llamado a la CDMX para devolver las clínicas de Fundación de Cáncer de Mama

Tecnología

¿Cómo activar el modo Halloween en WhatsApp? Aquí los pasos a seguir

Si eres fanático de esta festividad, ahora podrás hacer un cambio en tu app para no dejar pasar esta fecha especial

Política

Congresistas piden a Ken Salazar garantizar inversiones energéticas ante reformas en México

Los congresista advirtieron que México tomó acciones que discriminan a los productores estadounidenses y favorecen a empresas como Pemex y CFE