/ miércoles 8 de marzo de 2017

EU analiza posibilidad de imponer arancel a importaciones mexicanas

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, informó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) será renegociado a finales de este año.

En entrevista con Bloomberg, el funcionario estadounidense dijo que espera que las pláticas no duren “mucho más de un año”. Me gustaría que los resultados se tuvieran mañana, pero no es así como funciona el mundo", declaró. Precisó que la administración estadounidense apenas se encuentra en los procesos internos para iniciar esta negociación a través del TPA.

Lee también: 

El TPA, conocido como Autoridad de Promoción de Comercio o proceso “fast track”, es el procedimiento legislativo creado por el Congreso de EU con el que los legisladores definen los objetivos de las negociaciones comerciales del país y estipulan cómo debe ser el proceso. Esta declaración de Ross es la tercera en los últimos días donde reitera que la renegociación del TLCAN con México y Canadá es una prioridad para el gobierno de Donald Trump.

Apenas este martes señaló a CNN que revisar el TLCAN beneficiará a México y una buena renegociación impulsaría al peso. También habló de un comercio más justo que promueva exportaciones y el empleo. Te recomendamos: 

Además, defendió la idea de un impuesto de ajuste transfronterizo para penalizar importaciones y alentar las exportaciones.

El secretario de Comercio estadounidense mencionó que hay que “aplicar las reglas de origen” y que el salario mínimo debería subir para los trabajadores mexicanos.

El funcionario señaló que Estados Unidos se encuentra en una guerra comercial desde hace varias décadas debido a que mantiene con México "un déficit comercial casi igual que el superávit comercial combinado del resto del mundo. No es nuestro destino en la vida tener que absorber todas las exportaciones netas de todo el mundo".

Sin embargo, descartó que la renegociación de tratado genere un agravamiento de la situación, porque cuando "la gente sabe que tienes un bazuca grande, probablemente no tienes que usarla".

Ross también dijo que "estudia muy cuidadosamente" una propuesta para imponer un arancel a las importaciones mexicanas. "Cuando hayamos comprendido mejor sus detalles intrincados y cómo interactúa con todo lo demás, será cuando tomaremos una posición", explicó.

/parg

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, informó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) será renegociado a finales de este año.

En entrevista con Bloomberg, el funcionario estadounidense dijo que espera que las pláticas no duren “mucho más de un año”. Me gustaría que los resultados se tuvieran mañana, pero no es así como funciona el mundo", declaró. Precisó que la administración estadounidense apenas se encuentra en los procesos internos para iniciar esta negociación a través del TPA.

Lee también: 

El TPA, conocido como Autoridad de Promoción de Comercio o proceso “fast track”, es el procedimiento legislativo creado por el Congreso de EU con el que los legisladores definen los objetivos de las negociaciones comerciales del país y estipulan cómo debe ser el proceso. Esta declaración de Ross es la tercera en los últimos días donde reitera que la renegociación del TLCAN con México y Canadá es una prioridad para el gobierno de Donald Trump.

Apenas este martes señaló a CNN que revisar el TLCAN beneficiará a México y una buena renegociación impulsaría al peso. También habló de un comercio más justo que promueva exportaciones y el empleo. Te recomendamos: 

Además, defendió la idea de un impuesto de ajuste transfronterizo para penalizar importaciones y alentar las exportaciones.

El secretario de Comercio estadounidense mencionó que hay que “aplicar las reglas de origen” y que el salario mínimo debería subir para los trabajadores mexicanos.

El funcionario señaló que Estados Unidos se encuentra en una guerra comercial desde hace varias décadas debido a que mantiene con México "un déficit comercial casi igual que el superávit comercial combinado del resto del mundo. No es nuestro destino en la vida tener que absorber todas las exportaciones netas de todo el mundo".

Sin embargo, descartó que la renegociación de tratado genere un agravamiento de la situación, porque cuando "la gente sabe que tienes un bazuca grande, probablemente no tienes que usarla".

Ross también dijo que "estudia muy cuidadosamente" una propuesta para imponer un arancel a las importaciones mexicanas. "Cuando hayamos comprendido mejor sus detalles intrincados y cómo interactúa con todo lo demás, será cuando tomaremos una posición", explicó.

/parg