/ lunes 22 de mayo de 2017

Explosión de bomba en hospital de Tailandia deja más de 20 heridos

Una bomba de poca potencia explotó este lunes en unhospital militar del centro de Bangkok causando más de 20 heridos,en el tercer aniversario del golpe de Estado castrense enTailandia.

"Según los primeros elementos de lainvestigación, puedo decir que se trata de una bomba (...). Haymás de 20 heridos", declaró en el hospital, ante la prensa,Srivara Rangsibrahmanakul, alto responsable de lapolicía.

El último balance de la policía señala que 21personas resultaron heridas, de ellas ocho se encontraban aúnhospitalizadas. Entre los heridos, una mujer tuvo que ser operadaal recibir varios fragmentos de la bomba en la cara.

El estallido se produjo en la sala de espera delhospital, donde los usuarios esperaban para recoger losmedicamentos prescritos.

"Algunos de los heridos son exsoldados y susfamiliares, otros son civiles", precisó el general Saroj Keokajee,director del centro médico.

El hospital no tuvo que ser evacuado pues laexplosión fue leve.

No obstante, el balance podría haber sido peor,explicó el jefe de la policía tailandesa, Chakthip Chaijinda. Yaque "al artefacto le habían colocado clavos".

La explosión coincidió con el tercer aniversario deun golpe de Estado que llevó a los militares al poder, limitandoenormemente las libertades civiles y amordazando cualquier forma deoposición.

Con todo, la policía no dio prioridad a ningunapista, y se barajaba la posibilidad de que se tratase de un actoaislado, de una protesta contra los militares o de una bomba caseracomo las que los independentistas musulmanes del sur del paíssuelen utilizar con regularidad.

Por su parte, el jefe del ejército, ChalermchaiSitthisart, indicó a la prensa que esta bomba era similar a dosartefactos que explotaron en las últimas semanas en Bangkok, sincausar heridos.

Las explosiones de bombas de baja intensidad no soninusuales en Tailandia, principalmente en la época de disturbiospolíticos, como las manifestaciones de 2013-2014 que precedieronal golpe de Estado.

El lunes pasado, una pequeña bomba de fabricacióncasera explotó junto al Teatro Nacional de Bangkok, muy cerca delGran Palacio, pero sin dejar víctimas.

A principios de mayo, más de medio centenar depersonas, incluyendo niños, resultaron heridas en la explosión deun coche bomba delante de un supermercado en el sur de Tailandia,escenario de una rebelión independentista musulmana, que atizólas hostilidades tras meses de calma.

Implacable represión

El atentado más mortífero ocurrido en la capitaltailandesa se remonta a agosto de 2015, cuando una bomba explotóen pleno centro de Bangkok, en el santuario Erawan, causando veintemuertos, muchos de ellos turistas chinos.

Desde el golpe de Estado del 22 de mayo de 2014, larepresión de los militares ha sido implacable. Las manifestacionespolíticas están prohibidas y no se ha anunciado ninguna fechapara las próximas elecciones.

El lunes no se había previsto ningún acto paraconmemorar el tercer aniversario del golpe de Estado, ni por partede la Junta en el poder ni de la oposición.

Sin embargo, unos cuantos profesores se reunieron porla mañana en la universidad Thammasat, emblemática cuna de lasprotestas estudiantiles, para denunciar la represión de laslibertades civiles.

"La represión es muy eficaz. Con todas las medidastomadas estos tres últimos años para reducir al pueblo alsilencio, no hay que sorprenderse si no existe una verdaderaoposición a la Junta", lamentó Saowanee Alexander, profesor delingüística.

El ex primer ministro Yingluck Shinawatra, cuyogobierno civil fue derrocado por el golpe de 2014, siempre hainstado a sus simpatizantes a guardar moderación.

Los militares aseguran que el golpe de 2014 eranecesario para defender la monarquía, mientras que el rey deentonces, Bhumibol Adulyadej, muy enfermo, había sidohospitalizado tras 70 años de reinado.

Su hijo, el rey Maha Vajiralongkorn, que está lejosde gozar de la popularidad de su padre, lo sucedió tras su muerteen octubre.

/cpg

Una bomba de poca potencia explotó este lunes en unhospital militar del centro de Bangkok causando más de 20 heridos,en el tercer aniversario del golpe de Estado castrense enTailandia.

"Según los primeros elementos de lainvestigación, puedo decir que se trata de una bomba (...). Haymás de 20 heridos", declaró en el hospital, ante la prensa,Srivara Rangsibrahmanakul, alto responsable de lapolicía.

El último balance de la policía señala que 21personas resultaron heridas, de ellas ocho se encontraban aúnhospitalizadas. Entre los heridos, una mujer tuvo que ser operadaal recibir varios fragmentos de la bomba en la cara.

El estallido se produjo en la sala de espera delhospital, donde los usuarios esperaban para recoger losmedicamentos prescritos.

"Algunos de los heridos son exsoldados y susfamiliares, otros son civiles", precisó el general Saroj Keokajee,director del centro médico.

El hospital no tuvo que ser evacuado pues laexplosión fue leve.

No obstante, el balance podría haber sido peor,explicó el jefe de la policía tailandesa, Chakthip Chaijinda. Yaque "al artefacto le habían colocado clavos".

La explosión coincidió con el tercer aniversario deun golpe de Estado que llevó a los militares al poder, limitandoenormemente las libertades civiles y amordazando cualquier forma deoposición.

Con todo, la policía no dio prioridad a ningunapista, y se barajaba la posibilidad de que se tratase de un actoaislado, de una protesta contra los militares o de una bomba caseracomo las que los independentistas musulmanes del sur del paíssuelen utilizar con regularidad.

Por su parte, el jefe del ejército, ChalermchaiSitthisart, indicó a la prensa que esta bomba era similar a dosartefactos que explotaron en las últimas semanas en Bangkok, sincausar heridos.

Las explosiones de bombas de baja intensidad no soninusuales en Tailandia, principalmente en la época de disturbiospolíticos, como las manifestaciones de 2013-2014 que precedieronal golpe de Estado.

El lunes pasado, una pequeña bomba de fabricacióncasera explotó junto al Teatro Nacional de Bangkok, muy cerca delGran Palacio, pero sin dejar víctimas.

A principios de mayo, más de medio centenar depersonas, incluyendo niños, resultaron heridas en la explosión deun coche bomba delante de un supermercado en el sur de Tailandia,escenario de una rebelión independentista musulmana, que atizólas hostilidades tras meses de calma.

Implacable represión

El atentado más mortífero ocurrido en la capitaltailandesa se remonta a agosto de 2015, cuando una bomba explotóen pleno centro de Bangkok, en el santuario Erawan, causando veintemuertos, muchos de ellos turistas chinos.

Desde el golpe de Estado del 22 de mayo de 2014, larepresión de los militares ha sido implacable. Las manifestacionespolíticas están prohibidas y no se ha anunciado ninguna fechapara las próximas elecciones.

El lunes no se había previsto ningún acto paraconmemorar el tercer aniversario del golpe de Estado, ni por partede la Junta en el poder ni de la oposición.

Sin embargo, unos cuantos profesores se reunieron porla mañana en la universidad Thammasat, emblemática cuna de lasprotestas estudiantiles, para denunciar la represión de laslibertades civiles.

"La represión es muy eficaz. Con todas las medidastomadas estos tres últimos años para reducir al pueblo alsilencio, no hay que sorprenderse si no existe una verdaderaoposición a la Junta", lamentó Saowanee Alexander, profesor delingüística.

El ex primer ministro Yingluck Shinawatra, cuyogobierno civil fue derrocado por el golpe de 2014, siempre hainstado a sus simpatizantes a guardar moderación.

Los militares aseguran que el golpe de 2014 eranecesario para defender la monarquía, mientras que el rey deentonces, Bhumibol Adulyadej, muy enfermo, había sidohospitalizado tras 70 años de reinado.

Su hijo, el rey Maha Vajiralongkorn, que está lejosde gozar de la popularidad de su padre, lo sucedió tras su muerteen octubre.

/cpg

Política

Elecciones 2018: Endurecen castigos para fauna electoral

Mapaches, ratones locos, tejones, coyotes y topos, así como panzas de yegua,cucarachas, mamá tlacuache y cotorras podrían recibir mayores penas

Política

Llueven recursos contra la Ley de Seguridad Interior

Un total de seis recursos fueron presentados ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de la Ley de Seguridad Interior

Literatura

Un duelo fracasado en "El asesino que no seremos"

El libro del periodista Federico Mastrogiovanni aparece como una singularidad en el panorama periodístico en México

Gastronomía

El sabor del Amazonas, difícil de exportar

El chef brasileño Thiago Castanho tiene
claro que pupuñas naranjas, cachama negra, carilla, pirarucú o pan de
açaí no resultan sencillos
de obtener en Europa

Literatura

Un duelo fracasado en "El asesino que no seremos"

El libro del periodista Federico Mastrogiovanni aparece como una singularidad en el panorama periodístico en México

México

Edición Impresa 21 | enero | 2018

Consulta aquí el periódico de este domingo

Futbol

El Sergio León Chávez, el único estadio defendido a balazos por su afición

A sus casi 49 años de vida, la casa del club León es uno de los inmuebles deportivos que puede presumir de haber vivido infinidad de anécdotas

Política

Elecciones 2018: Endurecen castigos para fauna electoral

Mapaches, ratones locos, tejones, coyotes y topos, así como panzas de yegua,cucarachas, mamá tlacuache y cotorras podrían recibir mayores penas