/ lunes 6 de febrero de 2017

Gobierno rumano rechaza dimitir tras revocar decreto de corrupción

Bucarest.- El Gobierno socialdemócrata de Rumanía rechazóhoy las demandas de dimisión después de que las mayores protestasdesde la caída del comunismo en 1989 le obligaran a revocar uncontrovertido decreto que despenalizaba ciertos delitos decorrupción. El Gobierno no tiene por quédimitir. Ha sido elegido legítimamente y tiene que continuargobernando", dijo ante la prensa el líder del PartidoSocialdemócrata (PSD), Liviu Dragnea.

El PSD obtuvo el 45 % de los votos en las elecciones legislativasde diciembre y lleva apenas un mes en el poder. Además de lapresión de la calle, el Ejecutivo afronta ahora una moción decensura que presentó hoy la oposición de centroderecha y que notiene opciones de prosperar debido a la mayoría absoluta con laque cuenta en el Parlamento la coalición gubernamental entresocialdemócratas y liberales.

También puedes leer: 

"Hasta el momento, nadie ha asumido el error de promover estedecreto", dijo a los periodistas Silviu Dehelan, diputado de laUnión Salvar Rumanía (USR), una de las tres formaciones queimpulsó el voto de censura.

Para calmar la tensión, el primer ministro, Sorin Grindeanu,así como Dragnea, hablan abiertamente sobre una posibledestitución del ministro de Justicia, Florin Iordache, a quién seresponsabiliza de la redacción del decreto.

Foto: AP

"Que pasen estos dos días en los que debatiremos el presupuestoy la moción de censura. Es normal que esté el ministro. Luego, elmiércoles o el jueves, tomaré una decisión", avanzóGrindeanu.

Rumanía ha vivido en la última semana las mayoresprotestas desde la llegada de la democracia y anochesalieron a las calles medio millón de personas, de las que 300.000se manifestaron en Bucarest.

Muchos de los congregados lanzaron consignas contra el ejecutivoy pedían su dimisión al grito de "ladrones" y "traidores".

La concentración de hoy frente a la sede del Gobierno enBucarest es la menor de la última semana, en parte debido a que elEjecutivo ha retirado la normativa y al cansancio de losmanifestantes.

No obstante, algunos ciudadanos -unas 5.000 personas a primerahora de la noche- han vuelto a protestar y muchos de ellos piden ladimisión del ministro de Justicia, con gritos como "AbajoIordache".

"El tremendo ruido de la manifestación del domingo es una formade expresar que los estamos vigilando y que no nos calláremos",aseguró a Efe Cristina Gruia, una abogada de 31 años.

Foto: AP

Hemos ganado la primera batalla, pero la guerracontinúa", prosiguió Gruia. "Aún no entienden quequeremos un Parlamento limpio de condenados", dijo a Efe CostiRosca, aunque reconoce que el Gobierno tiene toda el derecho acontinuar en el poder.

El presidente, Klaus Iohannis, que se hamostrado muy crítico con el decreto, pronunciará mañanaun discurso en el Parlamento para advertir de lospeligros de modificar el código penal para suavizar loscastigos por corrupción.

Iohannis es un político de centroderecha crítico con elGobierno socialdemócrata y llegó a rechazar en diciembre a laprimera candidata del PSD para ser jefa del Ejecutivo. Mientras quela protesta ante al sede del Gobierno se reduce, crece otra frentea la presidencia -donde se concentran unas 1.500 personas- paramostrar su apoyo al Ejecutivo al grito de "respetad el voto de losrumanos".

Foto: AP

El martes pasado el Gobierno aprobó por sorpresa y conun procedimiento urgente un decreto ley que despenalizaba los casosde corrupción si causaban pérdidas al Estado por debajode 44.000 euros.

Esta modificación penal iba a acompañada de un indulto a 2.700presos por delitos menores, también por corrupción, y que elEjecutivo justificó por la necesidad de vaciar las abarrotadascárceles rumanas.

Uno de los beneficiados de la polémica medida habría sido ellíder socialdemócrata, Liviu Dragnea, que no hubiera respondidoante un tribunal por un caso de corrupción con un perjuicio parael Estado valorado en 24.000 euros.

La Fiscalía Anticorrupción ha logrado encarcelar desde 2010 amás de 3.000 políticos y funcionarios -entre ellos inclusoministros y un ex primer ministro del PSD, Adrian Nastase- lo quele ha valido los elogios de la Comisión Europea.

Bucarest.- El Gobierno socialdemócrata de Rumanía rechazóhoy las demandas de dimisión después de que las mayores protestasdesde la caída del comunismo en 1989 le obligaran a revocar uncontrovertido decreto que despenalizaba ciertos delitos decorrupción. El Gobierno no tiene por quédimitir. Ha sido elegido legítimamente y tiene que continuargobernando", dijo ante la prensa el líder del PartidoSocialdemócrata (PSD), Liviu Dragnea.

El PSD obtuvo el 45 % de los votos en las elecciones legislativasde diciembre y lleva apenas un mes en el poder. Además de lapresión de la calle, el Ejecutivo afronta ahora una moción decensura que presentó hoy la oposición de centroderecha y que notiene opciones de prosperar debido a la mayoría absoluta con laque cuenta en el Parlamento la coalición gubernamental entresocialdemócratas y liberales.

También puedes leer: 

"Hasta el momento, nadie ha asumido el error de promover estedecreto", dijo a los periodistas Silviu Dehelan, diputado de laUnión Salvar Rumanía (USR), una de las tres formaciones queimpulsó el voto de censura.

Para calmar la tensión, el primer ministro, Sorin Grindeanu,así como Dragnea, hablan abiertamente sobre una posibledestitución del ministro de Justicia, Florin Iordache, a quién seresponsabiliza de la redacción del decreto.

Foto: AP

"Que pasen estos dos días en los que debatiremos el presupuestoy la moción de censura. Es normal que esté el ministro. Luego, elmiércoles o el jueves, tomaré una decisión", avanzóGrindeanu.

Rumanía ha vivido en la última semana las mayoresprotestas desde la llegada de la democracia y anochesalieron a las calles medio millón de personas, de las que 300.000se manifestaron en Bucarest.

Muchos de los congregados lanzaron consignas contra el ejecutivoy pedían su dimisión al grito de "ladrones" y "traidores".

La concentración de hoy frente a la sede del Gobierno enBucarest es la menor de la última semana, en parte debido a que elEjecutivo ha retirado la normativa y al cansancio de losmanifestantes.

No obstante, algunos ciudadanos -unas 5.000 personas a primerahora de la noche- han vuelto a protestar y muchos de ellos piden ladimisión del ministro de Justicia, con gritos como "AbajoIordache".

"El tremendo ruido de la manifestación del domingo es una formade expresar que los estamos vigilando y que no nos calláremos",aseguró a Efe Cristina Gruia, una abogada de 31 años.

Foto: AP

Hemos ganado la primera batalla, pero la guerracontinúa", prosiguió Gruia. "Aún no entienden quequeremos un Parlamento limpio de condenados", dijo a Efe CostiRosca, aunque reconoce que el Gobierno tiene toda el derecho acontinuar en el poder.

El presidente, Klaus Iohannis, que se hamostrado muy crítico con el decreto, pronunciará mañanaun discurso en el Parlamento para advertir de lospeligros de modificar el código penal para suavizar loscastigos por corrupción.

Iohannis es un político de centroderecha crítico con elGobierno socialdemócrata y llegó a rechazar en diciembre a laprimera candidata del PSD para ser jefa del Ejecutivo. Mientras quela protesta ante al sede del Gobierno se reduce, crece otra frentea la presidencia -donde se concentran unas 1.500 personas- paramostrar su apoyo al Ejecutivo al grito de "respetad el voto de losrumanos".

Foto: AP

El martes pasado el Gobierno aprobó por sorpresa y conun procedimiento urgente un decreto ley que despenalizaba los casosde corrupción si causaban pérdidas al Estado por debajode 44.000 euros.

Esta modificación penal iba a acompañada de un indulto a 2.700presos por delitos menores, también por corrupción, y que elEjecutivo justificó por la necesidad de vaciar las abarrotadascárceles rumanas.

Uno de los beneficiados de la polémica medida habría sido ellíder socialdemócrata, Liviu Dragnea, que no hubiera respondidoante un tribunal por un caso de corrupción con un perjuicio parael Estado valorado en 24.000 euros.

La Fiscalía Anticorrupción ha logrado encarcelar desde 2010 amás de 3.000 políticos y funcionarios -entre ellos inclusoministros y un ex primer ministro del PSD, Adrian Nastase- lo quele ha valido los elogios de la Comisión Europea.

Política

SEP analiza regreso a clases presenciales en algunos estados: AMLO

El mandatario señaló que aún no se tiene una fecha específica para que los menores regresen a las aulas

Sociedad

Puebla retrocede a semáforo naranja por alza en casos de Covid

Miguel Barbosa llamó a la población a tenerle miedo al Covid-19. En las últimas 24 horas se registraron 209 nuevos casos positivos

Mundo

Trump, decepcionado de William Barr por descartar fraude electoral

The Washington Post informó que el mandatario sigue "furioso" con el fiscal general y que es posible que lo despida

Cultura

Artistas independientes exigen renuncia de Alejandra Frausto tras filtración de chat

Los integrantes de 11 colectivos aseguran que es una falta de respecto el chat en WhatsApp que se filtró en una reunión ayer y con ello se rompió el diálogo

Política

Narcotráfico y lavado de dinero, prioridades de Biden con el gobierno de México

La decición del gobierno federal de no reconocer la victoria de Biden vuelve la situación aún más complea, indicó José María Ramos

Ecología

Análisis del ADN ambiental permite saber el número de peces de los océanos

En un estudio en EU reveló que una prueba relativamente sencilla y barata de análisis del agua marina permite detectar el llamado "ADN ambiental

Mundo

EU rompe récord de muertes por Covid; supera las del 11S

Este miércoles, el país registró más de 3 mil nuevas muertes por coronavirus, rompiendo todos los récords desde que comenzó la pandemia

Finanzas

IMEF pide al Senado cuidar credibilidad de Banxico en sus reformas

El senador Ricardo Monreal propuso reformar la Ley del Banco de México para que Banxico sea el banco de última instancia para comprar las divisas excedentes

Mundo

Biden elige como asesor económico a un defensor del Acuerdo de París

El nombramiento de Brian Deese ofrece una imagen más clara de cuál será el equipo económico de Biden