/ viernes 17 de noviembre de 2017

Grace, la mujer fatal de que desmoronó el poder en Zimbabue

La pareja del Presidente Robert Mugabe, ejercía el poder desde las sombras y aspiraba a suceder a su esposo

Hasta el miércoles último, la ambiciosa Grace Mugabe aspiraba a dejar de ser la First Lady de Zimbabue para convertirse en la sucesora de su marido en las elecciones previstas para 2018. El veterano dictador Robert Mugabe, de 93 años, que controla el poder desde 1980, había dado su acuerdo sin imaginar los enormes riesgos que entrañaba esa transición.

El golpe militar del miércoles pasado le hizo comprender la dimensión de su error.

Conocida por los sobrenombres poco elogiosos de Disgrace, Gigi, The First Shopper (primera compradora), o Gucci Grace (por su tendencia a vestirse con modelos de la firma italiana), esa mujer de aspecto felino, de 52 años, era hasta ahora quien ejercía desde las sombras el poder y vivía rodeada de lujo en ese país africano considerado como uno de los más pobres del mundo. Su guardarropas, como el que poseía la ex First Lady de Filipinas, Imelda Marcos, encierra centenares de pares de zapatos, miles de vestidos y joyas extravagantes.

Una periodista que intentó hacer el inventario de su vestuario, a partir de las fotos de los modelos utilizados en sus apariciones públicas, fue encarcelada y expulsada del país.

El detonante que precipitó el pronunciamiento fue la confesión formulada ante miles de militantes durante un acto en un gran estadio de Harare, la capital: “Le dije a Mugabe que debía permitirme ocupar su lugar”.

En ese momento prácticamente había logrado eliminar a su rival

Emmerson Mnangagwa (a) El cocodrilo, considerado como el sucesor natural de Mugabe. A comienzos de octubre consiguió hacerlo destituir de la vicepresidencia y de su cargo como ministro de Justicia. El 6 de noviembre lo hizo acusar de complot. En los círculos cercanos al poder en Harare se afirma que incluso intentó asesinarlo con un helado envenenado.

Mnangagwa era un hombre respetado en los círculos de poder por su pasado anticolonialista forjado en el exilio y la prisión. La “trepadora” Grace, en cambio, carecía de pasado revolucionario, no tenía legitimidad política -solo era jefa del ala femenina del partido ZANU-PF- y tampoco poseía la menor formación política o académica. Su único título es un diploma en literatura inglesa, grotescamente falsificado.

Su ascenso fulgurante comenzó cuando se incorporó como dactilógrafa a la presidencia y rápidamente se convirtió en amante de Mugabe. Tras la muerte de la primera esposa del presidente, se casó con él en 1996 en una fastuosa ceremonia católica definida como “la boda del siglo” a la que asistieron 40 mil invitados. Para concretar ese enlace, el presidente tuvo que alejar del país al primer marido de Grace, Stanley Goreraza, que fue enviado como consejero a la embajada en Pekín.

Ahora, aunque pueda escapar con vida y salir del país, parece evidente que su buena estrella dejó de brillar.

Hasta el miércoles último, la ambiciosa Grace Mugabe aspiraba a dejar de ser la First Lady de Zimbabue para convertirse en la sucesora de su marido en las elecciones previstas para 2018. El veterano dictador Robert Mugabe, de 93 años, que controla el poder desde 1980, había dado su acuerdo sin imaginar los enormes riesgos que entrañaba esa transición.

El golpe militar del miércoles pasado le hizo comprender la dimensión de su error.

Conocida por los sobrenombres poco elogiosos de Disgrace, Gigi, The First Shopper (primera compradora), o Gucci Grace (por su tendencia a vestirse con modelos de la firma italiana), esa mujer de aspecto felino, de 52 años, era hasta ahora quien ejercía desde las sombras el poder y vivía rodeada de lujo en ese país africano considerado como uno de los más pobres del mundo. Su guardarropas, como el que poseía la ex First Lady de Filipinas, Imelda Marcos, encierra centenares de pares de zapatos, miles de vestidos y joyas extravagantes.

Una periodista que intentó hacer el inventario de su vestuario, a partir de las fotos de los modelos utilizados en sus apariciones públicas, fue encarcelada y expulsada del país.

El detonante que precipitó el pronunciamiento fue la confesión formulada ante miles de militantes durante un acto en un gran estadio de Harare, la capital: “Le dije a Mugabe que debía permitirme ocupar su lugar”.

En ese momento prácticamente había logrado eliminar a su rival

Emmerson Mnangagwa (a) El cocodrilo, considerado como el sucesor natural de Mugabe. A comienzos de octubre consiguió hacerlo destituir de la vicepresidencia y de su cargo como ministro de Justicia. El 6 de noviembre lo hizo acusar de complot. En los círculos cercanos al poder en Harare se afirma que incluso intentó asesinarlo con un helado envenenado.

Mnangagwa era un hombre respetado en los círculos de poder por su pasado anticolonialista forjado en el exilio y la prisión. La “trepadora” Grace, en cambio, carecía de pasado revolucionario, no tenía legitimidad política -solo era jefa del ala femenina del partido ZANU-PF- y tampoco poseía la menor formación política o académica. Su único título es un diploma en literatura inglesa, grotescamente falsificado.

Su ascenso fulgurante comenzó cuando se incorporó como dactilógrafa a la presidencia y rápidamente se convirtió en amante de Mugabe. Tras la muerte de la primera esposa del presidente, se casó con él en 1996 en una fastuosa ceremonia católica definida como “la boda del siglo” a la que asistieron 40 mil invitados. Para concretar ese enlace, el presidente tuvo que alejar del país al primer marido de Grace, Stanley Goreraza, que fue enviado como consejero a la embajada en Pekín.

Ahora, aunque pueda escapar con vida y salir del país, parece evidente que su buena estrella dejó de brillar.

Finanzas

Banco del Bienestar redujo 10% su personal en 2020, pero niega recorte

Solamente se van los empleados que no cumplen sus obligaciones, dijo el Banco del Bienestar

CDMX

Dueños de los Cetram: Lidera Viva Aerobús y también Taxqueña y Zaragoza

Roberto Alcántara y sus socios planearon centros comerciales y cuartos de hotel, pero ahora tienen que rediseñar sus propuestas, no solo por la revisión hecha por el gobierno actual, también por el contexto económico derivado por la pandemia

Sociedad

Diputados gastarán 7.9 mdp en blindar acceso a San Lázaro

La estructura protegerá el paso de los legisladores, será tubular, con lámina acanalada y malla electrosoldada

CDMX

#Data | Con todo y pandemia, millones usan el metro

El sistema de transporte colectivo, en noviembre estaba moviendo a más de 70 millones de personas

Celebridades

Federico Ayos disfruta interpretar papeles complejos

El argentino participa en Te acuerdas de mí, una producción en la que comparte créditos con Gabriel Soto y Fátima Molina

Mundo

Bajo observación | Dos de cada 10 nuevos casos de Covid en EU suceden en California

México reportó 8 mil 74 nuevos contagios del coronavirus en las últimas 24 horas para un total de un millón 649 mil 502 casos confirmados

Gossip

Vida de Tiger Woods al descubierto, se estrena documental sobre el golfista por HBO

Testimonios de importantes personajes develan secretos sobre la controvertida trayectoria del famoso golfista

Política

Caen extradiciones hacia EU con AMLO

El total de envíos de jefes criminales desde México bajó a 58 en 2019 y en su mayoría fueron peces pequeños

Sociedad

Diputados gastarán 7.9 mdp en blindar acceso a San Lázaro

La estructura protegerá el paso de los legisladores, será tubular, con lámina acanalada y malla electrosoldada