/ viernes 14 de octubre de 2016

Hollande queda envuelto en el escándalo por libro de confidencias

PARÍS, Francia. (OEM-informex).- El presidente FrançoisHollande quedó sumergido en una nueva tormenta política, debido aun libro de confidencias publicado ayer en Francia, que contieneexplosivas reflexiones sobre su adversario Nicolas Sarkozy, elexprimer ministro François Fillon, el Islam y sobre las tresmujeres de su vida sentimental: Ségolène Royal, ValérieTrierweiler y su actual compañera, la actriz Julie Gayet.

En un volumen de 672 páginas, titulado Un président ne devraitpas dire ça... (Un presidente no debería decir eso), losperiodistas Fabrice Lhomme y Gérard Davet, ambos del diario LeMonde, revelan el contenido de las 61 reuniones que mantuvieron conHollande desde el momento que asumió el poder, en 2012.

La relación se fue haciendo tan intensa con el correr deltiempo que, en cierto momento, el presidente aceptó cenar en lacasa de uno de ellos. Las revelaciones, desgranadas a lo largo decinco años constituyen un hecho sin precedentes en la historia dela Quinta República y provocaron estupor, incluso en su propiopartido, indignación entre los magistrados e ironías en laoposición de derecha.

También puedes leer: 

El aspecto más sorprendente de esas confesiones reside en que,a veces, se ubican muy lejos de lo que suele decir en público.

Sobre la inmigración, por ejemplo, el jefe del Estado afirmaque “llegan demasiados inmigrantes, que no deberían estaraquí". También dice que "hay un problema con el Islam. Es verdad.Nadie lo duda".

Para Hollande, en realidad, "no es el Islam que planteaproblemas en tanto que religión per se, sino porque quiereafirmarse como religión en el seno de la República (laica)".

Otro problema grave es que "los musulmanes no denuncian losactos de radicalización" y "los imames se comportan de maneraantirepublicana".

El presidente también evoca extensamente la personalidad delexpresidente conservador Nicolas Sarkozy, a quien califica de"pequeño de Gaulle.

Tuvimos a Napoleón, el pequeño. Y bien, él será de Gaulle,el pequeño", ironiza. Hollande considera a su antecesor en elcargo como un personaje "grosero, mala persona y cínico". "Lo quenadie ve en él, es que no sabe diferenciar entre lo que es posibley lo que no lo es, lo legal y lo ilegal, lo decente y lo indecente.¿Por qué [tiene] esa especie de atracción por el dinero? Solo serodea de gente de dinero. ¿Por qué?", insiste. Y continúa: "Comopresidente de la República, jamás fui inculpado. Nunca espié aun juez, jamás solicité nada a un juez, jamás fui financiado porLibia", subraya, evocando la investigación judicial en curso sobrelas supuestas entregas de dinero del exdictador Muammar Khadafi ala campaña presidencial de Sarkozy en 2007, estimadas, en total,en unos 50 millones de euros.

También puedes leer: 

El actual presidente habla también de las sospechas que pesaronalguna vez sobre François Fillon, exprimer ministro de NicolasSarkozy y actual pre-candidato presidencial de Los Republicanos,que habría solicitado al Elíseo acelerar las investigacionesjudiciales contra el exmandatario. Hollande confirma: "Le dijo aJouyet (secretario general de la presidencia), "¿pero cómo esposible que no puedan obligar a la justicia a hacer más?",precisó.

Hollande habla también de otras personalidades. Refiriéndose asu primer ministro, Manuel Valls, dice que "gracias a su lealtadabsoluta", podría ser su heredero. A Emmanuel Macron, exministrode Economía: lo califica de "buen muchacho" y de "auténticamentede izquierda".

"Emmanuel Macron soy yo", afirmó antes de la traición de suexministro para fundar su propio partido.

Hollande, que es un fanático de futbol, también formulódurante sus entrevistas con los periodistas algunos comentariossobre el seleccionado francés. En un momento confiesa que ledaría a ciertos jugadores lecciones de "usculación del cerebro".El drama de esas estrellas del balón es que "pasaron sin ningunapreparación de ser chicos mal educados a estrellas inmensamentericas".

Por último, sin hablar explícitamente del tema, aborda laposibilidad de su futura candidatura a la reelección presidencial:"No tengo miedo de perder", asegura. En ese caso, "no me sentiréfrustrado" ni "guardaré rencor contra los franceses". En una nuevaelusión a su gran rival, anticipó que "en todo caso no correrédetrás del dinero" pronunciando conferencias, como ha hechoSarkozy en los últimos cuatro años y medio. A título detestamento político, confiesa, por último, que le gustaría serrecordado como "un hombre valiente".

También puedes leer: 

Sus declaraciones fueron criticadas, en términos serios oirónicos, por numerosos dirigentes de la oposición de derecha.Hablando de los numerosos libros con declaraciones de Hollandepublicados en los últimos meses, el líder centrista FrançoisBayrou se preguntó de dónde saca tanto tiempo el presidente "paraconsagrar centenares y centenares de horas a hablar" conperiodistas "en lugar de dedicarse a gobernar".

La crispación provocada por ese documento sin precedentes,podría en todo caso, deteriorar aun más la imagen de unpresidente que se esfuerza en defender un balance malogrado por undesempleo persistente, que afecta a 10 por ciento de la población.Para Frederic Dabi, del instituto de sondeos IFOP, el problema noes la aparición de un nuevo libro de confidencias presidenciales,esta vez lo que perturba es la palabra "expresada sin filtro por laprincipal personalidad del Estado".

Bloqueado desde hace meses en 15 por ciento de opinionesfavorables, su gran desafío actual es volver a ser "audible" antela opinión pública.

También puedes leer: 

Hollande prometió anunciar en diciembre si se postula para unnuevo mandato de cinco años. Las elecciones presidenciales enFrancia están programadas para el 23 de abril y el 7 de mayo de2017.

El impacto provocado por la aparición del libro eclipsó enparte el primer debate entre los candidatos a la primaria delpartido de derecha Los Republicanos (LR). Algunos dirigentes de esemovimiento acusaron a Hollande de haber elegido el momento paraperturbar el debate interno de sus adversarios.

PARÍS, Francia. (OEM-informex).- El presidente FrançoisHollande quedó sumergido en una nueva tormenta política, debido aun libro de confidencias publicado ayer en Francia, que contieneexplosivas reflexiones sobre su adversario Nicolas Sarkozy, elexprimer ministro François Fillon, el Islam y sobre las tresmujeres de su vida sentimental: Ségolène Royal, ValérieTrierweiler y su actual compañera, la actriz Julie Gayet.

En un volumen de 672 páginas, titulado Un président ne devraitpas dire ça... (Un presidente no debería decir eso), losperiodistas Fabrice Lhomme y Gérard Davet, ambos del diario LeMonde, revelan el contenido de las 61 reuniones que mantuvieron conHollande desde el momento que asumió el poder, en 2012.

La relación se fue haciendo tan intensa con el correr deltiempo que, en cierto momento, el presidente aceptó cenar en lacasa de uno de ellos. Las revelaciones, desgranadas a lo largo decinco años constituyen un hecho sin precedentes en la historia dela Quinta República y provocaron estupor, incluso en su propiopartido, indignación entre los magistrados e ironías en laoposición de derecha.

También puedes leer: 

El aspecto más sorprendente de esas confesiones reside en que,a veces, se ubican muy lejos de lo que suele decir en público.

Sobre la inmigración, por ejemplo, el jefe del Estado afirmaque “llegan demasiados inmigrantes, que no deberían estaraquí". También dice que "hay un problema con el Islam. Es verdad.Nadie lo duda".

Para Hollande, en realidad, "no es el Islam que planteaproblemas en tanto que religión per se, sino porque quiereafirmarse como religión en el seno de la República (laica)".

Otro problema grave es que "los musulmanes no denuncian losactos de radicalización" y "los imames se comportan de maneraantirepublicana".

El presidente también evoca extensamente la personalidad delexpresidente conservador Nicolas Sarkozy, a quien califica de"pequeño de Gaulle.

Tuvimos a Napoleón, el pequeño. Y bien, él será de Gaulle,el pequeño", ironiza. Hollande considera a su antecesor en elcargo como un personaje "grosero, mala persona y cínico". "Lo quenadie ve en él, es que no sabe diferenciar entre lo que es posibley lo que no lo es, lo legal y lo ilegal, lo decente y lo indecente.¿Por qué [tiene] esa especie de atracción por el dinero? Solo serodea de gente de dinero. ¿Por qué?", insiste. Y continúa: "Comopresidente de la República, jamás fui inculpado. Nunca espié aun juez, jamás solicité nada a un juez, jamás fui financiado porLibia", subraya, evocando la investigación judicial en curso sobrelas supuestas entregas de dinero del exdictador Muammar Khadafi ala campaña presidencial de Sarkozy en 2007, estimadas, en total,en unos 50 millones de euros.

También puedes leer: 

El actual presidente habla también de las sospechas que pesaronalguna vez sobre François Fillon, exprimer ministro de NicolasSarkozy y actual pre-candidato presidencial de Los Republicanos,que habría solicitado al Elíseo acelerar las investigacionesjudiciales contra el exmandatario. Hollande confirma: "Le dijo aJouyet (secretario general de la presidencia), "¿pero cómo esposible que no puedan obligar a la justicia a hacer más?",precisó.

Hollande habla también de otras personalidades. Refiriéndose asu primer ministro, Manuel Valls, dice que "gracias a su lealtadabsoluta", podría ser su heredero. A Emmanuel Macron, exministrode Economía: lo califica de "buen muchacho" y de "auténticamentede izquierda".

"Emmanuel Macron soy yo", afirmó antes de la traición de suexministro para fundar su propio partido.

Hollande, que es un fanático de futbol, también formulódurante sus entrevistas con los periodistas algunos comentariossobre el seleccionado francés. En un momento confiesa que ledaría a ciertos jugadores lecciones de "usculación del cerebro".El drama de esas estrellas del balón es que "pasaron sin ningunapreparación de ser chicos mal educados a estrellas inmensamentericas".

Por último, sin hablar explícitamente del tema, aborda laposibilidad de su futura candidatura a la reelección presidencial:"No tengo miedo de perder", asegura. En ese caso, "no me sentiréfrustrado" ni "guardaré rencor contra los franceses". En una nuevaelusión a su gran rival, anticipó que "en todo caso no correrédetrás del dinero" pronunciando conferencias, como ha hechoSarkozy en los últimos cuatro años y medio. A título detestamento político, confiesa, por último, que le gustaría serrecordado como "un hombre valiente".

También puedes leer: 

Sus declaraciones fueron criticadas, en términos serios oirónicos, por numerosos dirigentes de la oposición de derecha.Hablando de los numerosos libros con declaraciones de Hollandepublicados en los últimos meses, el líder centrista FrançoisBayrou se preguntó de dónde saca tanto tiempo el presidente "paraconsagrar centenares y centenares de horas a hablar" conperiodistas "en lugar de dedicarse a gobernar".

La crispación provocada por ese documento sin precedentes,podría en todo caso, deteriorar aun más la imagen de unpresidente que se esfuerza en defender un balance malogrado por undesempleo persistente, que afecta a 10 por ciento de la población.Para Frederic Dabi, del instituto de sondeos IFOP, el problema noes la aparición de un nuevo libro de confidencias presidenciales,esta vez lo que perturba es la palabra "expresada sin filtro por laprincipal personalidad del Estado".

Bloqueado desde hace meses en 15 por ciento de opinionesfavorables, su gran desafío actual es volver a ser "audible" antela opinión pública.

También puedes leer: 

Hollande prometió anunciar en diciembre si se postula para unnuevo mandato de cinco años. Las elecciones presidenciales enFrancia están programadas para el 23 de abril y el 7 de mayo de2017.

El impacto provocado por la aparición del libro eclipsó enparte el primer debate entre los candidatos a la primaria delpartido de derecha Los Republicanos (LR). Algunos dirigentes de esemovimiento acusaron a Hollande de haber elegido el momento paraperturbar el debate interno de sus adversarios.

Finanzas

Citibanamex asume victoria de AMLO

El grupo financiero considera en un reporte especial titulado "La paradoja de abril" a las "elecciones mexicanas no como un evento, sino como un proceso"

Política

Candidatos ensayan en Palacio de Minería para debate presidencial

La primera en llegar fue Margarita Zavala, posteriormente José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, y al final "El Bronco"

Finanzas

México y UE alcanzan acuerdo para modernizar el TLCUEM

"Este instrumento amplía nuestros mercados y nos consolida como socios prioritarios", sostuvo Peña Nieto

Política

Marko Cortés pide mantener la unidad del Frente en Michoacán

Tras el apoyo de Aureoles al candidato del PRI, ha exigido desustituir al hermano del gobernador para tomar su lugar hacia el Senado

Ecología

Rescatan a jaguar encadenado en casa sin garras ni colmillos

También estaba castrado, por lo cual se aseguró por estas faltas al trato digno y respetuoso

Política

Silvano Aureoles respaldará a Meade; "no te fallaré", responde

Consideró que "lo que está en juego va más allá de ideologías, partidos o colores" y le deseó suerte para el debate de este domingo

Automotriz

Alfa Romeo Stelvio, un pura sangre italiano

Tecnología, diseño, confort y seguridad; un SUV listo para competir en el segmento Premium

Futbol

Final feliz: Cruz Azul se despide de su estadio con triunfo sobre Morelia

El uruguayo Martín Cauteruccio al minuto 11 y el ecuatoriano Ángel Mena al 39 firmaron los goles del triunfo

Mundo

Daniel Ortega anuncia diálogo tras protestas que dejaron 10 muertos en Nicaragua

Las manifestaciones son contra un paquete de reformas al Seguro Social que aumento las cuotas patronales y laborales y reduce en un 5% las pensiones