/ lunes 13 de marzo de 2017

Huelga en aeropuertos de Berlín se extiende hasta el miércoles

Alrededor de dos mil empleados del personal de aviación en tierra se encuentran de nuevo en huelga en esta capital alemana, paro que se prevé concluya el miércoles por la mañana, anunció hoy el sindicato VERDI, uno de los más grandes e influyentes del país.

El alcalde berlinés Michael Müller, quien junto con su delegación viajaría a Moscú por tres días, también se vio afectado por la huelga y tuvo que partir desde la capital del estado de Sajonia, Dresden.

En los aeropuertos de Tegel y Schönefeld casi todos los vuelos desde y hacia Berlín se cancelaron.

"Esperamos que la participación sea de casi 100 por ciento", dijo el líder de Verdi, Enrico Rumker, al canal de Radiodifusión Berlín-Brandeburgo, RBB por sus siglas en alemán.

Se suspendieron hoy 448 salidas en Tegel y 194 la víspera, informó un portavoz de la compañía del gestor aeroportuario Berlín Brandenburg, cifras que podrían aumentar. "Pedimos a todos los pasajeros que pregunten antes de la salida con su aerolínea acerca del estado actual de su vuelo", señaló el vocero.

Se prevé la cancelación de todos los vuelos hasta la noche de este lunes en Schönefeld, mientras que en cambio en Tegel 16 vuelos sí se realizarán. Turkish Airlines cuenta con su propio personal para llevar a cabo por sí mismo los vuelos, según informó Verdi.

Air Berlin también ofrece todavía un par de vuelos de larga distancia a Nueva York, Chicago y Abu Dabi. Los pasajeros afectados de Air Berlín y Lufthansa con vuelos nacionales alemanes pueden cambiar sus pasajes por boletos de tren u otros vuelos de manera gratuita.

También, la compañía de autobuses Flixbus aumentó su capacidad de unidades para que los pasajeros puedan viajar desde otros aeropuertos alemanes.

El personal de tierra actualmente obtiene unos once euros por hora, mientras el sindicato pide un euro más por hora y mejorar sus condiciones. Verdi apuntó que desde la externalización y privatización de servicios, el sueldo se vio reducido en 25 por ciento.

/cpg

Alrededor de dos mil empleados del personal de aviación en tierra se encuentran de nuevo en huelga en esta capital alemana, paro que se prevé concluya el miércoles por la mañana, anunció hoy el sindicato VERDI, uno de los más grandes e influyentes del país.

El alcalde berlinés Michael Müller, quien junto con su delegación viajaría a Moscú por tres días, también se vio afectado por la huelga y tuvo que partir desde la capital del estado de Sajonia, Dresden.

En los aeropuertos de Tegel y Schönefeld casi todos los vuelos desde y hacia Berlín se cancelaron.

"Esperamos que la participación sea de casi 100 por ciento", dijo el líder de Verdi, Enrico Rumker, al canal de Radiodifusión Berlín-Brandeburgo, RBB por sus siglas en alemán.

Se suspendieron hoy 448 salidas en Tegel y 194 la víspera, informó un portavoz de la compañía del gestor aeroportuario Berlín Brandenburg, cifras que podrían aumentar. "Pedimos a todos los pasajeros que pregunten antes de la salida con su aerolínea acerca del estado actual de su vuelo", señaló el vocero.

Se prevé la cancelación de todos los vuelos hasta la noche de este lunes en Schönefeld, mientras que en cambio en Tegel 16 vuelos sí se realizarán. Turkish Airlines cuenta con su propio personal para llevar a cabo por sí mismo los vuelos, según informó Verdi.

Air Berlin también ofrece todavía un par de vuelos de larga distancia a Nueva York, Chicago y Abu Dabi. Los pasajeros afectados de Air Berlín y Lufthansa con vuelos nacionales alemanes pueden cambiar sus pasajes por boletos de tren u otros vuelos de manera gratuita.

También, la compañía de autobuses Flixbus aumentó su capacidad de unidades para que los pasajeros puedan viajar desde otros aeropuertos alemanes.

El personal de tierra actualmente obtiene unos once euros por hora, mientras el sindicato pide un euro más por hora y mejorar sus condiciones. Verdi apuntó que desde la externalización y privatización de servicios, el sueldo se vio reducido en 25 por ciento.

/cpg