/ jueves 27 de septiembre de 2018

Julian Assange deja la dirección de WikiLeaks por estar incomunicado

En su lugar quedará su estrecho colaborador el periodista de investigación islandés Kristinn Hrafnsson

El informático australiano Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, ha dejado la dirección de WikiLeaks, aunque permanecerá en el equipo editorial, ha informado el propio portal en su cuenta oficial de Twitter.

Assange, que en 2006 fundó la página web de difusión de información confidencial de gobiernos y empresas, no puede seguir en la dirección debido a que desde hace seis meses está "incomunicado", después de que el Gobierno de Quito le restringiera las comunicaciones.

El australiano, que desde finales del año pasado es naturalizado ecuatoriano, ha nombrado como nuevo "editor jefe" a su estrecho colaborador el periodista de investigación islandés Kristinn Hrafnsson, explica en la red social.

"Debido a las extraordinarias circunstancias en las que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, está retenido incomunicado (salvo visitas de sus abogados) desde hace seis meses mientras permanece arbitrariamente detenido en la embajada de Ecuador, Assange ha nombrado a Kristinn Hrafnsson editor jefe de WikiLeaks", señala.

Hrafnsson muestra por su parte su determinación por mantener el proyecto.

"Condeno el tratamiento de Julian Assange que lleva a mi nuevo cargo, pero acepto la responsabilidad de asegurar la continuidad del importante trabajo basado en los ideales de WikiLeaks", indica.

Assange, de 47 años, no ha abandonado la pequeña legación diplomática desde 2012 por temor a que las autoridades británicas lo deporten a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la difusión desde 2010 de numerosos documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

El fundador de WikiLeaks obtuvo el asilo de Ecuador después de que fracasara el proceso legal en el Reino Unido para impedir su extradición a Suecia, que desde 2010 le requería por presuntos delitos sexuales, una causa que finalmente fue archivada.

Assange combatió esa extradición porque temía que Suecia le entregara a EEUU, a cuyo Gobierno abochornó al publicar en 2010 miles de cables diplomáticos que pusieron en evidencia a países de todo el mundo.

Las relaciones entre el periodista, que sufre problemas de salud, y el Estado ecuatoriano se han deteriorado en los últimos tiempos, pero el Gobierno de Quito sigue intentando negociar con el de Londres una vía para sacarle de la embajada.

El informático australiano Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, ha dejado la dirección de WikiLeaks, aunque permanecerá en el equipo editorial, ha informado el propio portal en su cuenta oficial de Twitter.

Assange, que en 2006 fundó la página web de difusión de información confidencial de gobiernos y empresas, no puede seguir en la dirección debido a que desde hace seis meses está "incomunicado", después de que el Gobierno de Quito le restringiera las comunicaciones.

El australiano, que desde finales del año pasado es naturalizado ecuatoriano, ha nombrado como nuevo "editor jefe" a su estrecho colaborador el periodista de investigación islandés Kristinn Hrafnsson, explica en la red social.

"Debido a las extraordinarias circunstancias en las que Julian Assange, fundador de WikiLeaks, está retenido incomunicado (salvo visitas de sus abogados) desde hace seis meses mientras permanece arbitrariamente detenido en la embajada de Ecuador, Assange ha nombrado a Kristinn Hrafnsson editor jefe de WikiLeaks", señala.

Hrafnsson muestra por su parte su determinación por mantener el proyecto.

"Condeno el tratamiento de Julian Assange que lleva a mi nuevo cargo, pero acepto la responsabilidad de asegurar la continuidad del importante trabajo basado en los ideales de WikiLeaks", indica.

Assange, de 47 años, no ha abandonado la pequeña legación diplomática desde 2012 por temor a que las autoridades británicas lo deporten a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la difusión desde 2010 de numerosos documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

El fundador de WikiLeaks obtuvo el asilo de Ecuador después de que fracasara el proceso legal en el Reino Unido para impedir su extradición a Suecia, que desde 2010 le requería por presuntos delitos sexuales, una causa que finalmente fue archivada.

Assange combatió esa extradición porque temía que Suecia le entregara a EEUU, a cuyo Gobierno abochornó al publicar en 2010 miles de cables diplomáticos que pusieron en evidencia a países de todo el mundo.

Las relaciones entre el periodista, que sufre problemas de salud, y el Estado ecuatoriano se han deteriorado en los últimos tiempos, pero el Gobierno de Quito sigue intentando negociar con el de Londres una vía para sacarle de la embajada.

Política

Sigue tensión en Morena: chocan Monreal y Polevnsky

La falta de recursos en el el Instituto Nacional de Formación Política causó la molestia

Sociedad

México, el “Bangkok de Latinoamérica” por aumento de turismo sexual

De acuerdo con datos de SIPINNA, algunos de los ciudadanos que provienen de EU, Canadá, Inglaterra y Holanda llegan al país en busca de tener algún encuentro sexual con menores de edad

CDMX

Damnificados del 19S denuncian amenazas de constructoras

La jefa de Gobierno les pide paciencia, ya que para reconstruir hay procesos administrativos que no pueden saltarse