/ sábado 7 de noviembre de 2020

"Lo hicimos, Joe". Kamala Harris hace historia y se convierte en la primera vicepresidenta de EU

La exfiscal e hija de inmigrantes permitió que Biden obtuviera el apoyo de un electorado más diverso que buscaba estar mejor representado en la cima del poder

"Lo hicimos, Joe", se escucha decir a Kamala Harris mientras conversa por teléfono con Joe Biden tras conocerse las proyecciones que ganó el estado de Pensilvania, con lo cual alcanzó la mayoría necesaria en el Colegio Electoral para superar al mandatario republicano Donald Trump.

"¡Lo hemos conseguido! ¡Lo hemos conseguido, Joe! Vas a ser el próximo presidente de Estados Unidos", dijo Harris antes de soltar una carcajada de alegría.

El breve video muestra a Harris al aire libre, vestida con ropa deportiva, el pelo recogido y gafas de sol, y con una amplia sonrisa en la cara.

Es la consagración de una carrera extraordinaria: Kamala Harris, exfiscal e hija de inmigrantes, pasa a la historia como la primera mujer en convertirse en vicepresidenta de Estados Unidos.

A los 56 años, la dinámica y belicosa senadora demócrata de California permitió que Joe Biden, de 77 años, obtuviera el apoyo de un electorado más diverso que buscaba estar mejor representado en la cima del poder.

Tanto es así que algunos dijeron que no votaron por Biden, sino por ella, una abogada de padre jamaicano y madre india.

➡️ Elecciones EU 2020: Trump y Biden por la presidencia, ¿habrá reelección o renovación?

Durante la campaña, quien también será la primera persona negra vicepresidente del país ha llamado incansablemente a una movilización histórica de mujeres y minorías, denunciando los intentos de obstruir el voto en los estados tradicionalmente republicanos.

"¿Por qué creen que tanta gente poderosa (...) está tratando de impedirles que voten?", preguntó en Georgia, un estado sureño clave para la victoria. "Ellos saben del poder que ustedes tienen", respondió. "No permitan que nadie los deje fuera del juego".

Foto: AFP

Siempre con tapabocas para protegerse del coronavirus y respetando la distancia social como Biden, Harris hizo una campaña más activa que el septuagenario, bailando al ritmo de bandas de música o hablando con clientes de los cafés, siempre al aire libre por el covid-19.

También conoció en Milwaukee a la familia de Jacob Blake, un hombre negro gravemente herido por la policía en medio de manifestaciones durante la oleada de este año contra el racismo en Estados Unidos.

Pionera

Con una carrera brillante, digna del mejor "sueño americano" a pesar de capítulos controvertidos, Harris soñaba con convertirse en la primera mujer negra presidenta de Estados Unidos.

Finalmente se postuló a la vicepresidencia pero, sin duda, con la mirada puesta en las elecciones presidenciales de 2024 y la esperanza de romper entonces el techo de cristal definitivo.

Harris ya tiene títulos de pionera. Creció en Oakland, donde su padre, profesor de economía, y su madre, investigadora del cáncer de mama, eran activistas de los derechos civiles.

Foto: Reuters

Graduada de la Universidad Howard, fundada en Washington DC para acoger a estudiantes afroestadounidenses en medio de la segregación, recuerda regularmente su membresía en la asociación de estudiantes negros "Alpha Kappa Alpha".

Después de dos mandatos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal general de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también la primera persona negra, en encabezar los servicios judiciales del estado más poblado del país.

Luego, en enero de 2017, prestó juramento en el Senado en la capital estadounidense como la primera mujer del sur de Asia y la segunda senadora negra de la historia.

Su riguroso cuestionamiento de los candidatos presidenciales durante las audiencias de confirmación en el Senado la hizo conocer como el rostro contra los magistrados designados a la Corte Suprema Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

Durante las primarias demócratas, también prometió "liderar la acusación" contra Trump en el Congreso.

"Monstruo"

Pero fue durante uno de los debates de las internas partidarias, cuando se enfrentó al propio Biden, atacándolo por sus posiciones pasadas con respecto a las políticas de segregación racial en la década de 1970.

Conmovió al contar cómo, cuando era pequeña, estaba en uno de los autobuses que llevaban escolares negros a barrios blancos, con lo cual creció brevemente en las encuestas.

Sin embargo, terminó tirando la toalla de la carrera presidencial. Su experiencia en los poderes legislativo, judicial y ejecutivo, y su cercanía con Beau Biden, hijo de Joe y exfiscal de Delaware que murió de cáncer en 2015, convencieron a su exrival de elegirla como su compañera de fórmula.

Foto: AFP

A Biden también le sirve su imagen de mujer moderna, "Momala" de los hijos de su marido y orgullosa de su familia ensamblada con el abogado blanco Douglas Emhoff, quien también participó activamente en la campaña presidencial.

Pero el pasado de Harris como fiscal también pesa en su contra. Votantes negros y progresistas deploran su reputación de dureza, en particular al castigar estrictamente delitos menores que, según sus detractores, han afectado principalmente a las minorías.

Frente a Mike Pence, en el único debate de los candidatos a vicepresidentes, atacó varias veces el manejo del gobierno de la crisis del coronavirus, que calificó como "el mayor fracaso de cualquier administración presidencial en la historia" del país.

Al día siguiente, el presidente Donald Trump la llamó "monstruo" que solo dice "mentiras" y desde entonces no ha cesado de advertir contra las opiniones de Harris que, según él, hundirán a Estados Unidos en un odiado "socialismo"

"Lo hicimos, Joe", se escucha decir a Kamala Harris mientras conversa por teléfono con Joe Biden tras conocerse las proyecciones que ganó el estado de Pensilvania, con lo cual alcanzó la mayoría necesaria en el Colegio Electoral para superar al mandatario republicano Donald Trump.

"¡Lo hemos conseguido! ¡Lo hemos conseguido, Joe! Vas a ser el próximo presidente de Estados Unidos", dijo Harris antes de soltar una carcajada de alegría.

El breve video muestra a Harris al aire libre, vestida con ropa deportiva, el pelo recogido y gafas de sol, y con una amplia sonrisa en la cara.

Es la consagración de una carrera extraordinaria: Kamala Harris, exfiscal e hija de inmigrantes, pasa a la historia como la primera mujer en convertirse en vicepresidenta de Estados Unidos.

A los 56 años, la dinámica y belicosa senadora demócrata de California permitió que Joe Biden, de 77 años, obtuviera el apoyo de un electorado más diverso que buscaba estar mejor representado en la cima del poder.

Tanto es así que algunos dijeron que no votaron por Biden, sino por ella, una abogada de padre jamaicano y madre india.

➡️ Elecciones EU 2020: Trump y Biden por la presidencia, ¿habrá reelección o renovación?

Durante la campaña, quien también será la primera persona negra vicepresidente del país ha llamado incansablemente a una movilización histórica de mujeres y minorías, denunciando los intentos de obstruir el voto en los estados tradicionalmente republicanos.

"¿Por qué creen que tanta gente poderosa (...) está tratando de impedirles que voten?", preguntó en Georgia, un estado sureño clave para la victoria. "Ellos saben del poder que ustedes tienen", respondió. "No permitan que nadie los deje fuera del juego".

Foto: AFP

Siempre con tapabocas para protegerse del coronavirus y respetando la distancia social como Biden, Harris hizo una campaña más activa que el septuagenario, bailando al ritmo de bandas de música o hablando con clientes de los cafés, siempre al aire libre por el covid-19.

También conoció en Milwaukee a la familia de Jacob Blake, un hombre negro gravemente herido por la policía en medio de manifestaciones durante la oleada de este año contra el racismo en Estados Unidos.

Pionera

Con una carrera brillante, digna del mejor "sueño americano" a pesar de capítulos controvertidos, Harris soñaba con convertirse en la primera mujer negra presidenta de Estados Unidos.

Finalmente se postuló a la vicepresidencia pero, sin duda, con la mirada puesta en las elecciones presidenciales de 2024 y la esperanza de romper entonces el techo de cristal definitivo.

Harris ya tiene títulos de pionera. Creció en Oakland, donde su padre, profesor de economía, y su madre, investigadora del cáncer de mama, eran activistas de los derechos civiles.

Foto: Reuters

Graduada de la Universidad Howard, fundada en Washington DC para acoger a estudiantes afroestadounidenses en medio de la segregación, recuerda regularmente su membresía en la asociación de estudiantes negros "Alpha Kappa Alpha".

Después de dos mandatos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal general de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también la primera persona negra, en encabezar los servicios judiciales del estado más poblado del país.

Luego, en enero de 2017, prestó juramento en el Senado en la capital estadounidense como la primera mujer del sur de Asia y la segunda senadora negra de la historia.

Su riguroso cuestionamiento de los candidatos presidenciales durante las audiencias de confirmación en el Senado la hizo conocer como el rostro contra los magistrados designados a la Corte Suprema Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

Durante las primarias demócratas, también prometió "liderar la acusación" contra Trump en el Congreso.

"Monstruo"

Pero fue durante uno de los debates de las internas partidarias, cuando se enfrentó al propio Biden, atacándolo por sus posiciones pasadas con respecto a las políticas de segregación racial en la década de 1970.

Conmovió al contar cómo, cuando era pequeña, estaba en uno de los autobuses que llevaban escolares negros a barrios blancos, con lo cual creció brevemente en las encuestas.

Sin embargo, terminó tirando la toalla de la carrera presidencial. Su experiencia en los poderes legislativo, judicial y ejecutivo, y su cercanía con Beau Biden, hijo de Joe y exfiscal de Delaware que murió de cáncer en 2015, convencieron a su exrival de elegirla como su compañera de fórmula.

Foto: AFP

A Biden también le sirve su imagen de mujer moderna, "Momala" de los hijos de su marido y orgullosa de su familia ensamblada con el abogado blanco Douglas Emhoff, quien también participó activamente en la campaña presidencial.

Pero el pasado de Harris como fiscal también pesa en su contra. Votantes negros y progresistas deploran su reputación de dureza, en particular al castigar estrictamente delitos menores que, según sus detractores, han afectado principalmente a las minorías.

Frente a Mike Pence, en el único debate de los candidatos a vicepresidentes, atacó varias veces el manejo del gobierno de la crisis del coronavirus, que calificó como "el mayor fracaso de cualquier administración presidencial en la historia" del país.

Al día siguiente, el presidente Donald Trump la llamó "monstruo" que solo dice "mentiras" y desde entonces no ha cesado de advertir contra las opiniones de Harris que, según él, hundirán a Estados Unidos en un odiado "socialismo"

Política

Elecciones 2022: Inseguridad y corrupción, los retos de Quintana Roo

Cinco candidatos buscan gobernar un estado que es foco de violencia por el crimen organizado

Finanzas

Familias usan crédito para comprar la canasta básica

La inflación superior a 7.5% provocó un rezago en los ingresos reales de los hogares, señala estudio

Sociedad

En México matan a un policía cada día

Datos del Gobierno Federal refieren que en lo que va del sexenio la Secretaría de la Defensa Nacional incrementó su presupuesto en casi 40 por ciento

Sociedad

Construyen Tren Maya sobre suelo con alto riesgo de colapso

El Sol de México recorrió parte del tramo 5 de la obra corroborando la fragilidad de la superficie, en algunas zonas con la consistencia de un mazapán

Gossip

Premier de Elvis, Del Toro con Gael García y premio para Colombia marcan el día en Cannes

La premiere de Elvis, la presencia de Guillermo del Toro con Gael García y un premio para una cinta colombiana marcan el día en la Croisette

Gossip

Eduardo Lizalde deja como legado el uso preciso de la palabra poética

Eduardo Lizalde deja como legado el uso preciso de la palabra poética para reflexionar sobre la vida, coinciden sus colegas

Gossip

Tras 19 años, Ellen DeGeneres le dice adiós a su show televisivo

Hoy es la última emisión del programa que la comediante y conductora estrenó en 2003 

Gossip

Se enfrentan rudos y técnicos de la impro

El espectáculo La impro lucha de José Luis Saldaña, se presenta en temporada en el Foro Shakespeare

Gossip

Mocedades tendría un musical, pero no bioserie

El sexteto vocal abre su Tour Infinito Duets en Mérida, en tributo a Armando Manzanero