/ miércoles 10 de noviembre de 2021

La música ya no se oye en Afganistán

Los músicos afganos se esconden o abandonan su profesión ante el temor de ataques en un país donde esta expresión artística está prácticamente prohibida

Los músicos afganos se esconden o han abandonado la profesión, algunos incluso el país, y las tiendas de instrumentos han echado el cerrojo ante el temor a ataques desde que los talibanes se hicieron con el poder hace casi tres meses.

Los fundamentalistas prohibieron la música, con base en su estricta interpretación del islam, durante su primer régimen entre 1996 y 2001, y aunque hasta ahora no la han declarado ilegal de forma oficial, a pie de calle los incidentes se acumulan.

En el corazón de Kabul se encuentra Shor Bazar, literalmente el "barrio ruidoso" por ser un antiguo núcleo comercial y más recientemente el centro de la música tanto tradicional como moderna, al menos hasta la llegada de los talibanes el pasado 15 de agosto.

Casi tres meses después de que los fundamentalistas destronaron al Gobierno de Ashraf Ghani, Shor Bazar presenta una imagen desolada. Ya no se escuchan los ecos de los instrumentos musicales de tiendas y academias que florecieron durante las últimas dos décadas coincidiendo con la ocupación estadounidense.

"La industria de la música vivió su mejor momento en las últimas dos décadas al prosperar la música tradicional y moderna, además del aumento del número de cantantes y músicos", dice el artista de música popular Abdul Rahman Mansoori.

Este cantante afirmó que podía ganar entre 350 y 550 dólares al mes, con los que mantenía a su familia de siete miembros.

Pero la llegada de los talibanes ha mermado severamente sus ganancias, al igual que a las miles de personas que se ganaban la vida gracias a este arte.

"La música es nuestra profesión y nos hemos pasado toda la vida en la industria. Ahora que ha quedado destruida, no sabemos de qué trabajar para ganar el pan para nuestros hijos", dijo, sentado en una de las oficinas abandonadas de Shor Bazar y acompañado por otros músicos que también se han visto privados de recursos.

A su lado, el también cantante Arez Kaihan acusó a los talibanes de haber destruido numerosos instrumentos musicales en las últimas semanas.

"Todos los músicos y cantantes tuvimos que mover los instrumentos a sótanos y lugares seguros para salvarlos", dijo Kaihan a Efe.

Un conocido músico especializado en el rubab, un instrumento de cuerda similar al laúd y originario de Afganistán, lamentó que la falta de trabajo le ha afectado profundamente.

"Con la captura de Kabul por los talibanes, nos hemos quedado sin trabajo y tenemos dificultades sólo para proporcionar comida y las necesidades básicas a nuestras familias", dijo a Efe Ghulam Ghaws.

Ghaws, que además de haber actuado en el país asiático ha participado en varios eventos en el extranjero, pidió a la comunidad internacional que "apoye a los músicos de Afganistán para que los talibanes permitan la música o que nos ayuden a irnos a otro país".

Los músicos piden a los talibanes definir su postura / Foto: Reuters

POSTURA AMBIGUA

Los talibanes no se han pronunciado abiertamente en contra de la música en Afganistán, aunque según su rígida interpretación del islam consideran que está proscrita.

Así, las bodas afganas, que pueden llegar a acoger a cientos de personas en grandes salas, se han visto silenciadas por temor a los islamistas.

A finales de octubre murieron dos personas y otras nueve resultaron heridas en el este de Afganistán después de que combatientes supuestamente talibanes abriesen fuego contra los invitados de una boda por reproducir música, aunque las autoridades fundamentalistas se han distanciado públicamente del suceso.

"Nadie entre las filas del Emirato Islámico tiene el derecho de evitar la música, excepto el Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, y solo a través de los rezos", dijo el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, tras el suceso.

Ante la incertidumbre, el músico y miembro del Sindicato de Músicos Afganos Haroon Maroof llamó a los talibanes a manifestarse.

"Hemos preguntado al Gobierno talibán que aclare su postura hacia la música y los músicos, pero no hemos recibido respuesta y desconocemos el destino de 20 mil cantantes y músicos", explicó.

Y es que el temor a represalias ha empujado a un importante número de artistas a huir de Afganistán, dijo Maroof, sin contar los que siguen intentando escapar o se encuentran escondidos.

"La música no es sólo sobre músicos y cantantes, es parte de nuestra gloriosa historia y cultura, es una plataforma para impulsar la literatura y la poesía y alimenta a miles (de personas)", aseguró.



ESCUCHA EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Los músicos afganos se esconden o han abandonado la profesión, algunos incluso el país, y las tiendas de instrumentos han echado el cerrojo ante el temor a ataques desde que los talibanes se hicieron con el poder hace casi tres meses.

Los fundamentalistas prohibieron la música, con base en su estricta interpretación del islam, durante su primer régimen entre 1996 y 2001, y aunque hasta ahora no la han declarado ilegal de forma oficial, a pie de calle los incidentes se acumulan.

En el corazón de Kabul se encuentra Shor Bazar, literalmente el "barrio ruidoso" por ser un antiguo núcleo comercial y más recientemente el centro de la música tanto tradicional como moderna, al menos hasta la llegada de los talibanes el pasado 15 de agosto.

Casi tres meses después de que los fundamentalistas destronaron al Gobierno de Ashraf Ghani, Shor Bazar presenta una imagen desolada. Ya no se escuchan los ecos de los instrumentos musicales de tiendas y academias que florecieron durante las últimas dos décadas coincidiendo con la ocupación estadounidense.

"La industria de la música vivió su mejor momento en las últimas dos décadas al prosperar la música tradicional y moderna, además del aumento del número de cantantes y músicos", dice el artista de música popular Abdul Rahman Mansoori.

Este cantante afirmó que podía ganar entre 350 y 550 dólares al mes, con los que mantenía a su familia de siete miembros.

Pero la llegada de los talibanes ha mermado severamente sus ganancias, al igual que a las miles de personas que se ganaban la vida gracias a este arte.

"La música es nuestra profesión y nos hemos pasado toda la vida en la industria. Ahora que ha quedado destruida, no sabemos de qué trabajar para ganar el pan para nuestros hijos", dijo, sentado en una de las oficinas abandonadas de Shor Bazar y acompañado por otros músicos que también se han visto privados de recursos.

A su lado, el también cantante Arez Kaihan acusó a los talibanes de haber destruido numerosos instrumentos musicales en las últimas semanas.

"Todos los músicos y cantantes tuvimos que mover los instrumentos a sótanos y lugares seguros para salvarlos", dijo Kaihan a Efe.

Un conocido músico especializado en el rubab, un instrumento de cuerda similar al laúd y originario de Afganistán, lamentó que la falta de trabajo le ha afectado profundamente.

"Con la captura de Kabul por los talibanes, nos hemos quedado sin trabajo y tenemos dificultades sólo para proporcionar comida y las necesidades básicas a nuestras familias", dijo a Efe Ghulam Ghaws.

Ghaws, que además de haber actuado en el país asiático ha participado en varios eventos en el extranjero, pidió a la comunidad internacional que "apoye a los músicos de Afganistán para que los talibanes permitan la música o que nos ayuden a irnos a otro país".

Los músicos piden a los talibanes definir su postura / Foto: Reuters

POSTURA AMBIGUA

Los talibanes no se han pronunciado abiertamente en contra de la música en Afganistán, aunque según su rígida interpretación del islam consideran que está proscrita.

Así, las bodas afganas, que pueden llegar a acoger a cientos de personas en grandes salas, se han visto silenciadas por temor a los islamistas.

A finales de octubre murieron dos personas y otras nueve resultaron heridas en el este de Afganistán después de que combatientes supuestamente talibanes abriesen fuego contra los invitados de una boda por reproducir música, aunque las autoridades fundamentalistas se han distanciado públicamente del suceso.

"Nadie entre las filas del Emirato Islámico tiene el derecho de evitar la música, excepto el Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, y solo a través de los rezos", dijo el principal portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, tras el suceso.

Ante la incertidumbre, el músico y miembro del Sindicato de Músicos Afganos Haroon Maroof llamó a los talibanes a manifestarse.

"Hemos preguntado al Gobierno talibán que aclare su postura hacia la música y los músicos, pero no hemos recibido respuesta y desconocemos el destino de 20 mil cantantes y músicos", explicó.

Y es que el temor a represalias ha empujado a un importante número de artistas a huir de Afganistán, dijo Maroof, sin contar los que siguen intentando escapar o se encuentran escondidos.

"La música no es sólo sobre músicos y cantantes, es parte de nuestra gloriosa historia y cultura, es una plataforma para impulsar la literatura y la poesía y alimenta a miles (de personas)", aseguró.



ESCUCHA EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

Seis de cada 10 menores reportados en la Alerta Amber son localizados

En 10 años, se ha activado mil 379 veces la alerta para localizar a menores y adolescentes en el país

Mundo

México marcó historia en la paridad de género: ONU Mujeres

La directora regional de la ONU aseguró que las mujeres en altos cargos de permiten que haya cambios en la agenda de Gobiernos con temas fundamentales para la mujer

Mundo

Repsol retira arena afectada por derrame de petróleo en Perú

La remoción de crudo se lleva a cabo en 13 playas de Perú, informó la petrolera española

Sociedad

Realiza IMSS mil 791 trasplantes de órganos y tejidos en 2021

Con estas cifras el instituto recuperó una productividad del 212% en comparación con el 2020

Sociedad

Trabajadores de panteón donde exhumaron cuerpo del bebé Tadeo denuncian robo de restos

Los trabajadores entrevistados que pidieron el anonimato, dijeron que muchos de los cuerpos exhumados son por gente que se dedica a realizar brujería y santería

Mundo

Papa entrega por primera ocasión a mujeres ministerio de catequistas y lectores

Durante 2021 el Papa Francisco modificó la ley de la iglesia para brindar estabilidad y reconocimiento público a las mujeres

Sociedad

Trabajadores petroleros harán valer sus derechos ante instancias internacionales

El secretario general del STPRM enfatizó en entrevista que defenderán el patrimonio de 98 mil trabajadores petroleros de México

Política

Parlamento Abierto de reforma eléctrica fomenta la expresión de posturas

El diputado morenista, Sergio Gutiérrez Luna, aseguró que el parlamento atiende las inquietudes y planteamientos de los interesados por la reforma

Mundo

Repsol retira arena afectada por derrame de petróleo en Perú

La remoción de crudo se lleva a cabo en 13 playas de Perú, informó la petrolera española