/ sábado 26 de noviembre de 2016

La otra gran pasión del líder cubano: el deporte

Tras la victoria de la revolución cubana en 1959, Fidel Castro tomó el poder en la isla caribeña y desde ese instante comenzó una etapa de cambio en todos los aspectos, y el deporte no fue la excepción ya que dentro de los planes de cambio el impulsar a los jóvenes a través del deporte fue una de sus principales preocupaciones.

Antes de que Fidel tomará cargo en Cuba, el deporte solo era practicado por muy pocas personas de forma profesional, siendo el béisbol y el boxeo las únicas actividades que podían ofrecer una proyección internacional.

Y es que antes de 1959 los gobiernos en turno, no podían solventar los gastos de un deportista profesional, pero todo eso comenzó a cambiar luego de la llegada de Castro al poder y fue así como empezó a buscar la manera en ayudar a los deportistas de toda la isla.

Luego de dos años en los que Castro comenzó a crear las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) se fundan los Juegos Nacionales Escolares, donde los estudiantes de todas las edades comenzaban con sus entrenamientos en las disciplinas de boxeo, béisbol, judo, ciclismo, atletismo, esgrima, entre otros deportes.

Desde que Castro tomó el poder, Cuba ha tenido una importante proyección deportiva importante, incluso ha llegado a verse como potencia en ciertas competencia, desde los Juegos Olímpicos de Roma-1960 hasta los de Rio 2016, Cuba ha conquistado un total de 207 medallas (72 de oro, 65 de plata y 70 de bronce).

Sin duda alguna Fidel Castro logró poner a Cuba en el mapa, no solo por sus logros en materia económica y social, también el deporte y con ello ahora las nuevas generaciones seguirán buscando poner en lo más alto la bandera de Cuba en cada competencia deportiva.

Tras la victoria de la revolución cubana en 1959, Fidel Castro tomó el poder en la isla caribeña y desde ese instante comenzó una etapa de cambio en todos los aspectos, y el deporte no fue la excepción ya que dentro de los planes de cambio el impulsar a los jóvenes a través del deporte fue una de sus principales preocupaciones.

Antes de que Fidel tomará cargo en Cuba, el deporte solo era practicado por muy pocas personas de forma profesional, siendo el béisbol y el boxeo las únicas actividades que podían ofrecer una proyección internacional.

Y es que antes de 1959 los gobiernos en turno, no podían solventar los gastos de un deportista profesional, pero todo eso comenzó a cambiar luego de la llegada de Castro al poder y fue así como empezó a buscar la manera en ayudar a los deportistas de toda la isla.

Luego de dos años en los que Castro comenzó a crear las Escuelas de Iniciación Deportiva (EIDE) se fundan los Juegos Nacionales Escolares, donde los estudiantes de todas las edades comenzaban con sus entrenamientos en las disciplinas de boxeo, béisbol, judo, ciclismo, atletismo, esgrima, entre otros deportes.

Desde que Castro tomó el poder, Cuba ha tenido una importante proyección deportiva importante, incluso ha llegado a verse como potencia en ciertas competencia, desde los Juegos Olímpicos de Roma-1960 hasta los de Rio 2016, Cuba ha conquistado un total de 207 medallas (72 de oro, 65 de plata y 70 de bronce).

Sin duda alguna Fidel Castro logró poner a Cuba en el mapa, no solo por sus logros en materia económica y social, también el deporte y con ello ahora las nuevas generaciones seguirán buscando poner en lo más alto la bandera de Cuba en cada competencia deportiva.