/ miércoles 1 de diciembre de 2021

La pandemia acentuó los desordenes alimenticios

Estos tiempos han sido duros y estresantes para todos, y ser crítico con los cuerpos de las personas no ayuda, especialmente cuando se trata de los menores de edad

Los niños, al igual que los adultos, afrontan el estrés y la ansiedad de muchas formas diferentes.

Por ejemplo, mientras que algunos niños buscan más bocadillos para lidiar con sentimientos incómodos, otros hacen demasiado ejercicio o restringen su alimentación de maneras poco saludables. Como resultado, las tasas de obesidad y trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia han aumentado entre los jóvenes durante la pandemia de Covid-19.

Muchos programas durante las últimas cuatro décadas han intentado que los niños en los Estados Unidos coman alimentos más saludables y hagan ejercicio con más frecuencia. A pesar de estos esfuerzos, las tasas de obesidad infantil han seguido aumentando, especialmente durante la pandemia.

Lee también: Muere más gente por hambre que por Covid-19 en el mundo

Amanda Harrist y Laura Hubbs-Tait, investigadoras de obesidad infantil en la Universidad Estatal de Oklahoma, diseñaron una intervención que en realidad redujo el índice de masa corporal de los niños o IMC.

¿El factor clave que hizo que su programa tuviera éxito donde tantos otros fracasaron antes? Un enfoque en la aceptación de familiares y amigos, dicen.

En su estudio de más de 500 estudiantes de primer grado, Harrist y Hubbs-Tait encontraron que las lecciones sobre dieta y ejercicio por sí solos no ayudan a los niños en riesgo de obesidad a adelgazar. Igual de importante, dicen, es enseñar nuevas dinámicas familiares y reducir la cantidad de rechazo que enfrentan los niños. Eso significa mostrar a los padres cómo apoyar y consolar emocionalmente a sus hijos con sobrepeso, y enseñar a los compañeros de clase a aceptarse más unos a otros.

"Saber que puede volver a casa y hablar sobre lo enojado y triste que está es esencial para un crecimiento físico y mental saludable", escriben. "Y los niños también deben tener amigos y compañeros que los acepten como son".

La médica Julia Taylor y la psicoterapeuta Sara Groff Stephens se especializan en el tratamiento de los trastornos alimentarios en adolescentes y adultos jóvenes, que se dispararon después del inicio de la pandemia de Covid-19.

En lo que respecta a los trastornos alimentarios, dicen, a menudo se pasa por alto a tres grupos de jóvenes: los atletas varones jóvenes, los jóvenes LGBTQ y los adolescentes de tamaño "normal". Este último grupo incluye a los jóvenes que tienen un peso promedio o incluso sobrepeso, pero que pueden desarrollar signos vitales peligrosamente anormales, desequilibrios electrolíticos o problemas gastrointestinales graves debido a una dieta poco saludable.

En México coexisten cifras alarmantes tanto de desnutrición y obesidad, señalan expertos Foto: Cuartoscuro

“El reciente aumento relacionado con el Covid en pacientes que se presentan para recibir atención ha reforzado que ningún grupo es inmune a ellos”, escriben Taylor y Stephens. “Romper las barreras para la identificación y el tratamiento de todas las personas, incluidos los niños, los jóvenes de minorías sexuales y de género y los niños de todo el espectro de peso, mejorará los resultados para quienes luchan con estas enfermedades importantes”.

La pandemia ha sido dura y estresante para todos, y ser crítico con los cuerpos de las personas no ayuda, argumentan Nicole Giuliani, Nichole Kelly y Elizabeth Budd, profesoras de psicología de la Universidad de Oregon que también son madres con niños pequeños.

Los académicos creen que la investigación y las iniciativas de salud ponen un énfasis desproporcionado en el peso de los niños. Esto desvía la atención de mejores predictores de enfermedades crónicas como el tabaquismo, la falta de ejercicio o la mala salud mental. Y también refuerza el sesgo de peso, que describen como "la creencia de que un cuerpo delgado es bueno y saludable, mientras que un cuerpo grande es malo e insalubre".

“Para apoyar mejor la salud física y emocional de los niños durante esta pandemia, sugerimos reducir el énfasis en el tamaño corporal”, escriben Giuliani, Kelly y Budd.

Ofrecen cinco consejos para los padres, que van desde evitar palabras como “gordo”, “obeso” y “sobrepeso” hasta darse cuenta cuando los niños se sienten mal con su cuerpo después de pasar tiempo en las redes sociales y animarlos a tomar un descanso.

Hablando de redes sociales, los funcionarios de Facebook saben desde al menos marzo de 2020 que Instagram, la plataforma de redes sociales más utilizada por los adolescentes, es dañina para la imagen corporal y el bienestar de las adolescentes. Eso es según un explosivo informe del Wall Street Journal publicado en septiembre de 2021.

Pero Christia Spears Brown, profesora de psicología en la Universidad de Kentucky que estudia el uso de las redes sociales entre los adolescentes, dice que los investigadores han estado documentando estos daños durante años.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Los estudios muestran constantemente que cuanto más a menudo usan los adolescentes Instagram, peor es su bienestar general, autoestima, satisfacción con la vida, estado de ánimo e imagen corporal”, escribe Brown. "Un estudio encontró que cuantos más estudiantes universitarios usaban Instagram en un día determinado, peor era su estado de ánimo y su satisfacción con la vida ese día".

Brown dice que los padres pueden ayudar “hablando repetidamente con sus adolescentes sobre la diferencia entre la apariencia y la realidad, alentándolos a interactuar con sus compañeros cara a cara y a usar sus cuerpos de manera activa en en lugar de centrarse en la selfie ".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Los niños, al igual que los adultos, afrontan el estrés y la ansiedad de muchas formas diferentes.

Por ejemplo, mientras que algunos niños buscan más bocadillos para lidiar con sentimientos incómodos, otros hacen demasiado ejercicio o restringen su alimentación de maneras poco saludables. Como resultado, las tasas de obesidad y trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia han aumentado entre los jóvenes durante la pandemia de Covid-19.

Muchos programas durante las últimas cuatro décadas han intentado que los niños en los Estados Unidos coman alimentos más saludables y hagan ejercicio con más frecuencia. A pesar de estos esfuerzos, las tasas de obesidad infantil han seguido aumentando, especialmente durante la pandemia.

Lee también: Muere más gente por hambre que por Covid-19 en el mundo

Amanda Harrist y Laura Hubbs-Tait, investigadoras de obesidad infantil en la Universidad Estatal de Oklahoma, diseñaron una intervención que en realidad redujo el índice de masa corporal de los niños o IMC.

¿El factor clave que hizo que su programa tuviera éxito donde tantos otros fracasaron antes? Un enfoque en la aceptación de familiares y amigos, dicen.

En su estudio de más de 500 estudiantes de primer grado, Harrist y Hubbs-Tait encontraron que las lecciones sobre dieta y ejercicio por sí solos no ayudan a los niños en riesgo de obesidad a adelgazar. Igual de importante, dicen, es enseñar nuevas dinámicas familiares y reducir la cantidad de rechazo que enfrentan los niños. Eso significa mostrar a los padres cómo apoyar y consolar emocionalmente a sus hijos con sobrepeso, y enseñar a los compañeros de clase a aceptarse más unos a otros.

"Saber que puede volver a casa y hablar sobre lo enojado y triste que está es esencial para un crecimiento físico y mental saludable", escriben. "Y los niños también deben tener amigos y compañeros que los acepten como son".

La médica Julia Taylor y la psicoterapeuta Sara Groff Stephens se especializan en el tratamiento de los trastornos alimentarios en adolescentes y adultos jóvenes, que se dispararon después del inicio de la pandemia de Covid-19.

En lo que respecta a los trastornos alimentarios, dicen, a menudo se pasa por alto a tres grupos de jóvenes: los atletas varones jóvenes, los jóvenes LGBTQ y los adolescentes de tamaño "normal". Este último grupo incluye a los jóvenes que tienen un peso promedio o incluso sobrepeso, pero que pueden desarrollar signos vitales peligrosamente anormales, desequilibrios electrolíticos o problemas gastrointestinales graves debido a una dieta poco saludable.

En México coexisten cifras alarmantes tanto de desnutrición y obesidad, señalan expertos Foto: Cuartoscuro

“El reciente aumento relacionado con el Covid en pacientes que se presentan para recibir atención ha reforzado que ningún grupo es inmune a ellos”, escriben Taylor y Stephens. “Romper las barreras para la identificación y el tratamiento de todas las personas, incluidos los niños, los jóvenes de minorías sexuales y de género y los niños de todo el espectro de peso, mejorará los resultados para quienes luchan con estas enfermedades importantes”.

La pandemia ha sido dura y estresante para todos, y ser crítico con los cuerpos de las personas no ayuda, argumentan Nicole Giuliani, Nichole Kelly y Elizabeth Budd, profesoras de psicología de la Universidad de Oregon que también son madres con niños pequeños.

Los académicos creen que la investigación y las iniciativas de salud ponen un énfasis desproporcionado en el peso de los niños. Esto desvía la atención de mejores predictores de enfermedades crónicas como el tabaquismo, la falta de ejercicio o la mala salud mental. Y también refuerza el sesgo de peso, que describen como "la creencia de que un cuerpo delgado es bueno y saludable, mientras que un cuerpo grande es malo e insalubre".

“Para apoyar mejor la salud física y emocional de los niños durante esta pandemia, sugerimos reducir el énfasis en el tamaño corporal”, escriben Giuliani, Kelly y Budd.

Ofrecen cinco consejos para los padres, que van desde evitar palabras como “gordo”, “obeso” y “sobrepeso” hasta darse cuenta cuando los niños se sienten mal con su cuerpo después de pasar tiempo en las redes sociales y animarlos a tomar un descanso.

Hablando de redes sociales, los funcionarios de Facebook saben desde al menos marzo de 2020 que Instagram, la plataforma de redes sociales más utilizada por los adolescentes, es dañina para la imagen corporal y el bienestar de las adolescentes. Eso es según un explosivo informe del Wall Street Journal publicado en septiembre de 2021.

Pero Christia Spears Brown, profesora de psicología en la Universidad de Kentucky que estudia el uso de las redes sociales entre los adolescentes, dice que los investigadores han estado documentando estos daños durante años.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Los estudios muestran constantemente que cuanto más a menudo usan los adolescentes Instagram, peor es su bienestar general, autoestima, satisfacción con la vida, estado de ánimo e imagen corporal”, escribe Brown. "Un estudio encontró que cuantos más estudiantes universitarios usaban Instagram en un día determinado, peor era su estado de ánimo y su satisfacción con la vida ese día".

Brown dice que los padres pueden ayudar “hablando repetidamente con sus adolescentes sobre la diferencia entre la apariencia y la realidad, alentándolos a interactuar con sus compañeros cara a cara y a usar sus cuerpos de manera activa en en lugar de centrarse en la selfie ".



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Finanzas

Corte de Nueva York aprueba plan de reestructura de Aeroméxico

La aprobación se da luego de que la aerolínea llegara a un acuerdo con el resto de los acreedores que se habían opuesto al plan

Sociedad

Activistas y familiares exigen liberación de Beberly en Puebla

Su familia asegura que sólo se defendió del chofer y pidió una investigación con perspectiva de género en el caso

Sociedad

LeBarón llevarían a instancias internacionales solicitud de autogobierno

Julián LeBarón explicó que si las instituciones en el país no otorgan ese derecho con el que cuentan, irían a instancias en el extranjero a pedirlo

Sociedad

Emiten medida cautelar por riña en el Cereso de Colima

CDH Colima pidió a las autoridades que se brinde todo tipo de atención médica a los heridos de manera integral

Salud

Con V de vegetariano

El estilo de vida vegano y su alimentación están siempre en el punto de mira del público en general. Algunos dicen que es más o menos saludable, otros que no tiene variedad en sus platos o que es una moda pasajera. Los expertos ofrecen claridad a las cinco dudas más habituales

Arte

Arnaldo Coen reconstruye su pasado

El artista, que pertenece a la generación de la ruptura, decidió desempolvar proyectos inacabados para darles una mirada con perspectiva actual. Prepara una exposición y un libro retrospectivo

Mundo

La fiesta sigue… aunque se pospone

Los carnavales de Río de Janeiro, Sao Paulo, Barranquilla y en Uruguay optaron por aplazar sus celebraciones, en lugar de cancelarlos, por el aumento de contagios de Covid

Política

En Debate | ¿Testamento político?

El presidente López Obrador puso sobre la mesa el tema del testamento político lo que ha generado polémica

Salud

Las mejores dietas para empezar el lunes

Los regímenes que contribuyen a mejorar el estilo de vida, a cuidar la salud y a fomentar la actividad física, son las mejores opciones para perder peso de modo saludable, según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que revisa cada año las dietas que cobran protagonismo y marcarán tendencias en el futuro