/ martes 16 de abril de 2019

Pese a legalización, mercado negro de la marihuana sigue a sus anchas en Canadá

Altos precios, poca oferta y filas de gente en las tiendas provocan que los consumidores sigan comprando en el mercado negro

Altos precios, poca oferta y filas de gente en las tiendas: seis meses después de que Canadá legalizara el cannabis, los consumidores siguen comprando mucha de la marihuana en el mercado negro ante la incapacidad de las vías legales para surtir la demanda.

"He seguido comprando a mi distribuidor (ilegal) porque el precio del cannabis legal es escandaloso", dice John, un treintañero de Ottawa consultado por la AFP a dos pasos de una tienda oficial que acaba de abrir en su vecindario.

Bill Blair, designado por el primer ministro, Justin Trudeau, para supervisar la legalización, admite que "claramente todavía hay problemas en la cadena de suministro".

Las autoridades afirman que el mercado legal dejará fuera de juego a los traficantes callejeros y las bandas criminales, una de las metas principales del plan de legalización del gobierno de Trudeau, una vez que la nueva industria se acondicione plenamente.

Canadá se convirtió en octubre en el segundo país en el mundo en legalizar la marihuana para uso recreativo, cinco años después de Uruguay.

Pero seis meses después, los consumidores siguen haciendo filas frente a las tiendas minoristas. Las últimas, sucursales privadas, abrieron sus puertas el 1 de abril en Ontario, el mayor mercado de marihuana en el país, que hasta ahora se tenía que contentar con pedidos en línea.

"Pero (...) cada mes vemos un avance continuado en el desplazamiento del mercado ilegal y la creación de una cadena de suministro normalizada", dijo Blair.

Muchos temían que con la legalización se incrementaran los incidentes automovilísticos u otros problemas causados por el uso de la droga, pero las autoridades afirman que eso no se ha materializado.

Falta aún mucho para acabar con el mercado negro, que en los últimos tres meses de 2018, representó el 79% de las ventas, unos 1.200 millones de dólares canadienses (900 millones de dólares).

Según la oficina de estadísticas de Canadá, las ventas legales, incluyendo la marihuana medicinal, que es permitida en el país desde 2001 pero que representa una pequeña fracción del consumo total, sumaron solo 307 millones de dólares canadienses.

Altos precios, poca oferta y filas de gente en las tiendas: seis meses después de que Canadá legalizara el cannabis, los consumidores siguen comprando mucha de la marihuana en el mercado negro ante la incapacidad de las vías legales para surtir la demanda.

"He seguido comprando a mi distribuidor (ilegal) porque el precio del cannabis legal es escandaloso", dice John, un treintañero de Ottawa consultado por la AFP a dos pasos de una tienda oficial que acaba de abrir en su vecindario.

Bill Blair, designado por el primer ministro, Justin Trudeau, para supervisar la legalización, admite que "claramente todavía hay problemas en la cadena de suministro".

Las autoridades afirman que el mercado legal dejará fuera de juego a los traficantes callejeros y las bandas criminales, una de las metas principales del plan de legalización del gobierno de Trudeau, una vez que la nueva industria se acondicione plenamente.

Canadá se convirtió en octubre en el segundo país en el mundo en legalizar la marihuana para uso recreativo, cinco años después de Uruguay.

Pero seis meses después, los consumidores siguen haciendo filas frente a las tiendas minoristas. Las últimas, sucursales privadas, abrieron sus puertas el 1 de abril en Ontario, el mayor mercado de marihuana en el país, que hasta ahora se tenía que contentar con pedidos en línea.

"Pero (...) cada mes vemos un avance continuado en el desplazamiento del mercado ilegal y la creación de una cadena de suministro normalizada", dijo Blair.

Muchos temían que con la legalización se incrementaran los incidentes automovilísticos u otros problemas causados por el uso de la droga, pero las autoridades afirman que eso no se ha materializado.

Falta aún mucho para acabar con el mercado negro, que en los últimos tres meses de 2018, representó el 79% de las ventas, unos 1.200 millones de dólares canadienses (900 millones de dólares).

Según la oficina de estadísticas de Canadá, las ventas legales, incluyendo la marihuana medicinal, que es permitida en el país desde 2001 pero que representa una pequeña fracción del consumo total, sumaron solo 307 millones de dólares canadienses.

CDMX

Más de mil docentes de Filosofía y Letras, en riesgo de perder su trabajo

Sin un calendario aprobado, están en riesgo de perder su trabajo aunque apoyan el movimiento de las alumnas

CDMX

"Diablitos" ponen en riesgo a guardería de CDMX

El problema no sólo afecta a los mercados, los diablitos y conexiones se esparcen en otros centros

Sociedad

Barbosa y la BUAP se declaran la guerra

Intentan practicarle una auditoría a la Universidad y esta responde con una campaña para asesorar de forma gratuita contra el reemplacamiento

Gossip

"Ya llegué... goooey", Cindy la regia aterriza en salas de cine

Cassandra Sánchez Navarro protagoniza la película inspirada en la tira cómica creada por Ricardo Cucamonga sobre una joven de Monterrey que llega a conquistar la Ciudad de México y se enfrenta a una vida a la que no está acostumbrada

Gossip

Pequeñas coincidencias, una comedia sobre el miedo a la maternidad

Marta Hazas estelariza junto a Javier Veiga Pequeñas coincidencias, serie de Amazon Prime Video

CDMX

Más de mil docentes de Filosofía y Letras, en riesgo de perder su trabajo

Sin un calendario aprobado, están en riesgo de perder su trabajo aunque apoyan el movimiento de las alumnas

Sociedad

Detiene INM a más de dos mil migrantes en menos de 24 horas

Adultos y menores ingresaron de manera irregular por la zona fronteriza de Tabasco y Chiapas

Sociedad

Barbosa y la BUAP se declaran la guerra

Intentan practicarle una auditoría a la Universidad y esta responde con una campaña para asesorar de forma gratuita contra el reemplacamiento

CDMX

"Diablitos" ponen en riesgo a guardería de CDMX

El problema no sólo afecta a los mercados, los diablitos y conexiones se esparcen en otros centros