/ domingo 10 de octubre de 2021

Líbano sufre apagón eléctrico nacional

Cierran dos plantas por falta de combustible; autoridades prevén que no haya luz por varios días

BEIRUT. El Líbano se quedó sin suministro eléctrico público después de que las dos principales plantas de energía dejaran de operar en las últimas horas por falta de combustible, apagando del todo este servicio que venía proporcionando solo una o dos horas de luz cada día a los hogares.

"La red eléctrica libanesa dejó de funcionar por completo hoy al mediodía y es poco probable que opere recién el próximo lunes o (que esté cortada) durante varios días", indicaron autoridades.

El cese de operaciones en las plantas de Deir Amar y Zahrani hizo disminuir el suministro a menos de 270 megavatios y, en consecuencia, la red "al completo" dejó de funcionar, informó la compañía eléctrica estatal, Electricité du Liban, según la Agencia Nacional de Noticias.

El cierre de las dos centrales "afectó directamente la estabilidad de la red eléctrica y provocó su interrupción total, sin posibilidad de reanudar las operaciones mientras tanto", se lee en el comunicado.

El ejército libanés acordó proporcionar seis mil kilolitros de gasóleo distribuidos equitativamente entre las dos centrales eléctricas, indicó la compañía eléctrica.

Esa cantidad asegurará la energía en El Líbano durante tres días, indicó.

Desde hace varios meses, el suministro eléctrico público ha sido muy limitado, por lo que la población depende de la contratación de generadores privados, también operados con combustible y cuyo precio se ha disparado por la escasez generalizada de carburantes.

Le eléctrica estatal explicó que "en estos momentos" no puede hacer nada más para volver a poner la red en funcionamiento debido a "las difíciles condiciones operativas", "la baja capacidad de producción" y "la existencia de importantes estaciones de transferencia fuera del control de la institución".

Muchos libaneses dependen normalmente de generadores privados que funcionan con diésel, aunque escasean.

El pequeño país mediterráneo está sumido en una de las peores crisis económicas ocurridas en el mundo en más de un siglo y medio, y registra una fuerte escasez de productos y servicios básicos como medicinas, materiales médicos, carburantes, electricidad y agua corriente.

BEIRUT. El Líbano se quedó sin suministro eléctrico público después de que las dos principales plantas de energía dejaran de operar en las últimas horas por falta de combustible, apagando del todo este servicio que venía proporcionando solo una o dos horas de luz cada día a los hogares.

"La red eléctrica libanesa dejó de funcionar por completo hoy al mediodía y es poco probable que opere recién el próximo lunes o (que esté cortada) durante varios días", indicaron autoridades.

El cese de operaciones en las plantas de Deir Amar y Zahrani hizo disminuir el suministro a menos de 270 megavatios y, en consecuencia, la red "al completo" dejó de funcionar, informó la compañía eléctrica estatal, Electricité du Liban, según la Agencia Nacional de Noticias.

El cierre de las dos centrales "afectó directamente la estabilidad de la red eléctrica y provocó su interrupción total, sin posibilidad de reanudar las operaciones mientras tanto", se lee en el comunicado.

El ejército libanés acordó proporcionar seis mil kilolitros de gasóleo distribuidos equitativamente entre las dos centrales eléctricas, indicó la compañía eléctrica.

Esa cantidad asegurará la energía en El Líbano durante tres días, indicó.

Desde hace varios meses, el suministro eléctrico público ha sido muy limitado, por lo que la población depende de la contratación de generadores privados, también operados con combustible y cuyo precio se ha disparado por la escasez generalizada de carburantes.

Le eléctrica estatal explicó que "en estos momentos" no puede hacer nada más para volver a poner la red en funcionamiento debido a "las difíciles condiciones operativas", "la baja capacidad de producción" y "la existencia de importantes estaciones de transferencia fuera del control de la institución".

Muchos libaneses dependen normalmente de generadores privados que funcionan con diésel, aunque escasean.

El pequeño país mediterráneo está sumido en una de las peores crisis económicas ocurridas en el mundo en más de un siglo y medio, y registra una fuerte escasez de productos y servicios básicos como medicinas, materiales médicos, carburantes, electricidad y agua corriente.

Política

Dialogan México y EU sobre energía

La Cuatroté le expone a secretaria de Energía estadounidense la reforma eléctrica

CDMX

Denuncian una mala formación de peritos en la CDMX

La especialista Ana Yeli Pérez propone perseguir de oficio este delito que sólo se atiende con denuncia

Sociedad

"Regreso a clases será con seguridad y prudencia", responde Graue a AMLO

El rector de la UNAM demandó respeto a la autonomía para mantener el equilibrio respetuoso de la Universidad pública y el Estado

Salud

Tercera dosis de Pfizer protege contra variante ómicron: estudio

Se analizaron anticuerpo de la infección en personas vacunadas que les dio Covid-19

Celebridades

Fallece Meat Loaf, cantante estadounidense de "Bat Out of Hell"

Vendió más de 100 millones de discos en 60 años de carrera, además participó en películas “El club de la pelea” y obras de teatro como “Hair

Mundo

Bajo Observación | Casos caen en la cuna del Ómicron

El país africano fue el primero en registrar la variante Ómicron, la cual le llevó a registrar casos récord

Gossip

Fernando de la Mora ofrece fiesta musical en Sonora

El tenor Fernando de la Mora inicia el año en México.

Literatura

Gana con una trama sobre sus orígenes

Cristian Alarcón recibió el prestigiado Premio Alfaguara de Novela 2022 por El tercer paraíso

Gossip

Las mujeres dan una mirada nueva al cine de horror

El realizador M. Night Shyamalan, creador de Señales y El sexto sentido, asegura que en las directoras está el futuro del cine de género. Estrena hoy la tercera temporada de Servant, donde funge como productor principal