/ miércoles 3 de mayo de 2017

Macron obtiene contundente victoria en el debate con Le Pen

PARIS.- El candidato social-liberal Emmanuel Macron consolidó su posición de favorito para transformarse en el próximo presidente de Francia al derrotar a Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional (FN) de extrema derecha, en el único debate televisado previo a la elección presidencial del próximo domingo.

En forma unánime, los analistas estimaron que Macron había ganado en forma contundente ese duelo de dimensiones históricas, pues es la primera vez que un candidato del FN participa en el tradicional debate entre los dos finalistas que participarán en el balotaje.

Un primer sondeo del instituto Elabe después del enfrentamiento indicó que 63% de los telespectadores atribuyó la victoria a Macron contra 34% a Le Pen.

Desde el primer cruce de frase, el debate asumió un tono enérgico en la forma, pero de extrema violencia en el fondo.

Entérate: 

Debido a esa hostilidad recíproca, la discusión escapó por completo al control de los dos moderadores.

El duelo, filmado por 14 cámaras, se desarrolló en un estudio de la Plaine Saint-Denis, en el suburbio norte de París. Ambos candidatos estaban separados por una mesa oval de 2,50 metros. Por acuerdo de los respectivos equipos, se mantuvo una temperatura constante de 19 grados.

Durante las 2,33 horas que duró el debate, Marine Le Pen se esforzó en permanencia en presentarse como “la candidata del pueblo y de la Francia que amamos” frente al “candidato de la globalización salvaje […] heredero del gobierno de François Hollande”.

En el primer cruce de acusaciones, Macron le demostró que ignoraba de qué tema estaban hablando, pues Le Pen había confundido las ventas de la empresa telefónica SFR con la adjudicación del fabricante de turbinas Alstom. “Usted ignora los dossiers industriales”, ironizó el ex ministro de Economía.

Lee también: 

Ambos expusieron luego sus respectivos programas de reducción de impuestos. “Yo soy la candidata del poder adquisitivo. Usted es el candidato del poder de adquirir porque en su modelo de sociedad todo se vende y se compra”, acusó Le Pen, que vestía saco azul y pantalón azul, y camisa blanca.

Para argumentar su propuesta de retirarse de la Unión Europea (UE) afirmó que de esa manera Francia ahorrará 9.000 millones de euros por año. La cifra es, en realidad, de 4.500 millones de euros anuales, según cifras oficiales de la UE citadas por los facts checker de la prensa. “Por lo demás, si usted quiere salir de la UE, primero tendrá que pagar lo que Francia debe. El Brexit le costará a Gran Bretaña entre 60.000 y 70.000 millones de euros”, corrigió Macron, que también vestía traje y corbata azul y camisa blanca. “Usted tiene una dudosa relación con la verdad”, afirmó.

En el capítulo sobre el sistema de salud, Marine Le Pen confirmó que promoverá una reducción del precio de los medicamentos. “Yo tengo una mala noticia para usted: 80% de los medicamentos son importados y, si usted sale del euro, los franceses tendrán que pagarlos mucho más caro”, respondió Macron, que también la acusó de haber modificado en varias ocasiones su proyecto de bajar la edad de la jubilación a 60 años.

En un clima de extrema tensión, ambos candidatos se acusaron varias veces de interrumpirse recíprocamente.

Más información: 

En el capítulo sobre terrorismo, Le Pen insistió en su proyecto de expulsar del país a todos los “sospechosos binacionales” y crear una “agencia especializada en la lucha contra el islamismo”. También acusó a su rival de apoyar a las organizaciones musulmanas.

“No mienta. Estos debates son serios. ¡Hay que ser responsables en la vida política!”, replicó Macron que en varias ocasiones la acusó de proferir “tonterías”.

Ambos coincidieron en términos generales sobre la forma de reforzar la seguridad mediante la creación de 10.000 nuevos puestos de policías y el refuerzo del arsenal de justicia.

El intercambio, en general, fue extremadamente difícil de seguir debido a la superposición de exposiciones y a las permanentes interrupciones.

Una de las partes más intensas se produjo cuando Le Pen desarrolló su proyecto de salir de la UE, para la cual convocará a un referéndum. Luego explicó su intención de abandonar el euro —que “no es la moneda del pueblo”— para adoptar un sistema de doble divisa euro-franco. A título de ejemplo mencionó el caso de Gran Bretaña, “cuya economía, después del Brexit, mejoró en forma considerable”.

“El problema —replicó Macron— es que Gran Bretaña no está en el sistema euro”. Luego afirmó que la salida del euro y el sistema de doble moneda es “inaplicable” porque “penalizará la balanza comercial de Francia, provocará una devaluación del franco y desencadenará una fuga masiva de capitales”.

En materia internacional, Macron explicó su visión de “una Francia creíble y fuerte en Europa” y afirmó que no se someterá “al diktat de Vladimir Putin”. Al respecto expuso sus diferencias con Marine Le Pen, una alusión al préstamo que obtuvo el FN en un banco ruso y a su reciente visita a Moscú.

Francia “está sometida” a Alemania y Estados Unidos, respondió Marine Le Pen, y “debe recuperar su independencia” y “no debe someterse a la visión imperialista de uno u otros”. “Debemos ser equidistantes de Rusia y de Estados Unidos”, agregó.

“Si usted resulta elegida [Francia] saldrá de la historia”, replicó Macron.

El debate de anoche entre los dos candidatos probablemente no modificará la relación de fuerzas que muestran los últimos sondeos. Los institutos OpinionWay, IFOP y BVA atribuyen 60% de intenciones de voto a Macron contra 40% a Le Pen.

La confusión y las interrupciones que dominaron la discusión impidieron que los dirigentes pudieran desarrollar sus propuestas de gobierno.

PARIS.- El candidato social-liberal Emmanuel Macron consolidó su posición de favorito para transformarse en el próximo presidente de Francia al derrotar a Marine Le Pen, candidata del Frente Nacional (FN) de extrema derecha, en el único debate televisado previo a la elección presidencial del próximo domingo.

En forma unánime, los analistas estimaron que Macron había ganado en forma contundente ese duelo de dimensiones históricas, pues es la primera vez que un candidato del FN participa en el tradicional debate entre los dos finalistas que participarán en el balotaje.

Un primer sondeo del instituto Elabe después del enfrentamiento indicó que 63% de los telespectadores atribuyó la victoria a Macron contra 34% a Le Pen.

Desde el primer cruce de frase, el debate asumió un tono enérgico en la forma, pero de extrema violencia en el fondo.

Entérate: 

Debido a esa hostilidad recíproca, la discusión escapó por completo al control de los dos moderadores.

El duelo, filmado por 14 cámaras, se desarrolló en un estudio de la Plaine Saint-Denis, en el suburbio norte de París. Ambos candidatos estaban separados por una mesa oval de 2,50 metros. Por acuerdo de los respectivos equipos, se mantuvo una temperatura constante de 19 grados.

Durante las 2,33 horas que duró el debate, Marine Le Pen se esforzó en permanencia en presentarse como “la candidata del pueblo y de la Francia que amamos” frente al “candidato de la globalización salvaje […] heredero del gobierno de François Hollande”.

En el primer cruce de acusaciones, Macron le demostró que ignoraba de qué tema estaban hablando, pues Le Pen había confundido las ventas de la empresa telefónica SFR con la adjudicación del fabricante de turbinas Alstom. “Usted ignora los dossiers industriales”, ironizó el ex ministro de Economía.

Lee también: 

Ambos expusieron luego sus respectivos programas de reducción de impuestos. “Yo soy la candidata del poder adquisitivo. Usted es el candidato del poder de adquirir porque en su modelo de sociedad todo se vende y se compra”, acusó Le Pen, que vestía saco azul y pantalón azul, y camisa blanca.

Para argumentar su propuesta de retirarse de la Unión Europea (UE) afirmó que de esa manera Francia ahorrará 9.000 millones de euros por año. La cifra es, en realidad, de 4.500 millones de euros anuales, según cifras oficiales de la UE citadas por los facts checker de la prensa. “Por lo demás, si usted quiere salir de la UE, primero tendrá que pagar lo que Francia debe. El Brexit le costará a Gran Bretaña entre 60.000 y 70.000 millones de euros”, corrigió Macron, que también vestía traje y corbata azul y camisa blanca. “Usted tiene una dudosa relación con la verdad”, afirmó.

En el capítulo sobre el sistema de salud, Marine Le Pen confirmó que promoverá una reducción del precio de los medicamentos. “Yo tengo una mala noticia para usted: 80% de los medicamentos son importados y, si usted sale del euro, los franceses tendrán que pagarlos mucho más caro”, respondió Macron, que también la acusó de haber modificado en varias ocasiones su proyecto de bajar la edad de la jubilación a 60 años.

En un clima de extrema tensión, ambos candidatos se acusaron varias veces de interrumpirse recíprocamente.

Más información: 

En el capítulo sobre terrorismo, Le Pen insistió en su proyecto de expulsar del país a todos los “sospechosos binacionales” y crear una “agencia especializada en la lucha contra el islamismo”. También acusó a su rival de apoyar a las organizaciones musulmanas.

“No mienta. Estos debates son serios. ¡Hay que ser responsables en la vida política!”, replicó Macron que en varias ocasiones la acusó de proferir “tonterías”.

Ambos coincidieron en términos generales sobre la forma de reforzar la seguridad mediante la creación de 10.000 nuevos puestos de policías y el refuerzo del arsenal de justicia.

El intercambio, en general, fue extremadamente difícil de seguir debido a la superposición de exposiciones y a las permanentes interrupciones.

Una de las partes más intensas se produjo cuando Le Pen desarrolló su proyecto de salir de la UE, para la cual convocará a un referéndum. Luego explicó su intención de abandonar el euro —que “no es la moneda del pueblo”— para adoptar un sistema de doble divisa euro-franco. A título de ejemplo mencionó el caso de Gran Bretaña, “cuya economía, después del Brexit, mejoró en forma considerable”.

“El problema —replicó Macron— es que Gran Bretaña no está en el sistema euro”. Luego afirmó que la salida del euro y el sistema de doble moneda es “inaplicable” porque “penalizará la balanza comercial de Francia, provocará una devaluación del franco y desencadenará una fuga masiva de capitales”.

En materia internacional, Macron explicó su visión de “una Francia creíble y fuerte en Europa” y afirmó que no se someterá “al diktat de Vladimir Putin”. Al respecto expuso sus diferencias con Marine Le Pen, una alusión al préstamo que obtuvo el FN en un banco ruso y a su reciente visita a Moscú.

Francia “está sometida” a Alemania y Estados Unidos, respondió Marine Le Pen, y “debe recuperar su independencia” y “no debe someterse a la visión imperialista de uno u otros”. “Debemos ser equidistantes de Rusia y de Estados Unidos”, agregó.

“Si usted resulta elegida [Francia] saldrá de la historia”, replicó Macron.

El debate de anoche entre los dos candidatos probablemente no modificará la relación de fuerzas que muestran los últimos sondeos. Los institutos OpinionWay, IFOP y BVA atribuyen 60% de intenciones de voto a Macron contra 40% a Le Pen.

La confusión y las interrupciones que dominaron la discusión impidieron que los dirigentes pudieran desarrollar sus propuestas de gobierno.