/ martes 15 de noviembre de 2016

Matteo Renzi podría renunciar si electores rechazan su reforma

ROMA, Italia. (OEM-Informex).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, podría renunciar a su cargo, e inclusive retirarse de la política activa, si los electores rechazan el referéndum sobre una reforma constitucional promovida por su Gobierno. El voto esta previsto para el próximo 4 de diciembre y en base a la mayoría de las encuestas, el “no” a esta reforma es favorito.

Una reforma que prevé la fuerte reducción del rol del Senado, del número de parlamentarios y del poder de los gobiernos regionales. Esta posibilidad es duramente cuestionada por la oposición, alegando también que en caso de victoria del “sí”, las decisiones (sobre quiénes serán los nuevos miembros del Senado) se tomarían en el ámbito político y no a través del voto popular, lo que contrastaría con el dictamen democrático.

La impresión sin embargo es que el principal objetivo de la oposición es el de mandar a casa a Renzi, personalizando el debate, también por culpa del mismo primer ministro.

Efectivamente, este último ha cambiado de idea varias veces acerca de su destino político en caso de victoria del “no”. Al inicio, tal vez sintiéndose seguro de una victoria sin obstáculos, dijo que si la reforma era rechazada habría abandonado la política, después dio marcha atrás y rectificó esta eventualidad, mientras que ayer, en una entrevista radiofónica, subrayó que, en caso de perder el referéndum no podría quedarse en el Parlamento “únicamente para estar flotando y hacer lo que todos ya hicieron antes que yo con tal de mantenerse ahí... esto es algo que no encaja conmigo...”.

El jefe del Gobierno de Roma y sus aliados destacan que “Italia esperaba una reforma desde hacía 30 años” y que si es rechazada el país “permanecería estancado en un sistema que ha impedido el progreso del país”.

El tema del referéndum ha monopolizado el debate político en los últimos meses, con los promotores del “sí” y el frente del “no” que recorren toda la península para tratar de convencer a los muchos indecisos. Contrarios a la reforma son el “Movimiento 5 Estrellas”, (el primer partido en Roma), “Forza Italia” de Silvio Berlusconi, la “Liga Norte” e inclusive una parte minoritaria del “Partido Democrático”, contraria a las innovaciones de Renzi (que también es secretario general del Partido), el cual prácticamente marginó a la vieja guardia de su partido, convirtiéndola en un enemigo dentro de casa.

En este contexto, es evidente que los opositores al actual Gobierno esperan una victoria del “no” a la reforma, convencidos de que este resultado provocaría la caída de Renzi y anticiparía a 2017 las elecciones generales.

ROMA, Italia. (OEM-Informex).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, podría renunciar a su cargo, e inclusive retirarse de la política activa, si los electores rechazan el referéndum sobre una reforma constitucional promovida por su Gobierno. El voto esta previsto para el próximo 4 de diciembre y en base a la mayoría de las encuestas, el “no” a esta reforma es favorito.

Una reforma que prevé la fuerte reducción del rol del Senado, del número de parlamentarios y del poder de los gobiernos regionales. Esta posibilidad es duramente cuestionada por la oposición, alegando también que en caso de victoria del “sí”, las decisiones (sobre quiénes serán los nuevos miembros del Senado) se tomarían en el ámbito político y no a través del voto popular, lo que contrastaría con el dictamen democrático.

La impresión sin embargo es que el principal objetivo de la oposición es el de mandar a casa a Renzi, personalizando el debate, también por culpa del mismo primer ministro.

Efectivamente, este último ha cambiado de idea varias veces acerca de su destino político en caso de victoria del “no”. Al inicio, tal vez sintiéndose seguro de una victoria sin obstáculos, dijo que si la reforma era rechazada habría abandonado la política, después dio marcha atrás y rectificó esta eventualidad, mientras que ayer, en una entrevista radiofónica, subrayó que, en caso de perder el referéndum no podría quedarse en el Parlamento “únicamente para estar flotando y hacer lo que todos ya hicieron antes que yo con tal de mantenerse ahí... esto es algo que no encaja conmigo...”.

El jefe del Gobierno de Roma y sus aliados destacan que “Italia esperaba una reforma desde hacía 30 años” y que si es rechazada el país “permanecería estancado en un sistema que ha impedido el progreso del país”.

El tema del referéndum ha monopolizado el debate político en los últimos meses, con los promotores del “sí” y el frente del “no” que recorren toda la península para tratar de convencer a los muchos indecisos. Contrarios a la reforma son el “Movimiento 5 Estrellas”, (el primer partido en Roma), “Forza Italia” de Silvio Berlusconi, la “Liga Norte” e inclusive una parte minoritaria del “Partido Democrático”, contraria a las innovaciones de Renzi (que también es secretario general del Partido), el cual prácticamente marginó a la vieja guardia de su partido, convirtiéndola en un enemigo dentro de casa.

En este contexto, es evidente que los opositores al actual Gobierno esperan una victoria del “no” a la reforma, convencidos de que este resultado provocaría la caída de Renzi y anticiparía a 2017 las elecciones generales.