/ viernes 26 de enero de 2024

México y EU comparten inseguridad energética: Shalanda Baker

El 47 por ciento de latinos sufre ese problema, al igual que las comunidades marginadas en México, dice la funcionaria

En Estados Unidos, 47 por ciento de hogares latinos sufren inseguridad energética y México enfrenta problemas similares en comunidades indígenas o marginadas, por lo que ahora ambos países tienen una oportunidad sin precedentes de crear un sistema de energía sustentable y equitativo, afirmó Shalanda Baker, directora de la Oficina de Justicia y Equidad Energética, del Departamento de Energía de EU.

En entrevista exclusiva con El Sol de México, la funcionaria expuso las políticas del gobierno del presidente Joe Biden en materia de cambio climático y de energías renovables.

Baker conoce México desde hace 15 años y su primer contacto con los problemas energéticos y las desigualdades del país fue en Oaxaca.

“La primera vez que vine fue en el 2010, cuando tuve la fortuna de conocer gente indígena que estaba profundamente involucrada en la transición energética en Oaxaca. Esas comunidades de verdad querían tener voz y presencia, en tanto que esa industria estaba transformando sus comunidades”.

Baker explicó que los habitantes han expresado preocupación por el impacto de los proyectos de energía eólica y solar en sus entornos, por lo que la viabilidad de los planes energéticos debe basarse en las decisiones de cada población.

Sin embargo, esos problemas no son exclusivos de México.

De acuerdo con Baker, uno de cada tres estadounidenses sufre de inseguridad energética, que mantiene sus casas a temperaturas peligrosas o no saludables, “teniendo que decidir entre calentar sus casa, enfriar sus casas o comer”.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Pero en comunidades como la latina el problema empeora: “el 47 por ciento de los hogares sufre de inseguridad energética, mientras que en comunidades afroamericanas, más de 50 por ciento sufre lo mismo, es muy grave”.

Estas comunidades, que forman parte de los nuevos proyectos de energía renovable, “son también las que sufren desproporcionadamente de contaminación, así que vine a México a compartir la experiencia en Estados Unidos y cómo estamos abordado la inseguridad energética así como la injusticia ambiental, a través de la histórica transformación de nuestro sistema energético, destacó la funcionaria de Biden.

En el caso de Oaxaca, Baker consideró que se está produciendo mucha energía eólica en ese estado y que las comunidades están participando en la transformación del sistema energético de su región, algo que de lo que los gobiernos de México y Estados Unidos deben aprender.

“En Estados Unidos tenemos una oportunidad sin precedentes de crear un sistema energético que funcione para todas las comunidades. La administración de Biden y (Kamala) Harris ha hecho un tema central la justicia, la equidad y la participación de la comunidad en esta transición”, indicó Baker, al destacar que para su trabajo en el Departamento de Energía considera a México como uno de sus “maestros”.

“México me ha ayudado a entender cómo realmente incluir comunidades, indígenas, tribales, comunidades de bajos ingresos y comunidades de color; incluirlas en la conversación acerca de la transición energética”, añadió.

Al respecto, Shalanda Baker destacó como uno de los logros del actual gobierno estadounidense es la implementación del programa “Justicia 40” del Departamento de Energía, que dispone de 100 mil mdd para facilitar los estímulos hacia la transición a energías limpias, con énfasis en la equidad en el acceso a los recursos.

“Estamos trabajando en todo el Departamento para asegurarnos de que cada dólar que sale el edificio pase por el lente de la equidad, lo que significa que cada solicitante de esos dólares tiene que luchar por la equidad. Es un esfuerzo histórico el que estamos haciendo”, destacó.

Baker, que se ha reunido con miembros del Senado mexicano para hablar del compromiso compartido de México y Estados Unidos con el medio ambiente, aseguró que nuestro país cuenta con una “legislación que ha sido muy efectiva para poner a México en el centro del escenario mundial en términos de sus compromisos para combatir el cambio climático”.

En este sentido, consideró que el gobierno mexicano está comprometido a producir energía limpia e incluir a las comunidades en esa transición, y ve los caminos de ambos países para abordar el cambio climático muy paralelos.

México también es vulnerable al cambio climático, también tienen costas con los mismos retos respecto al incremento del nivel del mar. Ustedes tienen desiertos que están más y más secos conforme el impacto del cambio climático se vuelve mas real. Así que compartimos muchos de los mismos retos: sequías, clima extremo, y las herramientas que estamos implementando en Estados Unidos para asegurarnos de que la gente más vulnerable está siendo atendida, son cosas que con mucho gusto puedo seguir compartiendo mientras estoy aquí”, señaló.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El pasado 23 de enero, durante un encuentro con la comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio climático del Senado mexicano, Baker sostuvo que ante le peligro del calentamiento global y la inseguridad energética se deben “corregir los errores del pasado”, como crear nuevos sistemas energéticos y rediseñar los antiguos que aborden la inclusión, igualdad y justicia, con soluciones de energía limpia a la que puedan acceder todas las comunidades y que les ayude a su crecimiento económico y a generar más oportunidades de empleo.

En Estados Unidos, 47 por ciento de hogares latinos sufren inseguridad energética y México enfrenta problemas similares en comunidades indígenas o marginadas, por lo que ahora ambos países tienen una oportunidad sin precedentes de crear un sistema de energía sustentable y equitativo, afirmó Shalanda Baker, directora de la Oficina de Justicia y Equidad Energética, del Departamento de Energía de EU.

En entrevista exclusiva con El Sol de México, la funcionaria expuso las políticas del gobierno del presidente Joe Biden en materia de cambio climático y de energías renovables.

Baker conoce México desde hace 15 años y su primer contacto con los problemas energéticos y las desigualdades del país fue en Oaxaca.

“La primera vez que vine fue en el 2010, cuando tuve la fortuna de conocer gente indígena que estaba profundamente involucrada en la transición energética en Oaxaca. Esas comunidades de verdad querían tener voz y presencia, en tanto que esa industria estaba transformando sus comunidades”.

Baker explicó que los habitantes han expresado preocupación por el impacto de los proyectos de energía eólica y solar en sus entornos, por lo que la viabilidad de los planes energéticos debe basarse en las decisiones de cada población.

Sin embargo, esos problemas no son exclusivos de México.

De acuerdo con Baker, uno de cada tres estadounidenses sufre de inseguridad energética, que mantiene sus casas a temperaturas peligrosas o no saludables, “teniendo que decidir entre calentar sus casa, enfriar sus casas o comer”.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Pero en comunidades como la latina el problema empeora: “el 47 por ciento de los hogares sufre de inseguridad energética, mientras que en comunidades afroamericanas, más de 50 por ciento sufre lo mismo, es muy grave”.

Estas comunidades, que forman parte de los nuevos proyectos de energía renovable, “son también las que sufren desproporcionadamente de contaminación, así que vine a México a compartir la experiencia en Estados Unidos y cómo estamos abordado la inseguridad energética así como la injusticia ambiental, a través de la histórica transformación de nuestro sistema energético, destacó la funcionaria de Biden.

En el caso de Oaxaca, Baker consideró que se está produciendo mucha energía eólica en ese estado y que las comunidades están participando en la transformación del sistema energético de su región, algo que de lo que los gobiernos de México y Estados Unidos deben aprender.

“En Estados Unidos tenemos una oportunidad sin precedentes de crear un sistema energético que funcione para todas las comunidades. La administración de Biden y (Kamala) Harris ha hecho un tema central la justicia, la equidad y la participación de la comunidad en esta transición”, indicó Baker, al destacar que para su trabajo en el Departamento de Energía considera a México como uno de sus “maestros”.

“México me ha ayudado a entender cómo realmente incluir comunidades, indígenas, tribales, comunidades de bajos ingresos y comunidades de color; incluirlas en la conversación acerca de la transición energética”, añadió.

Al respecto, Shalanda Baker destacó como uno de los logros del actual gobierno estadounidense es la implementación del programa “Justicia 40” del Departamento de Energía, que dispone de 100 mil mdd para facilitar los estímulos hacia la transición a energías limpias, con énfasis en la equidad en el acceso a los recursos.

“Estamos trabajando en todo el Departamento para asegurarnos de que cada dólar que sale el edificio pase por el lente de la equidad, lo que significa que cada solicitante de esos dólares tiene que luchar por la equidad. Es un esfuerzo histórico el que estamos haciendo”, destacó.

Baker, que se ha reunido con miembros del Senado mexicano para hablar del compromiso compartido de México y Estados Unidos con el medio ambiente, aseguró que nuestro país cuenta con una “legislación que ha sido muy efectiva para poner a México en el centro del escenario mundial en términos de sus compromisos para combatir el cambio climático”.

En este sentido, consideró que el gobierno mexicano está comprometido a producir energía limpia e incluir a las comunidades en esa transición, y ve los caminos de ambos países para abordar el cambio climático muy paralelos.

México también es vulnerable al cambio climático, también tienen costas con los mismos retos respecto al incremento del nivel del mar. Ustedes tienen desiertos que están más y más secos conforme el impacto del cambio climático se vuelve mas real. Así que compartimos muchos de los mismos retos: sequías, clima extremo, y las herramientas que estamos implementando en Estados Unidos para asegurarnos de que la gente más vulnerable está siendo atendida, son cosas que con mucho gusto puedo seguir compartiendo mientras estoy aquí”, señaló.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El pasado 23 de enero, durante un encuentro con la comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio climático del Senado mexicano, Baker sostuvo que ante le peligro del calentamiento global y la inseguridad energética se deben “corregir los errores del pasado”, como crear nuevos sistemas energéticos y rediseñar los antiguos que aborden la inclusión, igualdad y justicia, con soluciones de energía limpia a la que puedan acceder todas las comunidades y que les ayude a su crecimiento económico y a generar más oportunidades de empleo.

Finanzas

Burócratas absorben más recursos que la inversión

El gasto en salarios, prestaciones y remuneraciones fue mayor a lo que se destinó en obras insignia en el primer trimestre, indica Hacienda

CDMX

Fiscalía de CDMX invertirá más de 100 millones de pesos para dignificar instalaciones

Autoridades capitalinas reconocen que faltan instalaciones adecuadas para atender a las víctimas

CDMX

Concentra 2024 el 30% de las contingencias declaradas en los últimos 5 años

De las 30 contingencias registradas en los últimos cinco años, nueve ocurrieron este año; autoridades plantean revisar medidas

Finanzas

Sedena da a Pymes 500 millones de pesos en contratos

El Ejército adquirió equipo médico y de sanidad hasta bienes informáticos para seis hoteles en zonas clave

Finanzas

Crecen ventas minoristas en primer trimestre

Los ingresos por ventas minoristas crecieron en los primeros tres meses de 2024

Mundo

CPI solicita órdenes de arresto contra Netanyahu y Hamas por presuntos crímenes de guerra

Karim Khan, declaró que solicitó la emisión de una orden de arresto contra el primer ministro israelí y dirigentes de Hamas, por presuntos crímenes de guerra