/ miércoles 2 de agosto de 2023

Microapartamentos, una opción sustentable para algunos

Cada vez es más común que en las grandes ciudades los jóvenes recurran a departamentos de hasta 30 metro cuadrados, a veces tan pequeños, que se han vuelto objeto de bromas virales en redes sociales

Lara Maia teclea con prisa en su computadora portátil, apoyada sobre el escritorio que ocupa un hueco entre el refrigerador y el clóset, frente a la cama ubicada contra la pared. En su apartamento de 16 metros cuadrados, esta brasileña residente de São Paulo se las arregla para vivir y trabajar.

"No necesito más: estoy cerca de todo y siento la libertad de irme cuando quiera con unas pocas maletas", dice esta informática de 34 años mientras contempla el atardecer sobre los rascacielos del centro paulista desde el piso 16.

Recomendado para ti: Abandonan casas en el Edomex por inseguridad, lejanía y desempleo

Ubicado en el barrio Bela Vista, junto al corazón de la ciudad, este microapartamento refleja una tendencia creciente en los últimos años en las urbes más pobladas de Latinoamérica, donde las viviendas del tamaño de cuartos de hotel se multiplicaron.

Son jóvenes profesionales iniciando su carrera, mayormente solteros, atraídos por inmuebles modernos y bien ubicados, cerca de los trabajos o conexiones de transporte público

Ely Wertheim, Secovi-SP


Aunque ya es habitual en grandes capitales del mundo, en ciudades como São Paulo, el boom de los apartamentos residenciales de hasta 30 metros es más reciente: entre 2016 y 2022, la oferta creció de 461 unidades a 16.261, un 21 por ciento del total, según el Sindicato de Vivienda del estado (Secovi-SP).

Un flujo de inversiones hacia el sector e incentivos del plan de urbanización impulsaron el mercado de estos apartamentos en esta ciudad de 11.5 millones de habitantes.

Algunos, con muebles encajados como piezas de tetris o la cocina a centímetros del baño, se volvieron objeto de bromas virales en redes sociales, donde un usuario los llamó "Cautiverio gourmet".

Pero eso no desalienta la demanda, compuesta principalmente por adultos de entre 20 y 39 años, según una encuesta de la inmobiliaria digital Quinto Andar.

"Son jóvenes profesionales -de clase media y media alta-, iniciando su carrera, mayormente solteros, atraídos por inmuebles modernos y bien ubicados, cerca de los trabajos o conexiones de transporte público", algo muy valioso en una ciudad con tránsito caótico, detalla Ely Wertheim, presidente ejecutivo de Secovi-SP.


Minimalismo y sostenibilidad

Criada en una casa amplia en Baurú, municipio del interior paulista, Maia reconoce que "podría conseguir un apartamento más grande" en otro barrio por los 2 mil 300 reales (casi 475 dólares) mensuales que paga por su miniestudio.

Sin embargo, escatima metros para estar cerca de su familia y de su trabajo presencial, que intercala con remoto.

En un espacio tan pequeño uno aprende a desprenderse de muchas cosas y cambia la percepción sobre lo que necesita

Lara Maia, Profesionista


Al final de la jornada de teletrabajo, cierra la pantalla y prepara un té con un pan que calienta en su única sartén sobre una hornalla eléctrica. Después, despliega una mesa rodante escondida debajo del escritorio y se sienta a comer.

"En un espacio tan pequeño uno aprende a desprenderse de muchas cosas y cambia la percepción sobre lo que necesita", señala Maia, adaptada a un estilo de vida más minimalista y sustentable, moderando hasta el lavado de ropa.

Las reuniones con amigos transcurren en una sala en la terraza, un área compartida que se ha vuelto común en los edificios nuevos, que ofrecen lavandería, salas de coworking y juegos, y hasta espacios para bañar mascotas.

Oscar Borghi, un ingeniero de 39 años, vive con su novia desde el año pasado en un apartamento de 28 metros con dos ambientes, en el sur de la ciudad.

"Creímos que resultaría pequeño, pero estamos cómodos con la distribución y los espacios: cuando coincidimos en home office, uno trabaja en el coworking", dice Borghi, que también vive cerca de su oficina y la estación de tren.


Como en Nueva York o Tokio

Rodger Campos, economista de la plataforma Loft, equipara a São Paulo, la quinta mayor ciudad del mundo, con otras como Nueva York o Tokio, donde abundan los microapartamentos: "Tiene densidad de población, conexión global, y es un polo de trabajo, salud y educación".

Además, explican que la inundación de microviviendas las tasas de interés, que registraron una baja entre 2018 y 2021 (de 6.75 por ciento a un piso histórico de 2% por la pandemia), dice José Armenio, secretario adjunto de la Secretaría Municipal de Urbanismo de Sao Paulo.

Esos niveles incrementaron el capital en el sector y estimularon a inversores a comprar inmuebles para renta.

También contribuyó a una rebaja de los permisos de construcción de apartamentos pequeños dispuesta por la Municipalidad en 2014, indica Armenio.

El objetivo era aumentar la concentración de habitantes en áreas servidas por transporte público, con viviendas más accesibles a una clase menos acomodada. Pero el resultado fue diferente, pues los apartamentos de hasta 30 m2 tienen el m2 más caro de la ciudad, según detalla Campos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo


La Cámara Municipal aprobó recientemente una revisión del plan urbano que encarece las construcciones de microapartamentos, para crear más viviendas familiares.

Aunque algunos creen que una sobreoferta en el mercado es lo que frenará la tendencia.



Lara Maia teclea con prisa en su computadora portátil, apoyada sobre el escritorio que ocupa un hueco entre el refrigerador y el clóset, frente a la cama ubicada contra la pared. En su apartamento de 16 metros cuadrados, esta brasileña residente de São Paulo se las arregla para vivir y trabajar.

"No necesito más: estoy cerca de todo y siento la libertad de irme cuando quiera con unas pocas maletas", dice esta informática de 34 años mientras contempla el atardecer sobre los rascacielos del centro paulista desde el piso 16.

Recomendado para ti: Abandonan casas en el Edomex por inseguridad, lejanía y desempleo

Ubicado en el barrio Bela Vista, junto al corazón de la ciudad, este microapartamento refleja una tendencia creciente en los últimos años en las urbes más pobladas de Latinoamérica, donde las viviendas del tamaño de cuartos de hotel se multiplicaron.

Son jóvenes profesionales iniciando su carrera, mayormente solteros, atraídos por inmuebles modernos y bien ubicados, cerca de los trabajos o conexiones de transporte público

Ely Wertheim, Secovi-SP


Aunque ya es habitual en grandes capitales del mundo, en ciudades como São Paulo, el boom de los apartamentos residenciales de hasta 30 metros es más reciente: entre 2016 y 2022, la oferta creció de 461 unidades a 16.261, un 21 por ciento del total, según el Sindicato de Vivienda del estado (Secovi-SP).

Un flujo de inversiones hacia el sector e incentivos del plan de urbanización impulsaron el mercado de estos apartamentos en esta ciudad de 11.5 millones de habitantes.

Algunos, con muebles encajados como piezas de tetris o la cocina a centímetros del baño, se volvieron objeto de bromas virales en redes sociales, donde un usuario los llamó "Cautiverio gourmet".

Pero eso no desalienta la demanda, compuesta principalmente por adultos de entre 20 y 39 años, según una encuesta de la inmobiliaria digital Quinto Andar.

"Son jóvenes profesionales -de clase media y media alta-, iniciando su carrera, mayormente solteros, atraídos por inmuebles modernos y bien ubicados, cerca de los trabajos o conexiones de transporte público", algo muy valioso en una ciudad con tránsito caótico, detalla Ely Wertheim, presidente ejecutivo de Secovi-SP.


Minimalismo y sostenibilidad

Criada en una casa amplia en Baurú, municipio del interior paulista, Maia reconoce que "podría conseguir un apartamento más grande" en otro barrio por los 2 mil 300 reales (casi 475 dólares) mensuales que paga por su miniestudio.

Sin embargo, escatima metros para estar cerca de su familia y de su trabajo presencial, que intercala con remoto.

En un espacio tan pequeño uno aprende a desprenderse de muchas cosas y cambia la percepción sobre lo que necesita

Lara Maia, Profesionista


Al final de la jornada de teletrabajo, cierra la pantalla y prepara un té con un pan que calienta en su única sartén sobre una hornalla eléctrica. Después, despliega una mesa rodante escondida debajo del escritorio y se sienta a comer.

"En un espacio tan pequeño uno aprende a desprenderse de muchas cosas y cambia la percepción sobre lo que necesita", señala Maia, adaptada a un estilo de vida más minimalista y sustentable, moderando hasta el lavado de ropa.

Las reuniones con amigos transcurren en una sala en la terraza, un área compartida que se ha vuelto común en los edificios nuevos, que ofrecen lavandería, salas de coworking y juegos, y hasta espacios para bañar mascotas.

Oscar Borghi, un ingeniero de 39 años, vive con su novia desde el año pasado en un apartamento de 28 metros con dos ambientes, en el sur de la ciudad.

"Creímos que resultaría pequeño, pero estamos cómodos con la distribución y los espacios: cuando coincidimos en home office, uno trabaja en el coworking", dice Borghi, que también vive cerca de su oficina y la estación de tren.


Como en Nueva York o Tokio

Rodger Campos, economista de la plataforma Loft, equipara a São Paulo, la quinta mayor ciudad del mundo, con otras como Nueva York o Tokio, donde abundan los microapartamentos: "Tiene densidad de población, conexión global, y es un polo de trabajo, salud y educación".

Además, explican que la inundación de microviviendas las tasas de interés, que registraron una baja entre 2018 y 2021 (de 6.75 por ciento a un piso histórico de 2% por la pandemia), dice José Armenio, secretario adjunto de la Secretaría Municipal de Urbanismo de Sao Paulo.

Esos niveles incrementaron el capital en el sector y estimularon a inversores a comprar inmuebles para renta.

También contribuyó a una rebaja de los permisos de construcción de apartamentos pequeños dispuesta por la Municipalidad en 2014, indica Armenio.

El objetivo era aumentar la concentración de habitantes en áreas servidas por transporte público, con viviendas más accesibles a una clase menos acomodada. Pero el resultado fue diferente, pues los apartamentos de hasta 30 m2 tienen el m2 más caro de la ciudad, según detalla Campos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo


La Cámara Municipal aprobó recientemente una revisión del plan urbano que encarece las construcciones de microapartamentos, para crear más viviendas familiares.

Aunque algunos creen que una sobreoferta en el mercado es lo que frenará la tendencia.



Política

Diputados de la 4T aprueban la Ley de Amnistía

La Ley de Amnistía permitirá al titular del Ejecutivo beneficiar a personas procesadas que aporten elementos para esclarecer casos relevantes

Finanzas

Pico de gallo sale más caro en abril

El kilo de cebolla llegó a los 30 pesos en la primera quincena del cuarto mes, con alza de 99.4 por ciento

CDMX

¿Transporte en CDMX sin costo? Expertos explican que es posible

Especialistas plantean beneficio para pasajeros de bajos y medios ingresos, pues destinan 20 por ciento en traslados

Mundo

Washington envió armas a Ucrania en secreto

Biden promulgó una ley que permitirá el envío de armamento a Ucrania en cuestión de horas

Metrópoli

Edomex busca poner orden a transporte público con nueva ley de movilidad

El secretario de Movilidad mexiquense también confirmó que no habrá incrementos en las tarifas del transporte público en el Estado de México durante este año

Mundo

Milei niega el cierre de escuelas públicas en Argentina

El ultraderechista ataca tras las marchas del martes y acusa "lágrimas de zurdo" por la presencia de políticos