/ lunes 20 de febrero de 2017

Muere la presidenta del Comité Nobel de la paz, Kaci Kullmann Five

La presidenta del Comité Nobel noruego que cada año atribuye el premio de la paz, Kaci Kullmann Five, falleció el domingo a los 65 años, anunció el lunes el comité.

Kullmann Five padecía cáncer de mama desde 2014.

Nacida en 1951 en Oslo, fue diputada (1981-1997), presidenta del partido conservador (1991-1994) y ministra (1989-1990) y luego hizo carrera en el sector privado. Entró en el Comité Nobel en 2003.

En marzo de 2015 remplazó en la presidencia del comité al ex primer ministro Thorbjørn Jagland y fue designada por la revista Forbes como una de las mujeres más influyentes del mundo.

Tras varias elecciones controvertidas bajo la era Jagland (Barack Obama en 2009, la Unión Europea en 2012), el Comité Nobel noruego presidido por Kullmann premió dos procesos de paz frágiles pero reales: la transición democrática en Túnez y el desarme de la guerrilla marxista de Colombia.

La primera ministra noruega, Erna Solberg, elogió la memoria de "una persona fuerte y cálida", convertida en "un ejemplo para numerosas mujeres jóvenes".

La presidenta del Comité Nobel noruego que cada año atribuye el premio de la paz, Kaci Kullmann Five, falleció el domingo a los 65 años, anunció el lunes el comité.

Kullmann Five padecía cáncer de mama desde 2014.

Nacida en 1951 en Oslo, fue diputada (1981-1997), presidenta del partido conservador (1991-1994) y ministra (1989-1990) y luego hizo carrera en el sector privado. Entró en el Comité Nobel en 2003.

En marzo de 2015 remplazó en la presidencia del comité al ex primer ministro Thorbjørn Jagland y fue designada por la revista Forbes como una de las mujeres más influyentes del mundo.

Tras varias elecciones controvertidas bajo la era Jagland (Barack Obama en 2009, la Unión Europea en 2012), el Comité Nobel noruego presidido por Kullmann premió dos procesos de paz frágiles pero reales: la transición democrática en Túnez y el desarme de la guerrilla marxista de Colombia.

La primera ministra noruega, Erna Solberg, elogió la memoria de "una persona fuerte y cálida", convertida en "un ejemplo para numerosas mujeres jóvenes".