/ viernes 5 de octubre de 2018

Mukwege, el médico que lucha por recuperar a las mujeres violadas

El doctor trata a las mujeres que son violadas por los grupos armados, muchas veces en grupo

Redacción Internacional.- El congoleño DenisMukwege, galardonado hoy con el Nobel de Paz junto a la joven iraquí Nadia Murad, es un médico que lleva años intentando la recuperación psicológica y física de las mujeres violadas en el curso de los conflictos armados.

Cuando violan a una mujer, allá donde sea, es a mi mujer a la que violan. Cuando violan a una hija, a una madre, es a mi hija y a mi madre a las que están violando.


Nacido en 1955 en la República Democrática del Congo (RDC), Mukwege fundó en 1999 el Hospital Panzi en Bukavu, en el este del Congo.

Allí trata a las mujeres que son violadas por los grupos armados, muchas veces en grupo, usadas como un arma de guerra más, y se ocupa de aminorar los efectos devastadores de esos daños, tanto físicos como morales, con una prioridad: "No debemos precipitarnos con una operación si no hemos recuperado psicológicamente a esa mujer".

Foto: EFE


Para ello cuenta con un equipo de asistencia social, psicológica y psiquiátrica, que ayudan antes de proceder a un tratamiento quirúrgico complicado, ya que muchas mujeres acuden con destrozos físicos en su aparato genital.


Este médico congoleño siempre ha tenido claro que las violaciones a cargo de militares son "una potente arma de guerra", que busca "destruir no solo físicamente a la mujer, sino a toda la comunidad a la que pertenece" y que se prolonga cuando se producen embarazos de niños no deseados.

Hijo de un ministro pentecostal, estudió Medicina en Burundi y después comenzó a hacer prácticas en el Hospital Cristiano de Lemera, en Kivu del Sur.

Conmocionado por las ablaciones que sufrían las mujeres en el país decidió especializarse en Obstetricia y Ginecología y después de completar su formación en Francia regresó a Kivu del Sur en 1989.

Foto. EFE


Como cirujano jefe, él y su equipo han intervenido a miles de mujeres víctimas de violaciones y de la ablación.

En su trayectoria no lo ha tenido fácil porque Mukwege ya tuvo que dejar el Hospital de Lemera (Kivu del Sur), tras ser destruido el 6 de octubre de 1996 en un ataque que precedió a la Primera Guerra del Congo (1996-1997), que derrocó al dictador Mobutu Sésé Seko.

En octubre de 2012 Mukwege sufrió un atentado en el que murió uno de sus colaboradores.

En una entrevista anterior con Efe, en 2012, Mukwege dijo no sentirse un héroe por haber ayudado a tantas congoleñas.

Sólo hago lo que tengo que hacer. Como ser humano, no puedo entender que no se actúe en esta situación. No siento que esté haciendo nada especial.

Como hombre, además, tiene la responsabilidad de trasladar a otros hombres que rompan su silencio frente a los abusos: "debemos decir a las mujeres que vosotras sois como mi madre, como mi mujer, y que esa violencia no es aceptable".


Redacción Internacional.- El congoleño DenisMukwege, galardonado hoy con el Nobel de Paz junto a la joven iraquí Nadia Murad, es un médico que lleva años intentando la recuperación psicológica y física de las mujeres violadas en el curso de los conflictos armados.

Cuando violan a una mujer, allá donde sea, es a mi mujer a la que violan. Cuando violan a una hija, a una madre, es a mi hija y a mi madre a las que están violando.


Nacido en 1955 en la República Democrática del Congo (RDC), Mukwege fundó en 1999 el Hospital Panzi en Bukavu, en el este del Congo.

Allí trata a las mujeres que son violadas por los grupos armados, muchas veces en grupo, usadas como un arma de guerra más, y se ocupa de aminorar los efectos devastadores de esos daños, tanto físicos como morales, con una prioridad: "No debemos precipitarnos con una operación si no hemos recuperado psicológicamente a esa mujer".

Foto: EFE


Para ello cuenta con un equipo de asistencia social, psicológica y psiquiátrica, que ayudan antes de proceder a un tratamiento quirúrgico complicado, ya que muchas mujeres acuden con destrozos físicos en su aparato genital.


Este médico congoleño siempre ha tenido claro que las violaciones a cargo de militares son "una potente arma de guerra", que busca "destruir no solo físicamente a la mujer, sino a toda la comunidad a la que pertenece" y que se prolonga cuando se producen embarazos de niños no deseados.

Hijo de un ministro pentecostal, estudió Medicina en Burundi y después comenzó a hacer prácticas en el Hospital Cristiano de Lemera, en Kivu del Sur.

Conmocionado por las ablaciones que sufrían las mujeres en el país decidió especializarse en Obstetricia y Ginecología y después de completar su formación en Francia regresó a Kivu del Sur en 1989.

Foto. EFE


Como cirujano jefe, él y su equipo han intervenido a miles de mujeres víctimas de violaciones y de la ablación.

En su trayectoria no lo ha tenido fácil porque Mukwege ya tuvo que dejar el Hospital de Lemera (Kivu del Sur), tras ser destruido el 6 de octubre de 1996 en un ataque que precedió a la Primera Guerra del Congo (1996-1997), que derrocó al dictador Mobutu Sésé Seko.

En octubre de 2012 Mukwege sufrió un atentado en el que murió uno de sus colaboradores.

En una entrevista anterior con Efe, en 2012, Mukwege dijo no sentirse un héroe por haber ayudado a tantas congoleñas.

Sólo hago lo que tengo que hacer. Como ser humano, no puedo entender que no se actúe en esta situación. No siento que esté haciendo nada especial.

Como hombre, además, tiene la responsabilidad de trasladar a otros hombres que rompan su silencio frente a los abusos: "debemos decir a las mujeres que vosotras sois como mi madre, como mi mujer, y que esa violencia no es aceptable".


Sociedad

Evitará el INM confrontar a migrantes de nueva caravana

Las personas extranjeras deberán presentar un permiso migratorio que acredite su estancia legal en México

Sociedad

La carne, el huevo y el gas, más caros que en 2020

La reapertura luego de la pandemia provocó un aumento en la demanda de productos, dicen especialistas

Sociedad

Rick se intensifica a huracán categoría 1 en costas de Guerrero

El SMN advirtió que las lluvias provocadas por este sistema pueden originar deslaves e incremento en los niveles de ríos y arroyos

Sociedad

Sonia Grimaldo, la líder sindical que murió por bala perdida en balaceras de Matamoros

Sonia Grimaldo, presidenta de la Comisión de Honor y Justicia del Sindicato de Trabajadores de Ciudad Victoria, fue víctima mortal ajena a los hechos

Sociedad

Evitará el INM confrontar a migrantes de nueva caravana

Hombres, mujeres y niños, principalmente centroamericanos, conforman la caravana, la cual salió de Tapachula alrededor de las 7 de la mañana

OMG!

Frase con la que lamentó Alec Baldwin la muerte de Halyna Hutchins

"Estoy cooperando plenamente con la investigación policial para abordar cómo ocurrió esta tragedia": Alec Baldwin

Sociedad

Suspenden búsqueda en La Bartolina tras balaceras en Matamoros

La noche del jueves se desató un enfrentamiento entre elementos de seguridad e integrantes del Cártel del Golfo

Sociedad

Rick se intensifica a huracán categoría 1 en costas de Guerrero

Según el pronóstico del meteorológico, Rick se fortalecerá a huracán categoría 2 en las primeras horas del domingo

Justicia

Muere El Tigre, líder del Cártel del Golfo, en balaceras de Matamoros

El Tigre era uno de los objetivos principales de la Fiscalía del Estado y de EU, incluso ofrecían recompensa para lograr su detención