/ domingo 11 de febrero de 2018

Pena de Muerte: escasea la inyección letal en EU

Desde 2010 hacen falta los medicamentos que se aplican a los condenados a muerte

Los estados norteamericanos en los que está
vigente la pena de muerte tienen un problema desde hace años: los
medicamentos necesarios para ejecutar las penas escasean. ¿El motivo?
Las farmacéuticas no quieren que se mate con sus productos y, por
tanto, han dejado de suministrarlos.

Ante este panorama, a los estados de Nevada y Nebraska se les ocurrió
la idea de utilizar una combinación de opioides como inyección letal.
Pero médicos y otros detractores de la medida argumentaron en contra
y, finalmente, los tribunales aplazaron dos ejecuciones. Y de nuevo
se plantea el tema: ¿existe una manera humana de matar?

Sin medicamentos

En los 31 estados de Estados Unidos en los que tiene vigencia la pena
de muerte la inyección letal es desde hace décadas la forma de
llevarla a cabo. Pero desde 2010, la cada vez mayor escasez de
medicamentos está desatando todo tipo de debates, pues la búsqueda de
alternativas como el sedante Midazolam acaba no pocas veces con una
larga y cruenta lucha contra la muerte. Y ahora, incluso el Midazolam
escasea.

Por eso, tanto en Nebraska como en Nevada está
previsto apostar por el fentanilo, un opioide sintético que actúa
como potente narcótico con un efecto 120 veces superior al de la
morfina y que, ingerido en grandes cantidades, resulta letal. Además,
hay una enorme disponibilidad.

”Simplemente lo pedimos a nuestro mayorista farmacéutico, como
cualquier otro medicamento, y nos lo suministran” contó una portavoz
de las autoridades penitenciarias de Nevada a The Washington Post.

Sin embargo, la pena máxima mediante
fentanilo también puede ser tortuosa, sostienen algunos críticos.

Foto: Franziska Kraufmann / dpa

 

Scott Dozier, de 47 años, iba a convertirse el pasado noviembre en el
primer ejecutado con este método. Primero tenía que tomar Valium,
luego fentanilo y finalmente un bloqueante neuromuscular. Sin
embargo, un tribunal acabó también parándolo.

”Si los dos primeros medicamentos no funcionan como está previsto, o
si se inyectan de manera errónea, como ha sucedido en tantos casos,
la persona está despierta y consciente, intenta respirar pero es
totalmente incapaz de moverse”, explica Mark Heath, anestesista de la
Universidad de Columbia. Pero para un observador, esta lucha contra
la muerte pasa prácticamente desapercibida.

Temores similares son los que se cernieron sobre la ejecución,
también aplazada, del mexicano José Sandoval en Nebraska. A él iba a
administrársele un cuarto preparado adicional: un compuesto químico
(el cloruro de potasio) que provoca el paro cardíaco, pero que
también genera quemaduras internas.

”No existe ninguna base médica ni científica. Sólo se trata de una
serie de intentos: hacer acopio de medicamentos, probarlos en presos
y observar si mueren y cómo lo hacen”, critica el anestesista Joel
Zivot, de la Universidad Emory.

Ante semejantes complicaciones, algunos estados están volviendo a
poner sobre la mesa argumentos jurídicos en pro de otros métodos para
llevar a cabo las ejecuciones, como por ejemplo el uso de nitrógeno
como gas letal o la muerte por disparo.

También la jurista Deborah Denno (Universidad de Fordham), que lleva
más de dos décadas especializada en la pena de muerte, considera este
último como el método que provoca menos incidentes causantes de
sufrimiento.

En su opinión, el motivo por el que se sigue apostando por
alternativas químicas es porque en realidad, no se piensa en el
condenado. “Se piensa en quienes están presentes. No queremos que una
ejecución parezca lo que realmente es: alguien que mata a otra
persona”.

Fentanilo, un opioide sintético que actúa como potente narcótico con un efecto 120 veces superior al de la morfina y que, ingerido en grandes cantidades, resulta letal.

Los estados norteamericanos en los que está
vigente la pena de muerte tienen un problema desde hace años: los
medicamentos necesarios para ejecutar las penas escasean. ¿El motivo?
Las farmacéuticas no quieren que se mate con sus productos y, por
tanto, han dejado de suministrarlos.

Ante este panorama, a los estados de Nevada y Nebraska se les ocurrió
la idea de utilizar una combinación de opioides como inyección letal.
Pero médicos y otros detractores de la medida argumentaron en contra
y, finalmente, los tribunales aplazaron dos ejecuciones. Y de nuevo
se plantea el tema: ¿existe una manera humana de matar?

Sin medicamentos

En los 31 estados de Estados Unidos en los que tiene vigencia la pena
de muerte la inyección letal es desde hace décadas la forma de
llevarla a cabo. Pero desde 2010, la cada vez mayor escasez de
medicamentos está desatando todo tipo de debates, pues la búsqueda de
alternativas como el sedante Midazolam acaba no pocas veces con una
larga y cruenta lucha contra la muerte. Y ahora, incluso el Midazolam
escasea.

Por eso, tanto en Nebraska como en Nevada está
previsto apostar por el fentanilo, un opioide sintético que actúa
como potente narcótico con un efecto 120 veces superior al de la
morfina y que, ingerido en grandes cantidades, resulta letal. Además,
hay una enorme disponibilidad.

”Simplemente lo pedimos a nuestro mayorista farmacéutico, como
cualquier otro medicamento, y nos lo suministran” contó una portavoz
de las autoridades penitenciarias de Nevada a The Washington Post.

Sin embargo, la pena máxima mediante
fentanilo también puede ser tortuosa, sostienen algunos críticos.

Foto: Franziska Kraufmann / dpa

 

Scott Dozier, de 47 años, iba a convertirse el pasado noviembre en el
primer ejecutado con este método. Primero tenía que tomar Valium,
luego fentanilo y finalmente un bloqueante neuromuscular. Sin
embargo, un tribunal acabó también parándolo.

”Si los dos primeros medicamentos no funcionan como está previsto, o
si se inyectan de manera errónea, como ha sucedido en tantos casos,
la persona está despierta y consciente, intenta respirar pero es
totalmente incapaz de moverse”, explica Mark Heath, anestesista de la
Universidad de Columbia. Pero para un observador, esta lucha contra
la muerte pasa prácticamente desapercibida.

Temores similares son los que se cernieron sobre la ejecución,
también aplazada, del mexicano José Sandoval en Nebraska. A él iba a
administrársele un cuarto preparado adicional: un compuesto químico
(el cloruro de potasio) que provoca el paro cardíaco, pero que
también genera quemaduras internas.

”No existe ninguna base médica ni científica. Sólo se trata de una
serie de intentos: hacer acopio de medicamentos, probarlos en presos
y observar si mueren y cómo lo hacen”, critica el anestesista Joel
Zivot, de la Universidad Emory.

Ante semejantes complicaciones, algunos estados están volviendo a
poner sobre la mesa argumentos jurídicos en pro de otros métodos para
llevar a cabo las ejecuciones, como por ejemplo el uso de nitrógeno
como gas letal o la muerte por disparo.

También la jurista Deborah Denno (Universidad de Fordham), que lleva
más de dos décadas especializada en la pena de muerte, considera este
último como el método que provoca menos incidentes causantes de
sufrimiento.

En su opinión, el motivo por el que se sigue apostando por
alternativas químicas es porque en realidad, no se piensa en el
condenado. “Se piensa en quienes están presentes. No queremos que una
ejecución parezca lo que realmente es: alguien que mata a otra
persona”.

Fentanilo, un opioide sintético que actúa como potente narcótico con un efecto 120 veces superior al de la morfina y que, ingerido en grandes cantidades, resulta letal.

Política

México urge a la ONU actuar ante conflicto bélico entre Israel y Hamas

Además, convocó a los líderes políticos, religiosos y sociales de Israel y Hamas, a no incitar a las comunidades a la violencia

Sociedad

SRE identifica a 10 mujeres en EU víctimas de malas prácticas médicas

La dependencia Indicó que, de las 10 connacionales identificadas, cuatro fueron sometidas a cirugías

Política

AMLO da "pistas" de buscar extender su mandato

Alfonso Zárate, sociólogo político, advierte sobre la posibilidad de que el actual presidente de México decida permanecer en el cargo más allá del 2024

Política

México urge a la ONU actuar ante conflicto bélico entre Israel y Hamas

Además, convocó a los líderes políticos, religiosos y sociales de Israel y Hamas, a no incitar a las comunidades a la violencia

Sociedad

"Los Mexicles", prometen a migrantes cruzarlos a EU pero los usan para traficar droga

El crimen organizado utiliza a estas personas para colaborar como “mulas” y poder pasar droga al extranjero

CDMX

Peritos noruegos realizarán mañana nuevo recorrido en zona cero de L12

El nuevo recorrido de mañana será para ampliar el registro fotográfico, informó la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil de la CDMX

Sociedad

Pandemia pone en apuros a empresas para cumplir con el pago de utilidades

El presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal, Armando Leñero Llaca, dijo que las empresas están obligadas a mostrar su utilidad, para transparentar el pago de utilidades a sus trabajadores

Mundo

El insensato derrame de sangre debe cesar: ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU ha realizado dos reuniones a puerta cerrada antes de la discusión pública de este domingo sobre la creciente violencia en Medio Oriente

Mundo

Colapso de gradas en una sinagoga de Israel deja 60 heridos

En las primeras imágenes difundidas por los medios israelíes, se veía cómo la grada del fondo de la sinagoga se quebraba en solo unos segundos