/ lunes 30 de enero de 2017

Políticas de Trump contradicen tradición pluralista de EU

  • El país europeo “es fiel a sus propios valores, es decir, una sociedad abierta”: Paolo Gentiloni

ROMA, Italia. (OEM-Informex).- La construcción del muro y la decisión de impedir por tres meses el ingreso a ciudadanos de siete países con mayoría islámica contradicen la tradición pluralista de Estados Unidos y minan las bases de los principios jurídicos internacionales. El Gobierno italiano se unió a las fuertes críticas provenientes de países del viejo continente y en general de la Unión Europea (UE) tras las medidas antiinmigración adoptadas por el presidente Donald Trump.

El jefe del Ejecutivo, Paolo Gentiloni, reconociendo la alianza con Estados Unidos, precisó, sin embargo, a través de un “tuit” que “Italia es fiel a sus propios valores, es decir, una sociedad abierta, una identidad plural y ninguna discriminación”, que por otra parte “son los pilares de Europa”.

El ministro de transportes, Graziano Delrio, dijo que las decisiones de Trump “contrastan con la historia estadunidense y europea, prescindiendo de las formaciones políticas”.... ”Limitar la acogida –precisó- es una idea opuesta a la que durante años animó la cultura de Estados Unidos, también la de derecha; se trata –agregó-de una inversión de tendencia...”.

Los dos vice-secretarios del gubernamental Partido Democrático, Debora Serracchiani y Lorenzo Guerini, comparten “el desconcierto y la indignación” por las decisiones que está tomando la administración estadunidense en contra de migrantes y refugiados.

Por su parte, el ministro del interior, Marco Minniti, dijo que no hay que confundir la inmigración con el islamismo. Y tras subrayar que “la ecuación inmigración-terrorismo es errónea e inaceptable”, advirtió el temor que de esta manera se pueda “crear un área de marginación e insatisfacción, que son terreno fértil para el terrorismo”.

Para manifestar su condena y preocupación por las acciones de Trump también intervino la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, según la cual “las medidas del nuevo presidente de Estados Unidos, además de minar la base de los principios jurídicos internacionales, provocan un caos general y corren el riesgo de alimentar peligrosas retorsiones”.

Boldrini también dijo que “los insultos (de Trump, ndr) contra los mexicanos, definidos ‘criminales’ y ‘traficantes’, son inaceptables”, así “como la revaluación que hizo de la tortura”.

“El SEÑOR DE LOS MUROS”

Significativo fue el título en primera página del diario católico “Avvenire”, muy cercano a la Conferencia Episcopal Italiana (CEI): “El Señor de los Muros” al lado de la figura oscura del perfil de Trump.

Se trata de una significativa toma de posición de los obispos italianos, aunque aún no oficial, que de esta manera se hicieron portavoces del sentir del clero local y sobre todo del mismo papa Francisco, el cual aún no se ha pronunciado oficialmente sobre las decisiones de Donald Trump. Sin embargo, la posición de Bergoglio en tema de migración y refugiados, es más que consabida.

El presidente Trump –escribió el cotidiano- “se demuestra cada vez más intencionado a ‘aislar’ a Estados Unidos, teniendo fuera al sur del continente y al mundo musulmán”.

  • El país europeo “es fiel a sus propios valores, es decir, una sociedad abierta”: Paolo Gentiloni

ROMA, Italia. (OEM-Informex).- La construcción del muro y la decisión de impedir por tres meses el ingreso a ciudadanos de siete países con mayoría islámica contradicen la tradición pluralista de Estados Unidos y minan las bases de los principios jurídicos internacionales. El Gobierno italiano se unió a las fuertes críticas provenientes de países del viejo continente y en general de la Unión Europea (UE) tras las medidas antiinmigración adoptadas por el presidente Donald Trump.

El jefe del Ejecutivo, Paolo Gentiloni, reconociendo la alianza con Estados Unidos, precisó, sin embargo, a través de un “tuit” que “Italia es fiel a sus propios valores, es decir, una sociedad abierta, una identidad plural y ninguna discriminación”, que por otra parte “son los pilares de Europa”.

El ministro de transportes, Graziano Delrio, dijo que las decisiones de Trump “contrastan con la historia estadunidense y europea, prescindiendo de las formaciones políticas”.... ”Limitar la acogida –precisó- es una idea opuesta a la que durante años animó la cultura de Estados Unidos, también la de derecha; se trata –agregó-de una inversión de tendencia...”.

Los dos vice-secretarios del gubernamental Partido Democrático, Debora Serracchiani y Lorenzo Guerini, comparten “el desconcierto y la indignación” por las decisiones que está tomando la administración estadunidense en contra de migrantes y refugiados.

Por su parte, el ministro del interior, Marco Minniti, dijo que no hay que confundir la inmigración con el islamismo. Y tras subrayar que “la ecuación inmigración-terrorismo es errónea e inaceptable”, advirtió el temor que de esta manera se pueda “crear un área de marginación e insatisfacción, que son terreno fértil para el terrorismo”.

Para manifestar su condena y preocupación por las acciones de Trump también intervino la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, según la cual “las medidas del nuevo presidente de Estados Unidos, además de minar la base de los principios jurídicos internacionales, provocan un caos general y corren el riesgo de alimentar peligrosas retorsiones”.

Boldrini también dijo que “los insultos (de Trump, ndr) contra los mexicanos, definidos ‘criminales’ y ‘traficantes’, son inaceptables”, así “como la revaluación que hizo de la tortura”.

“El SEÑOR DE LOS MUROS”

Significativo fue el título en primera página del diario católico “Avvenire”, muy cercano a la Conferencia Episcopal Italiana (CEI): “El Señor de los Muros” al lado de la figura oscura del perfil de Trump.

Se trata de una significativa toma de posición de los obispos italianos, aunque aún no oficial, que de esta manera se hicieron portavoces del sentir del clero local y sobre todo del mismo papa Francisco, el cual aún no se ha pronunciado oficialmente sobre las decisiones de Donald Trump. Sin embargo, la posición de Bergoglio en tema de migración y refugiados, es más que consabida.

El presidente Trump –escribió el cotidiano- “se demuestra cada vez más intencionado a ‘aislar’ a Estados Unidos, teniendo fuera al sur del continente y al mundo musulmán”.