/ lunes 6 de julio de 2020

Queman símbolos de EU tras discurso de Trump, hay un muerto

Banderas quemadas, el derribo de una estatua de Cristóbal Colón y el atropellamiento de manifestantes en una noche de protestas

WASHINGTON. Banderas estadounidenses quemadas, el derribo de una estatua de Cristóbal Colón en Baltimore el al atropellamiento de manifestantes en Seattle fueron algunas de las escenas que se vivieron en protestas en distintas partes de EE.UU., tras el discurso que pronunció el presidente Donald Trump.

Con motivo del 4 de julio, había convocadas varias manifestaciones antirracistas y para pedir la marcha de Trump y de su vicepresidente, Mike Pence, en varias ciudades de EU que acabaron con la quema de banderas en Washington DC, Los Ángeles, Chicago y Nueva York, según uno de los organizadores, el Partido Comunista Revolucionario.

En la capital, los participantes prendieron fuego a la bandera junto a la plaza Lafayette, el parque que hay al lado de la Casa Blanca al grito de “EU nunca fue grande”, que contrasta con el lema de campaña de Trump “Haz EU grande de nuevo”.

En EU la quema de la bandera nacional no es ilegal, y de hecho en la protesta de Hollywood estuvo el activista de 63 años Gregory “Joey” Johnson, quien en 1989 ganó el caso ante la Corte Suprema que reconoció su derecho a quemar la enseña.

Johnson prendió fuego a tres banderas, la Confederada (de los estados sureños y esclavistas durante la Guerra Civil), la estadounidense y la del movimiento Blue Lives Matter, para protestar contra Trump.

Blue Lives Matter (las vidas azules importan), en oposición al grupo Black Lives Matter (las vidas negras importan) que protesta frente a violencia policial contra los afroamericanos, defiende que los condenados por el asesinato de policías sean sentenciados por crímenes de odio.

Mientras, en Baltimore, Maryland, manifestantes derribaron la estatua de Cristóbal Colon situada en la zona de Little Italy y la tiraron al agua en Inner Harbor, informó ayer la cadena de televisión CNN.

Un testigo señaló que tras derribarla con una cuerda, la estatua se rompió en pedazos que fueron arrastrados por los manifestantes hasta el agua.

En tanto, un manifestante falleció y dos resultaron heridos después de que un auto saltara una barrera policial y arremetiera contra una protesta en Seattle.

Estos actos se produjeron después de que el presidente de EU, Donald Trump, pronunciara un duro discurso en la Casa Blanca por el 4 de Julio, el Día de la Independencia, en el que jaleó la polarización.

En su alocución, el presidente afirmó: “Ahora estamos en proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y a la gente, que en muchas instancias no sabe en absoluto lo que está haciendo”.

Asimismo, dijo que nunca permitirán que “una muchedumbre enfadada” borre la historia del país y derribe monumentos.

En las últimas semanas se han multiplicado los ataques a monumentos de líderes de la Confederación, padres fundadores de EU y de exploradores vinculados a la “conquista” española de América, como Cristóbal Colón, que son percibidos como símbolos del racismo.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

WASHINGTON. Banderas estadounidenses quemadas, el derribo de una estatua de Cristóbal Colón en Baltimore el al atropellamiento de manifestantes en Seattle fueron algunas de las escenas que se vivieron en protestas en distintas partes de EE.UU., tras el discurso que pronunció el presidente Donald Trump.

Con motivo del 4 de julio, había convocadas varias manifestaciones antirracistas y para pedir la marcha de Trump y de su vicepresidente, Mike Pence, en varias ciudades de EU que acabaron con la quema de banderas en Washington DC, Los Ángeles, Chicago y Nueva York, según uno de los organizadores, el Partido Comunista Revolucionario.

En la capital, los participantes prendieron fuego a la bandera junto a la plaza Lafayette, el parque que hay al lado de la Casa Blanca al grito de “EU nunca fue grande”, que contrasta con el lema de campaña de Trump “Haz EU grande de nuevo”.

En EU la quema de la bandera nacional no es ilegal, y de hecho en la protesta de Hollywood estuvo el activista de 63 años Gregory “Joey” Johnson, quien en 1989 ganó el caso ante la Corte Suprema que reconoció su derecho a quemar la enseña.

Johnson prendió fuego a tres banderas, la Confederada (de los estados sureños y esclavistas durante la Guerra Civil), la estadounidense y la del movimiento Blue Lives Matter, para protestar contra Trump.

Blue Lives Matter (las vidas azules importan), en oposición al grupo Black Lives Matter (las vidas negras importan) que protesta frente a violencia policial contra los afroamericanos, defiende que los condenados por el asesinato de policías sean sentenciados por crímenes de odio.

Mientras, en Baltimore, Maryland, manifestantes derribaron la estatua de Cristóbal Colon situada en la zona de Little Italy y la tiraron al agua en Inner Harbor, informó ayer la cadena de televisión CNN.

Un testigo señaló que tras derribarla con una cuerda, la estatua se rompió en pedazos que fueron arrastrados por los manifestantes hasta el agua.

En tanto, un manifestante falleció y dos resultaron heridos después de que un auto saltara una barrera policial y arremetiera contra una protesta en Seattle.

Estos actos se produjeron después de que el presidente de EU, Donald Trump, pronunciara un duro discurso en la Casa Blanca por el 4 de Julio, el Día de la Independencia, en el que jaleó la polarización.

En su alocución, el presidente afirmó: “Ahora estamos en proceso de derrotar a la izquierda radical, los marxistas, los anarquistas, los agitadores, los saqueadores y a la gente, que en muchas instancias no sabe en absoluto lo que está haciendo”.

Asimismo, dijo que nunca permitirán que “una muchedumbre enfadada” borre la historia del país y derribe monumentos.

En las últimas semanas se han multiplicado los ataques a monumentos de líderes de la Confederación, padres fundadores de EU y de exploradores vinculados a la “conquista” española de América, como Cristóbal Colón, que son percibidos como símbolos del racismo.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Política

AMLO sostendrá llamada telefónica con Biden esta tarde

El canciller Marcelo Ebrard señaló que "la relación bilateral avanza a partir de la comunicación y el entendimiento"

Política

Gobierno da autorización a IP y estados para adquirir vacuna anticovid

El mandatario explicó que se da la libertad de adquirir la vacuna para que no se preste a la politiquería y reiteró que ésta es "universal y gratuita"

Política

y gobernadores celebran decisión; subsanarán "el vacío de vacunas", dicen

El mandatario de Guanajuato anunció que ya analiza con su equipo las opciones para adquirir a la brevedad posible las dosis

Política

Lorenzo Córdova pide a ciudadanos combatir la irresponsabilidad democrática

El consejero presidente del INE señaló que es labor de todos los ciudadanos, instituciones y organizaciones defender la democracia

Mundo

Madrileños se dan un paréntesis de felicidad en pandemia

La pandemia, en una ciudad martirizada por la muerte durante la primavera, ha quedado por un momento en suspenso, y los madrileños disfrutaron de la nieve con risas y sorpresas

Mundo

Pandemia acecha a la ciudad sagrada para sembrar de Caral en Perú

Aprovechando la pandemia, pobladores invaden zona arqueológica y acaban con vestigios de hace cinco mil años para cultivar aguacates y frutales

Mundo

Prueba de virginidad: doble violación en Pakistán

El examen se realiza sin el consentimiento de las víctimas o sin que ellas tengan claro su alcance, y por personas que no están formadas para hacerlo

Política

En debate | Censurar las mañaneras

AMLO ha protagonizado varios momentos de tensión con la autoridad electoral; una cruzada que se ha agudizado este inicio de año con las elecciones intermedias de junio

Cultura

Hojas de papel de volando | Doctor-doctora-enfermera… ¡Gracias!

El mundo entero de la salud, suelen pasar desapercibidos; anónimos; casi invisibles, aunque dispuestos y en silencio siempre, a dar la vida por el doliente