/ jueves 23 de septiembre de 2021

Diana de Vegh: la pareja secreta de Kennedy que busca ayudar a otras mujeres con su historia

Hoy te contamos cómo fue que Vegh decidió romper el silencio después de 63 años

Diana de Vegh, probablemente nunca hayas escuchado de ella pero en las últimas semanas su historia le ha dado la vuelta al mundo luego de revelar, que en su momento, ella fue pareja de John F. Kennedy cuando él ya estaba casado y aspiraba a la presidencia de Estados Unidos.

Hoy te contamos cómo fue que Vegh decidió romper el silencio después de 63 años y lo que significa para ella haber hablado sobre la aventura que tuvo con JFK, uno de los mandatarios más populares de la Casa Blanca.

¿Cómo se conocieron Diana de Vegh y JFK?

Fue en 1958 cuando Diana, quien en aquella época tenía 20 años, se encontraba cursando el tercer año en el Radcliffe College cuando durante una cena política, previa a la reelección de Kennedy, éste conoció a la joven y tras el evento la invitó a para que lo acompaña a otros actos de campaña, escoltada incluso por su conductor.

De Vegh afirma que ella se encontraba fascinada con la idea y que desde un principio el mostró interés en estar con ella.

De Vegh y JKF se conocieron en 1958, cuando ella tenía solo 20 años. | Foto: Especial

“Él pasaba el brazo por el respaldo del asiento y yo pensaba, ‘Oh, me pregunto qué significa eso’. Tal vez solo iba a poner su brazo sobre el asiento, pero tal vez quería decir... Me había atrapado en el torbellino”.

Fue en aquel momento, que la vida de Diana cambió para siempre pues luego de eso, tuvieron un encuentro casual y mantuvieron desde entonces, una relación que duró cuatro años.

El amorío entre De Vegh y Kennedy

En entrevista para la revista People, ella confesó platicó de cuando iba a sus mítines de campaña y él la acompañaba en su viaje de regreso a Radcliffe. Luego se mudó a Washington DC, donde trabajó como asistente en el Consejo de Seguridad Nacional, trabajo que le consiguió el mandatario pero que nunca fue del agrado de Diana.

Incluso llegó a señalar que solo aceptó por que le permitía estar cerca de JFK pese a que estaba casado con Jackie.

"Estaba locamente enamorada de él. Estábamos juntos de vez en cuando, por momentos en Boston o en el Hotel Carlyle en Nueva York".

Diana también contó su historia para la revista People. | Foto: Kelly Tsai


Ya casi al final de su aventura, solo se veían cada dos o tres meses. Incluso reveló que él nunca le dijo que la amaba y que se enteró de otros amoríos que tuvo también con Helen Chavchavadze y Mary Meyer.

Lo anterior la hizo pensar que la realidad es que su relación nunca había sido una historia de amor.

"Lo que yo consideraba amor entonces era adrenalina, era emoción, era euforia. ¿Sonaría el teléfono? ¿Llamaría? Oh, Dios mío. Comenzamos en el tobogán cuesta abajo y me volví menos especial y me desinfló, ya no era genial para él".

Diana de Vegh y su misión con las mujeres

Fue en febrero de 1964 cuando terminó su aventura luego de que el padre de Diana falleciera en Nueva York. Su muerte, dice, la hizo despertar de alguna forma y entendió que su vida en Washington DC ya no sería una opción pese a la cercanía con el presidente.

La Casa Blanca fue el lugar donde tuvieron su última conversación, la cual De Vegh calificó de superficial.

"Me fui, así que tenía algo de respeto por mí misma. En otras palabras, cuando fui a despedirme de él, era yo quien decía adiós".

De Vegh fue una figura destacada en ciertos círculos sociales de Nueva York. | Foto: Daily Mail


Hoy con 83 años de edad y dos hijos, Diana contó al New York Post, que al contar su historia podía ayudar a otras mujeres para que no pasen lo mismo que ella y no terminen involucrándose en relaciones tóxicas, sobretodo, con hombres que dominan altos mandos y tienen el poder a su disposición.

"Esa idea de que ‘si te vas conmigo te haré especial’ es lo que subyace en casos como el de Harvey Weinstein o Roger Ailes. En mi caso, al idolatrar a JFK terminé enamorándome de un hombre que no me amaba".

Con el paso de los años y pese a los avances que se han tenido como sociedad, Diana asegura que todavía falta mucho camino por recorrer, ya que "sigue existiendo una enorme brecha entre hombres consumados y mujeres jóvenes que pueden entrar y salir. Mi objetivo no es hablar mal de un hombre muerto, pero estoy aquí para decir que la cultura sigue siendo increíblemente problemática".

Diana Vegh durante una entrevista por Facebook Live para el Daily Mail. | Foto: Daily Mail


Finalmente, De Vegh exhortó a las mujeres ha realizar un trabajo de autoconocimiento para ser más fuertes y no quedar vulnerables ante hombres como Kennedy, que vio reforzada su conducta de salir con varias mujeres porque también su círculo cercano, caracterizado principalmente por hombres, se lo facilitaba.

"Como mujeres, tenemos que hacer el trabajo de autoconocimiento para no ser tan vulnerables a estos tipos malos. John Kennedy no tenía su vida de mujeriego por sí solo. La tuvo gracias a muchos, muchos, muchos otros hombres".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Vegh se casó, tuvo dos hijas y tras estudiar en la Escuela de Arte Dramático de Yale, obtuvo una maestría en trabajo social, donde dirigió un grupo de expertos. Y ahora es psicoterapeuta.

Diana de Vegh, probablemente nunca hayas escuchado de ella pero en las últimas semanas su historia le ha dado la vuelta al mundo luego de revelar, que en su momento, ella fue pareja de John F. Kennedy cuando él ya estaba casado y aspiraba a la presidencia de Estados Unidos.

Hoy te contamos cómo fue que Vegh decidió romper el silencio después de 63 años y lo que significa para ella haber hablado sobre la aventura que tuvo con JFK, uno de los mandatarios más populares de la Casa Blanca.

¿Cómo se conocieron Diana de Vegh y JFK?

Fue en 1958 cuando Diana, quien en aquella época tenía 20 años, se encontraba cursando el tercer año en el Radcliffe College cuando durante una cena política, previa a la reelección de Kennedy, éste conoció a la joven y tras el evento la invitó a para que lo acompaña a otros actos de campaña, escoltada incluso por su conductor.

De Vegh afirma que ella se encontraba fascinada con la idea y que desde un principio el mostró interés en estar con ella.

De Vegh y JKF se conocieron en 1958, cuando ella tenía solo 20 años. | Foto: Especial

“Él pasaba el brazo por el respaldo del asiento y yo pensaba, ‘Oh, me pregunto qué significa eso’. Tal vez solo iba a poner su brazo sobre el asiento, pero tal vez quería decir... Me había atrapado en el torbellino”.

Fue en aquel momento, que la vida de Diana cambió para siempre pues luego de eso, tuvieron un encuentro casual y mantuvieron desde entonces, una relación que duró cuatro años.

El amorío entre De Vegh y Kennedy

En entrevista para la revista People, ella confesó platicó de cuando iba a sus mítines de campaña y él la acompañaba en su viaje de regreso a Radcliffe. Luego se mudó a Washington DC, donde trabajó como asistente en el Consejo de Seguridad Nacional, trabajo que le consiguió el mandatario pero que nunca fue del agrado de Diana.

Incluso llegó a señalar que solo aceptó por que le permitía estar cerca de JFK pese a que estaba casado con Jackie.

"Estaba locamente enamorada de él. Estábamos juntos de vez en cuando, por momentos en Boston o en el Hotel Carlyle en Nueva York".

Diana también contó su historia para la revista People. | Foto: Kelly Tsai


Ya casi al final de su aventura, solo se veían cada dos o tres meses. Incluso reveló que él nunca le dijo que la amaba y que se enteró de otros amoríos que tuvo también con Helen Chavchavadze y Mary Meyer.

Lo anterior la hizo pensar que la realidad es que su relación nunca había sido una historia de amor.

"Lo que yo consideraba amor entonces era adrenalina, era emoción, era euforia. ¿Sonaría el teléfono? ¿Llamaría? Oh, Dios mío. Comenzamos en el tobogán cuesta abajo y me volví menos especial y me desinfló, ya no era genial para él".

Diana de Vegh y su misión con las mujeres

Fue en febrero de 1964 cuando terminó su aventura luego de que el padre de Diana falleciera en Nueva York. Su muerte, dice, la hizo despertar de alguna forma y entendió que su vida en Washington DC ya no sería una opción pese a la cercanía con el presidente.

La Casa Blanca fue el lugar donde tuvieron su última conversación, la cual De Vegh calificó de superficial.

"Me fui, así que tenía algo de respeto por mí misma. En otras palabras, cuando fui a despedirme de él, era yo quien decía adiós".

De Vegh fue una figura destacada en ciertos círculos sociales de Nueva York. | Foto: Daily Mail


Hoy con 83 años de edad y dos hijos, Diana contó al New York Post, que al contar su historia podía ayudar a otras mujeres para que no pasen lo mismo que ella y no terminen involucrándose en relaciones tóxicas, sobretodo, con hombres que dominan altos mandos y tienen el poder a su disposición.

"Esa idea de que ‘si te vas conmigo te haré especial’ es lo que subyace en casos como el de Harvey Weinstein o Roger Ailes. En mi caso, al idolatrar a JFK terminé enamorándome de un hombre que no me amaba".

Con el paso de los años y pese a los avances que se han tenido como sociedad, Diana asegura que todavía falta mucho camino por recorrer, ya que "sigue existiendo una enorme brecha entre hombres consumados y mujeres jóvenes que pueden entrar y salir. Mi objetivo no es hablar mal de un hombre muerto, pero estoy aquí para decir que la cultura sigue siendo increíblemente problemática".

Diana Vegh durante una entrevista por Facebook Live para el Daily Mail. | Foto: Daily Mail


Finalmente, De Vegh exhortó a las mujeres ha realizar un trabajo de autoconocimiento para ser más fuertes y no quedar vulnerables ante hombres como Kennedy, que vio reforzada su conducta de salir con varias mujeres porque también su círculo cercano, caracterizado principalmente por hombres, se lo facilitaba.

"Como mujeres, tenemos que hacer el trabajo de autoconocimiento para no ser tan vulnerables a estos tipos malos. John Kennedy no tenía su vida de mujeriego por sí solo. La tuvo gracias a muchos, muchos, muchos otros hombres".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Vegh se casó, tuvo dos hijas y tras estudiar en la Escuela de Arte Dramático de Yale, obtuvo una maestría en trabajo social, donde dirigió un grupo de expertos. Y ahora es psicoterapeuta.

Finanzas

Diputados aprueban Ley de Ingresos, en lo particular

El proyecto de la Ley de Ingresos de la Federación, propuesto por la Secretaría de Hacienda estima un crecimiento económico en México de 4.1 para el 2022

Sociedad

Cárteles utilizan videojuegos para reclutar a niños

AMLO expresó que videojuegos resultan muy violentos y que “sin duda afectan y dañan” a menores de edad

Finanzas

Secretario de Hacienda participa en reunión de ministros de Alianza del Pacífico

El titular de la SHCP, Rogelio Ramírez de la O, consideró que para reactivar la economía en la región, es prioritario impulsar medidas que faciliten el libre flujo de bienes y capitales

Finanzas

Diputados aprueban Ley de Ingresos, en lo particular

El proyecto de la Ley de Ingresos de la Federación, propuesto por la Secretaría de Hacienda estima un crecimiento económico en México de 4.1 para el 2022

Finanzas

EU bloquea importaciones de tomates de granja mexicana; acusan trabajo forzado

En 2020 las autoridades mexicanas tomaron medidas contra las acusaciones de condiciones de trabajo forzado en la misma finca de tomates

Justicia

Envían elementos de FSPE en apoyo para labores de seguridad en Irapuato

Esto, luego de los hechos violentos ocurridos en el municipio

Cultura

El primer museo de la CdMx donado por un particular

Esta entrega de La Guía del Fin de Semana, platicamos con una especialista del Museo Casa del Risco, una episodio de la serie ¿Qué eran los museos antes de ser museos?

Sociedad

De 800 policías que tiene Irapuato, sólo 150 patrullan las calles

Aunque la SSC de Irapuato cuenta con 800 elementos, la mayoría se encuentra en labores de custodia y administrativas

Exposiciones

La Guía del Fin de Semana: Qué hacer del 21 al 24 de octubre

Arma tus planes y disfruta de tu tiempo libre con estas alternativas