/ jueves 31 de octubre de 2019

Siria pretende poner fin a su guerra civil

Gobierno y oposición trabajarán en redactar una Constitución para frenar el conflicto de más de 8 años

GINEBRA. Ocho años y medio después del inicio de una guerra fratricida en Siria, de conferencias diplomáticas fracasadas y de un millón de víctimas directas, el Gobierno y la oposición siria se han sentado frente a frente con la misión de redactar una Constitución que les permita volver a vivir juntos.

Ambas partes han reconocido las dificultades emocionales que ha supuesto este encuentro, bajo la mirada de las principales capitales del mundo y de medios que transmitían en vivo el momento histórico a un país donde la devastación llega al 65%, mayor que la sufrida por Europa en la Segunda Guerra Mundial.

Este cuerpo constituyente, que ha quedado instalado en Ginebra y está compuesto por 150 miembros -50 del Gobierno, 50 de la oposición y 50 de la sociedad civil-, tendrá que aprobar las propuestas constitucionales que le presentará un comité de redacción, un órgano más reducido, de 45 miembros.

EXPECTATIVAS

Su inauguración ya es considerada como un logro impensable hasta hace muy poco, por la obvia falta de voluntad de negociar que el Gobierno mostró en las fracasadas consultas diplomáticas con la oposición entre 2014 y 2016, y porque la realidad en el terreno lo muestra como el vencedor de la guerra.

La oposición llega, como en el pasado, en una situación vulnerable, pero con la convicción de que es una oportunidad única para arrancar algunas concesiones al gobierno del presidente Bashar al Asad y, en el caso más optimista, tender las bases para su salida del poder.

Mientras el jefe de la delegación opositora, Hadi Albahra se encontraba sentado a la izquierda de Pedersen, a su derecha estaba el jefe de la delegación del gobierno, Ahmad Kuzbari, quien al tomar la palabra parecía por momentos tender la mano para retirarla con su siguiente frase.

Tras sostener que una nueva Constitución podría ser "la puerta a una solución política a la crisis" en su país y que su delegación está abierta a discutir si lo que hace falta es reformar la actual Constitución o elaborar una nueva, Kuzbari advertía de que "el combate al terrorismo" en suelo sirio no cesará.

INJERENCIA EXTRANJERA

El discurso de Kuzbari parecía entrar en contradicción con la realidad al rechazar cualquier "interferencia externa" en los debates constitucionales, cuando en la víspera Rusia, Irán y Turquía habían despachado a Ginebra a sus ministros de Exteriores para que nadie olvidara la influencia que cada cual ejerce sobre las partes y su presencia militar en Siria.

Rusia e Irán, principales aliados militares y políticos del Gobierno sirio; y Turquía, que durante años apoyó la rebelión armada y acogió a sus protagonistas, presentaron al Comité Constitucional como fruto de la alianza política que formaron para el caso de Siria cuando Estados Unidos se desinteresó del tema.

Los tres países no prestaron ningún crédito a la ONU.

GINEBRA. Ocho años y medio después del inicio de una guerra fratricida en Siria, de conferencias diplomáticas fracasadas y de un millón de víctimas directas, el Gobierno y la oposición siria se han sentado frente a frente con la misión de redactar una Constitución que les permita volver a vivir juntos.

Ambas partes han reconocido las dificultades emocionales que ha supuesto este encuentro, bajo la mirada de las principales capitales del mundo y de medios que transmitían en vivo el momento histórico a un país donde la devastación llega al 65%, mayor que la sufrida por Europa en la Segunda Guerra Mundial.

Este cuerpo constituyente, que ha quedado instalado en Ginebra y está compuesto por 150 miembros -50 del Gobierno, 50 de la oposición y 50 de la sociedad civil-, tendrá que aprobar las propuestas constitucionales que le presentará un comité de redacción, un órgano más reducido, de 45 miembros.

EXPECTATIVAS

Su inauguración ya es considerada como un logro impensable hasta hace muy poco, por la obvia falta de voluntad de negociar que el Gobierno mostró en las fracasadas consultas diplomáticas con la oposición entre 2014 y 2016, y porque la realidad en el terreno lo muestra como el vencedor de la guerra.

La oposición llega, como en el pasado, en una situación vulnerable, pero con la convicción de que es una oportunidad única para arrancar algunas concesiones al gobierno del presidente Bashar al Asad y, en el caso más optimista, tender las bases para su salida del poder.

Mientras el jefe de la delegación opositora, Hadi Albahra se encontraba sentado a la izquierda de Pedersen, a su derecha estaba el jefe de la delegación del gobierno, Ahmad Kuzbari, quien al tomar la palabra parecía por momentos tender la mano para retirarla con su siguiente frase.

Tras sostener que una nueva Constitución podría ser "la puerta a una solución política a la crisis" en su país y que su delegación está abierta a discutir si lo que hace falta es reformar la actual Constitución o elaborar una nueva, Kuzbari advertía de que "el combate al terrorismo" en suelo sirio no cesará.

INJERENCIA EXTRANJERA

El discurso de Kuzbari parecía entrar en contradicción con la realidad al rechazar cualquier "interferencia externa" en los debates constitucionales, cuando en la víspera Rusia, Irán y Turquía habían despachado a Ginebra a sus ministros de Exteriores para que nadie olvidara la influencia que cada cual ejerce sobre las partes y su presencia militar en Siria.

Rusia e Irán, principales aliados militares y políticos del Gobierno sirio; y Turquía, que durante años apoyó la rebelión armada y acogió a sus protagonistas, presentaron al Comité Constitucional como fruto de la alianza política que formaron para el caso de Siria cuando Estados Unidos se desinteresó del tema.

Los tres países no prestaron ningún crédito a la ONU.

Justicia

Caen cuatro de los autores materiales del feminicidio de Alexis

Se solicitó la orden de captura en torno a un sujeto que mantenía una relación con la víctima y fue quien la entregó con las personas que le quitaron la vida

México

Ssa estima dos millones 281 mil 355 casos de Covid-19 en México

La dependencia reportó 185 mil 715 víctimas mortales de la enfermedad provocada por el Covid-19

Política

García Cabeza de Vaca asegura que no se someterá al gobierno federal

Este domingo se desarrolló en Ciudad Victoria una manifestación de apoyo al mandatario

Sociedad

Bajo observación | México, un año en pandemia y aún no se avizora el final

México registró 458 nuevas muertes por la Covid-19 en la última jornada para acumular un total de 185.715 fallecidos con esa enfermedad

Finanzas

#Data | 2020, el peor año para la industria de la construcción

Aunque la pandemia tuvo un severo impacto en el desempeño para la industria, el sector público desde 2012 había venido reduciendo su participación año con año

Política

Rifa del avión presidencial fue un mensaje político: Lotería Nacional

“La idea fue mostrar todo lo que se puede comprar y hacer con el dinero destinado a lujos como el avión”, explica en entrevista su directora Margarita González Saravia

Sociedad

ASF tiene poca eficacia para combatir la corrupción

Sólo cuatro por ciento de las cuatro mil denuncias hechas por la Auditoría ha derivado en una sentencia

Valle de México

En Naucalpan, Ford va por 5 mil empleos

El municipio se convertirá en un punto de referencia de investigación para la armadora estadounidense

Sociedad

Consejo de Género OEM: La pandemia dejó más embarazos no planeados

Expertas expusieron que la pandemia fracturó el acceso a servicios de salud y anticonceptivos