/ lunes 10 de abril de 2017

Suicida se hace estallar en campamento militar en Somalia, hay tres muertos

Un suicida se hizo estallar este lunes en el interior de uno de los mayores campamentos militares de Somalia causando al menos tres muertos, al día siguiente de un ataque contra un convoy del jefe del ejército somalí, indicó una fuente militar.

"El kamikaze fue detenido en la entrada principal y se hizo explotar. Tres soldados murieron y varios resultaron heridos", indicó a la AFP Abdukadir Farah, un militar testigo del ataque.

El teniente coronel Mohamed Abdirahman había indicado minutos antes que el kamikaze se "disfrazó de soldado" para poder entrar en el campamento situado en el sur de la capital, Mogadiscio.

El grupo islamista Al Shabab reivindicó el atentado que, según ellos, causó "decenas de muertos".

La víspera, en otro acto asumido por Al Shabab, un kamikaze lanzó un vehículo lleno de explosivos contra el convoy que escoltaba a Ahmed Mohamed Jimal, designado el jueves pasado al frente del ejército del país por el presidente Mohamed Abdullahi Mohamed, que declaró hace poco la guerra a los islamistas.

Al Shabab, vinculado al grupo yihadista Al Qaida, perdió gran parte del territorio en su poder a raíz de una intervención de las tropas de la Unión Africana en 2011, pero sigue cometiendo atentados en Mogadiscio y en las zonas rurales.

En la última semana se ha producido un repunte de los ataques en el país africano. El miércoles, un coche bomba causó siete muertos en Mogadiscio, el jueves, una mina se cobró la vida de 19 personas y, el viernes, el lanzamiento de un obús dejó tres víctimas mortales.

El presidente de Somalia anunció el jueves "el estado de guerra en el país" y dio un plazo de 60 días a los combatientes de Al Shabab para rendirse. De lo contrario deberán "asumir las consecuencias", dijo.

Un suicida se hizo estallar este lunes en el interior de uno de los mayores campamentos militares de Somalia causando al menos tres muertos, al día siguiente de un ataque contra un convoy del jefe del ejército somalí, indicó una fuente militar.

"El kamikaze fue detenido en la entrada principal y se hizo explotar. Tres soldados murieron y varios resultaron heridos", indicó a la AFP Abdukadir Farah, un militar testigo del ataque.

El teniente coronel Mohamed Abdirahman había indicado minutos antes que el kamikaze se "disfrazó de soldado" para poder entrar en el campamento situado en el sur de la capital, Mogadiscio.

El grupo islamista Al Shabab reivindicó el atentado que, según ellos, causó "decenas de muertos".

La víspera, en otro acto asumido por Al Shabab, un kamikaze lanzó un vehículo lleno de explosivos contra el convoy que escoltaba a Ahmed Mohamed Jimal, designado el jueves pasado al frente del ejército del país por el presidente Mohamed Abdullahi Mohamed, que declaró hace poco la guerra a los islamistas.

Al Shabab, vinculado al grupo yihadista Al Qaida, perdió gran parte del territorio en su poder a raíz de una intervención de las tropas de la Unión Africana en 2011, pero sigue cometiendo atentados en Mogadiscio y en las zonas rurales.

En la última semana se ha producido un repunte de los ataques en el país africano. El miércoles, un coche bomba causó siete muertos en Mogadiscio, el jueves, una mina se cobró la vida de 19 personas y, el viernes, el lanzamiento de un obús dejó tres víctimas mortales.

El presidente de Somalia anunció el jueves "el estado de guerra en el país" y dio un plazo de 60 días a los combatientes de Al Shabab para rendirse. De lo contrario deberán "asumir las consecuencias", dijo.