/ viernes 8 de febrero de 2019

Theresa May y Brexit reciben débil concesión

La Unión Europea acuerda sólo revisar la declaración política sobre una futura relación con Gran Bretaña

PARÍS. Apremiada por el calendario y acorralada por los obstáculos, la primera ministra británica Theresa May le arrancó ayer a la Unión Europea (UE) una ínfima concesión para tratar de salir del callejón sin salida que paraliza el proceso del Brexit: las autoridades de Bruselas estarían dispuestas a revisar y modificar la declaración política sobre la futura relación de la (UE) con el Reino Unido, pero se niegan a reexaminar el acuerdo de 585 páginas negociado durante 17 meses por May con Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el titular del Consejo Europeo, Donald Tusk, aceptaron “reabrir las discusiones”. En una primera etapa, el secretario británico del Brexit, Steve Barclay, y el negociador europeo, Michel Barnier, se encontrarán el lunes próximo en Estrasburgo, mientras que May y Juncker acordaron volver a reunirse a fines de febrero.

A pesar de las apariencias y de los términos moderados utilizados en el comunicado conjunto, el encuentro fue extremadamente “duro”, aunque “constructivo”.

El testimonio más elocuente de ese clima fue la actitud de May, que regresó a Londres con el rostro desfigurado por la contrariedad.

Durante la reunión con la cúpula política de la UE, May presentó opciones para abordar las preocupaciones del Parlamento sobre el “backstop”, la red de salvaguarda imaginada para evitar una frontera física entre las dos Irlandas. Esa cláusula debe entrar en vigor dos años después del Brexit, si la UE y el Reino Unido no llegan a un acuerdo sobre sus futuras relaciones comerciales.

Foto: EFE

Para superar ese problema, Donald Tusk le comentó que el plan del líder laborista Jeremy Corbyn “podría ser una forma de salir del actual callejón sin salida'. En una carta enviada a May, Corbyn había propuesto una unión aduanera permanente entre el Reino Unido y la UE, algo que los partidarios más duros del Brexit habían rechazado.

Cuando faltan 49 días para la fecha fatídica del 29 de marzo, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, lanzó un dramático llamamiento contra el riesgo de una “catástrofe económica y humanitaria” si fracasan las últimas negociaciones.

PARÍS. Apremiada por el calendario y acorralada por los obstáculos, la primera ministra británica Theresa May le arrancó ayer a la Unión Europea (UE) una ínfima concesión para tratar de salir del callejón sin salida que paraliza el proceso del Brexit: las autoridades de Bruselas estarían dispuestas a revisar y modificar la declaración política sobre la futura relación de la (UE) con el Reino Unido, pero se niegan a reexaminar el acuerdo de 585 páginas negociado durante 17 meses por May con Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el titular del Consejo Europeo, Donald Tusk, aceptaron “reabrir las discusiones”. En una primera etapa, el secretario británico del Brexit, Steve Barclay, y el negociador europeo, Michel Barnier, se encontrarán el lunes próximo en Estrasburgo, mientras que May y Juncker acordaron volver a reunirse a fines de febrero.

A pesar de las apariencias y de los términos moderados utilizados en el comunicado conjunto, el encuentro fue extremadamente “duro”, aunque “constructivo”.

El testimonio más elocuente de ese clima fue la actitud de May, que regresó a Londres con el rostro desfigurado por la contrariedad.

Durante la reunión con la cúpula política de la UE, May presentó opciones para abordar las preocupaciones del Parlamento sobre el “backstop”, la red de salvaguarda imaginada para evitar una frontera física entre las dos Irlandas. Esa cláusula debe entrar en vigor dos años después del Brexit, si la UE y el Reino Unido no llegan a un acuerdo sobre sus futuras relaciones comerciales.

Foto: EFE

Para superar ese problema, Donald Tusk le comentó que el plan del líder laborista Jeremy Corbyn “podría ser una forma de salir del actual callejón sin salida'. En una carta enviada a May, Corbyn había propuesto una unión aduanera permanente entre el Reino Unido y la UE, algo que los partidarios más duros del Brexit habían rechazado.

Cuando faltan 49 días para la fecha fatídica del 29 de marzo, el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, lanzó un dramático llamamiento contra el riesgo de una “catástrofe económica y humanitaria” si fracasan las últimas negociaciones.

Política

Endurecen la seguridad en Palacio Nacional por mudanza de AMLO

La SHCP ha considerado solamente permitir la entrada mediante una reservación previa para los visitantes

CDMX

Universidades se suman contra la inseguridad en la capital

La UIC expuso que "una sociedad asustada y desalentada pierde la esperanza en un futuro promisorio que merece"

CDMX

Denuncian irregularidades en fallida alerta de género en CDMX

El grupo de trabajo cuestionó a la Segob tras el rechazo a la activación de este mecanismo

Futbol

México no tuvo piedad y aplastó a Cuba en la Copa Oro

México arrancó a paso de gigante y se enfoca en Canadá

Cultura

En la Mira | Memoria y Mirada

El próximo jueves 20 de junio, se inaugura en la Fototeca Nacional la exposición fotográfica del oaxaqueño Juan Carlos Reyes

Política

Confía Monreal en “amplio consenso” para aprobar T-MEC este miércoles

Dijo que el que se haya aprobado en comisiones es una lectura positiva en los mercados internacionales

Sociedad

Hojas de papel volando | “¡Papá, soy Paquito, y ya no haré travesuras!”

En contraposición con lo dulce, tenue, sensible y tierno del amor materno, el del padre es recio, contundente, firme, a veces rudo, o benévolo, pero muy distinto y lo mismo

Cultura

Prensa Latina, la hija de la Revolución Cubana cumple 60 años

La agencia de noticias Cubana nació en 1959 para dar voz al recién instaurado régimen, tras derrocar a Fulgencio Batista

Gossip

Diana Bovio muestra los Pecados de Bárbara

Actualmente está por terminar el rodaje de Los pecados de Bárbara una serie dramedy