/ lunes 5 de abril de 2021

Tribunal de EU desestima caso sobre Trump y el uso de su cuenta de Twitter

El Supremo dio carpetazo a un caso que comenzó en 2017 y que perdió parte de su sentido cuando Twitter suspendió permanentemente la cuenta de Trump

El Tribunal Supremo de Estados Unidos desestimó este lunes un caso sobre si el expresidente estadounidense Donald Trump podía bloquear a usuarios en Twitter, al considerarlo "irrelevante" porque el exmandatario ya ha abandonado el poder.

El Supremo dio carpetazo a un caso que comenzó en 2017 y que perdió parte de su sentido cuando Twitter suspendió permanentemente la cuenta de Trump el pasado enero, tras el asalto de sus seguidores al Capitolio, pero que podría haber sentado precedentes sobre cómo pueden usar las redes sociales las personas que están en el poder.

➡️Trump lanza su propia página web

La máxima instancia judicial del país no entró a valorar la decisión de Twitter de arrebatar a Trump su cuenta, aunque uno de los jueces conservadores de la corte se mostró a favor de evaluar las preocupaciones del partido del expresidente sobre el poder de esa y otras compañías de redes sociales.

"Pronto no nos quedará otra opción que abordar el tema de cómo se aplican nuestras doctrinas legales a infraestructuras de la información altamente concentradas y de propiedad privada, como las plataformas digitales", escribió el magistrado Clarence Thomas.

La decisión del Supremo de este lunes fue unánime y ordenó declarar nulo, por "irrelevante", el fallo de una corte de apelaciones con sede en Nueva York, que había concluido en 2019 que Trump no tenía derecho a bloquear usuarios desde su cuenta de Twitter.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El caso comenzó en julio de 2017, cuando el Instituto Knight para la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia (Nueva York) demandó a Trump en nombre de siete usuarios de la red social a los que el presidente había bloqueado.

 

 

Los denunciantes argumentaron que el mandatario utilizaba su cuenta personal (@realDonaldTrump) para difundir información oficial del Gobierno, por lo que sus mensajes debían ser accesibles para todo el mundo.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito concluyó en 2019 que Trump había violado al bloquear esas cuentas la primera enmienda de la Constitución estadounidense, que garantiza la libertad de expresión, porque era un funcionario público que usaba sus redes con fines oficiales.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos desestimó este lunes un caso sobre si el expresidente estadounidense Donald Trump podía bloquear a usuarios en Twitter, al considerarlo "irrelevante" porque el exmandatario ya ha abandonado el poder.

El Supremo dio carpetazo a un caso que comenzó en 2017 y que perdió parte de su sentido cuando Twitter suspendió permanentemente la cuenta de Trump el pasado enero, tras el asalto de sus seguidores al Capitolio, pero que podría haber sentado precedentes sobre cómo pueden usar las redes sociales las personas que están en el poder.

➡️Trump lanza su propia página web

La máxima instancia judicial del país no entró a valorar la decisión de Twitter de arrebatar a Trump su cuenta, aunque uno de los jueces conservadores de la corte se mostró a favor de evaluar las preocupaciones del partido del expresidente sobre el poder de esa y otras compañías de redes sociales.

"Pronto no nos quedará otra opción que abordar el tema de cómo se aplican nuestras doctrinas legales a infraestructuras de la información altamente concentradas y de propiedad privada, como las plataformas digitales", escribió el magistrado Clarence Thomas.

La decisión del Supremo de este lunes fue unánime y ordenó declarar nulo, por "irrelevante", el fallo de una corte de apelaciones con sede en Nueva York, que había concluido en 2019 que Trump no tenía derecho a bloquear usuarios desde su cuenta de Twitter.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El caso comenzó en julio de 2017, cuando el Instituto Knight para la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia (Nueva York) demandó a Trump en nombre de siete usuarios de la red social a los que el presidente había bloqueado.

 

 

Los denunciantes argumentaron que el mandatario utilizaba su cuenta personal (@realDonaldTrump) para difundir información oficial del Gobierno, por lo que sus mensajes debían ser accesibles para todo el mundo.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito concluyó en 2019 que Trump había violado al bloquear esas cuentas la primera enmienda de la Constitución estadounidense, que garantiza la libertad de expresión, porque era un funcionario público que usaba sus redes con fines oficiales.

Sociedad

Saquearon al sector salud en SLP, acusa el nuevo gobernador Ricardo Gallardo

El nuevo gobernador de San Luis Potosí, aseguró que habrá mano dura contra los malos manejos en el estado

Sociedad

Récord en deportaciones: más de 9 mil en un mes

México ha enviado a Guatemala a miles de migrantes centroamericanos, sudamericanos y hasta de Senegal

CDMX

Prueba el Metrobús pagos electrónico con CoDi y Apple Watch

El sistema instala en las líneas 1, 2, y 3 dispositivos con nueva tecnología para la recarga de saldos

Automotriz

Imparable: Hamilton llega a 100 victorias en Fórmula 1

El piloto de Mercedes Lewis Hamilton consiguió en Rusia este domingo su victoria número 100 en un Gran Premio de Fórmula 1

Mundo

Itala no reconocerá al gobierno de los talibanes

El ministro de Exteriores de Italia aseguró que su país no reconocerá a un gobierno de terroristas

Sociedad

Pandemia frena lucha contra cáncer de mama; prevén 8 mil muertes

El miedo a contagiarse de Covid hizo que las mujeres dejaran de acudir a realizarse los estudios preventivos

Sociedad

Darán ayuda de mil pesos a damnificados por lluvias en Tula

El alcalde de Tula dio a conocer que a los dos mil 200 empadronados se les otorgarían enseres domésticos

Mundo

Europa, ante el reto del vacío de Angela Merkel

La líder fue la única capaz de demostrar firmeza en las crisis del Brexit, la migratoria y la pandemia

Gossip

Se estrena Entre Hombres por HBO Max

Entre hombres muestra los escenarios más violentos del crimen que vivió Argentina en los años 90 con una estética visual que la llevó a estrenar en la Berlinale 2021