/ miércoles 30 de octubre de 2019

Twitter dejará de publicar anuncios políticos en todo el mundo

“El alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse", afirmó el presidente ejecutivo, Jack Dorsey

Twitter dejará de publicar anuncios políticos en todo el mundo, así lo informó el presidente ejecutivo, Jack Dorsey, lo cual entrará en vigor el próximo 22 de noviembre, en respuesta a las crecientes críticas sobre desinformación por parte de los políticos en las redes sociales.

“Creemos que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse", escribió Dorsey en su cuenta de Twitter, sobre esta prohibición tanto para avisos sobre temas políticos como de candidatos.

Dorsey explicó las razones: evitar potenciales problemas derivados de la mensajería automática, el aprendizaje profundo, la información engañosa y las deepfakes, una técnica de inteligencia artificial que permite editar videos falsos de personas que aparentemente son reales.

"Un mensaje político gana alcance cuando las personas deciden seguir una cuenta o retiro. Pagar por el alcance elimina esa decisión, forzando mensajes políticos altamente optimizados y dirigidos a las personas. Creemos que esta decisión no debe verse comprometida por el dinero”, refirió.

Asimismo, dejó en claro que esta decisión no se trata de libertad de expresión: "Se trata de pagar por el alcance. Y pagar para aumentar el alcance del discurso político tiene ramificaciones significativas que la infraestructura democrática actual puede no estar preparada para manejar".

El CEO de Twitter subrayó que si bien la publicidad en Internet es increíblemente poderosa y muy eficaz para los anunciantes comerciales, “ese poder trae riesgos significativos para la política, donde se puede utilizar para influir en los votos para afectar la vida de millones de personas”.

“Los anuncios políticos en Internet presentan desafíos completamente nuevos para el discurso cívico: optimización basada en el aprendizaje automático de mensajería y micro-targeting, información engañosa sin control y falsificaciones profundas. Todo a una velocidad creciente, sofisticación y escala abrumadora”, agregó.

Advirtió que estos desafíos afectarán a todas las comunicaciones por internet, por ello “es mejor centrar nuestros esfuerzos en los problemas de raíz, sin que la carga adicional y la complejidad que se trae el dinero. Tratar de arreglar ambos significa arreglar ninguno de los dos, y daña nuestra credibilidad”.

Por ejemplo, apuntó, no es creíble para nosotros decir: ‘estamos trabajando duro para impedir que la gente de los juegos de nuestros sistemas para difundir información engañosa, pero si alguien nos paga para apuntar y obligar a la gente a ver su anuncio político... Bien... pueden decir lo que quieran”.

Foto: Ilustrativa

"Somos muy conscientes de que somos una pequeña parte de un ecosistema publicitario político mucho más grande. Algunos podrían argumentar que nuestras acciones hoy podrían favorecer a los titulares. Pero hemos sido testigos de que muchos movimientos sociales alcanzan una escala masiva sin publicidad política. Confío en que esto sólo crecerá", abundó.

Finalmente, se pronunció por una regulación de anuncios políticos en Internet: “Los requisitos de transparencia son progresos, pero no suficientes. Internet proporciona capacidades completamente nuevas y los reguladores deben pensar más allá del presente para garantizar unas condiciones equitativas”.

¿Y para cuándo Facebook?

El anuncio de Twitter se produce en momentos que Facebook se encuentra bajo presión para verificar los avisos de los políticos en su plataforma.

En un primer momento, Facebook prometió realizar esfuerzos para impedir la propagación de información errónea después de que propaganda proveniente de Rusia, difundida en su plataforma antes de la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos, modificó el resultado de los comicios ganados por Donald Trump.

Foto: AFP

Sin embargo, tomó la decisión de no verificar los anuncios políticos, lo que provocó la ira de precandidatos demócratas para las elecciones presidenciales de 2020, como el ex vicepresidente Joe Biden y la senadora Elizabeth Warren.

A principios de este mes, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió la política de la compañía y dijo que no querían censurar el discurso político.

Twitter dejará de publicar anuncios políticos en todo el mundo, así lo informó el presidente ejecutivo, Jack Dorsey, lo cual entrará en vigor el próximo 22 de noviembre, en respuesta a las crecientes críticas sobre desinformación por parte de los políticos en las redes sociales.

“Creemos que el alcance del mensaje político debe ganarse, no comprarse", escribió Dorsey en su cuenta de Twitter, sobre esta prohibición tanto para avisos sobre temas políticos como de candidatos.

Dorsey explicó las razones: evitar potenciales problemas derivados de la mensajería automática, el aprendizaje profundo, la información engañosa y las deepfakes, una técnica de inteligencia artificial que permite editar videos falsos de personas que aparentemente son reales.

"Un mensaje político gana alcance cuando las personas deciden seguir una cuenta o retiro. Pagar por el alcance elimina esa decisión, forzando mensajes políticos altamente optimizados y dirigidos a las personas. Creemos que esta decisión no debe verse comprometida por el dinero”, refirió.

Asimismo, dejó en claro que esta decisión no se trata de libertad de expresión: "Se trata de pagar por el alcance. Y pagar para aumentar el alcance del discurso político tiene ramificaciones significativas que la infraestructura democrática actual puede no estar preparada para manejar".

El CEO de Twitter subrayó que si bien la publicidad en Internet es increíblemente poderosa y muy eficaz para los anunciantes comerciales, “ese poder trae riesgos significativos para la política, donde se puede utilizar para influir en los votos para afectar la vida de millones de personas”.

“Los anuncios políticos en Internet presentan desafíos completamente nuevos para el discurso cívico: optimización basada en el aprendizaje automático de mensajería y micro-targeting, información engañosa sin control y falsificaciones profundas. Todo a una velocidad creciente, sofisticación y escala abrumadora”, agregó.

Advirtió que estos desafíos afectarán a todas las comunicaciones por internet, por ello “es mejor centrar nuestros esfuerzos en los problemas de raíz, sin que la carga adicional y la complejidad que se trae el dinero. Tratar de arreglar ambos significa arreglar ninguno de los dos, y daña nuestra credibilidad”.

Por ejemplo, apuntó, no es creíble para nosotros decir: ‘estamos trabajando duro para impedir que la gente de los juegos de nuestros sistemas para difundir información engañosa, pero si alguien nos paga para apuntar y obligar a la gente a ver su anuncio político... Bien... pueden decir lo que quieran”.

Foto: Ilustrativa

"Somos muy conscientes de que somos una pequeña parte de un ecosistema publicitario político mucho más grande. Algunos podrían argumentar que nuestras acciones hoy podrían favorecer a los titulares. Pero hemos sido testigos de que muchos movimientos sociales alcanzan una escala masiva sin publicidad política. Confío en que esto sólo crecerá", abundó.

Finalmente, se pronunció por una regulación de anuncios políticos en Internet: “Los requisitos de transparencia son progresos, pero no suficientes. Internet proporciona capacidades completamente nuevas y los reguladores deben pensar más allá del presente para garantizar unas condiciones equitativas”.

¿Y para cuándo Facebook?

El anuncio de Twitter se produce en momentos que Facebook se encuentra bajo presión para verificar los avisos de los políticos en su plataforma.

En un primer momento, Facebook prometió realizar esfuerzos para impedir la propagación de información errónea después de que propaganda proveniente de Rusia, difundida en su plataforma antes de la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos, modificó el resultado de los comicios ganados por Donald Trump.

Foto: AFP

Sin embargo, tomó la decisión de no verificar los anuncios políticos, lo que provocó la ira de precandidatos demócratas para las elecciones presidenciales de 2020, como el ex vicepresidente Joe Biden y la senadora Elizabeth Warren.

A principios de este mes, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, defendió la política de la compañía y dijo que no querían censurar el discurso político.

Sociedad

"Desaparece" dinero de beneficiarios de Sembrando Vida

Coneval encontró que se descontaron mil 380 millones de pesos para crear un fondo del cual no tienen respaldo

Política

AMLO invita a varios empresarios a su reunión con Trump

Ricardo Salinas, Daniel Chávez, Carlos Hank, Bernardo Gómez y Olegario Vázquez acompañan al Presidente

Mundo

Asesinato del general iraní Soleimani fue ilegal: experta ONU

Una experta de la ONU en DH señaló que "a falta de una amenaza inminente que pusiera en peligro vidas, la manera de actuar de EU fue ilegal" y violaba la Carta de Naciones Unidas

Sociedad

Coronavirus estará presente durante varios años: Gatell

El subsecretario de salud acotó que este virus parece no se amigable con la humanidad, por lo que se deben tener las prácticas que se han llevado hasta ahora

Mundo

Asesinato del general iraní Soleimani fue ilegal: experta ONU

Una experta de la ONU en DH señaló que "a falta de una amenaza inminente que pusiera en peligro vidas, la manera de actuar de EU fue ilegal" y violaba la Carta de Naciones Unidas

Finanzas

#Data | Industria restaurantera se sacude el encierro

De acuerdo con datos de la plataforma de reservación en línea OpenTable, el número de mesas reservadas en México registró un pico partir del Día del Padre

CDMX

Aplazan hasta 2021 dinero para colonias, confirma IECM

Tendrán que ejecutarse de manera conjunta los proyectos ganadores de ambos ejercicios fiscales

Sociedad

"Desaparece" dinero de beneficiarios de Sembrando Vida

Coneval encontró que se descontaron mil 380 millones de pesos para crear un fondo del cual no tienen respaldo

Política

AMLO invita a varios empresarios a su reunión con Trump

Ricardo Salinas, Daniel Chávez, Carlos Hank, Bernardo Gómez y Olegario Vázquez acompañan al Presidente