/ jueves 27 de abril de 2023

Vaqueros le ponen un lazo a la intolerancia

En un rodeo gay de Texas, los jinetes serpentean obstáculos mientras compiten en este lugar donde los derechos de las personas LGBT+ son blanco de una arremetida conservadora

Montado en su caballo "Diamond", John Beck serpentea obstáculos velozmente, levantando una estela de polvo a su paso. Él es uno de los 52 vaqueros que compiten en un rodeo gay en el corazón de Texas, donde los derechos de las personas LGBT+ son blanco del conservadurismo.

Quien pasa por Denton, al noroeste de Dallas, tal vez no se entere de este evento austero, desarrollado en un área casi del tamaño de un campo de fútbol, cercada por tribunas de metal. Aquí no hay rockstars, millonarias subastas de ganado ni audiencia masiva. Los competidores son casi todos amateurs, pero hay entusiasmo y show de drag queens.

Sigue leyendo: Quieren revivir los años noventa

Tiene disciplinas tradicionales como el jineteo de toros o el enlazado de becerros. A diferencia del rodeo tradicional, donde hay competencias exclusivas para hombres o mujeres, pues aquí todos participan en todo.

Mientras el Parlamento de Texas debate varios proyectos para recortar los derechos de las personas LGBT+, en Denton, este grupo de vaqueros gay y transgénero vive una arraigada tradición y pide que Estados Unidos no vuelva a la época de "blancos contra indios".

Beck supo de su identidad desde niño y reconoce que al inicio le costó en su vida de vaquero profesional.

"Cada cosa que hacía tenía que ocultarla. Incluso en la secundaria, algunos de los chicos lo sabían, pero nunca me dijeron nada", recuerda hoy que tiene 73 años de edad, vestido con jeans, botas y un sombrero con una enorme pluma azul.

La Asociación de Rodeo Gay de Texas organiza este evento desde hace tres décadas | Shelby Tauber /AFP

Vivir su sueño

La Asociación de Rodeo Gay de Texas -TGRA, por sus siglas en inglés- que organiza este evento desde hace tres décadas, se creó hace 40 años para apoyar a personas con VIH, cuando no existían fondos estatales.

"La creamos para promover el estilo de vida 'western' y para ser una organización benéfica", cuenta uno de sus miembros, Jim Gadient, de 68 años.

"Nuestro rodeo es diferente. Hombres y mujeres (...) tienen la misma oportunidad, algo que no encuentran en un rodeo tradicional", dice Gadient. Sin embargo, hay otras asociaciones similares en otros estados.

Todos esperan la "Wild Drag Race", donde un participante con vestido y peluca intenta montar un becerro con ayuda de un hombre y una mujer. Pero el becerro huye, la cuerda para sostenerlo se suelta y los competidores caen, y la gente celebra.

Sean Moroz, paramédico de 35 años y drag en esta competencia, cuenta que creció en un entorno "western" pero "muy hipermasculino":

"Cuando descubrí que había un rodeo gay, fue como vivir mi sueño (...) Estas personas con las que compito son mis amigos, mi familia, aprendo de ellos y puedo ser yo mismo", celebra.

"Monté (caballos) broncos en el mundo 'regular' y en el mundo gay al mismo tiempo por 17 años. Monté toros. Aprendimos a llevarnos bien" con vaqueros heterosexuales, comenta Beck, quien viene de Colorado, y ha participado en varias versiones anuales de este rodeo.

Foto: Shelby Tauber/AFP

“Blancos vs indios”

En Austin, el Parlamento debate varios proyectos -140, según la ONG Equality Texas- que buscan limitar los derechos de las personas LGBT+, una tendencia en estados conservadores.

Para Beck, "esto es como cuando el hombre blanco enfrentaba a los indios. Tenemos los mismos problemas ahora, pero en otro estilo".

Uno de esos proyectos pide retirar fondos públicos a las bibliotecas texanas que permitan a drag queens leer historias a niños, o denunciarlos si actúan frente a ellos.

Para el teniente gobernador de Texas y aliado de Donald Trump, Dan Patrick, estas actividades "sexualizan y adoctrinan" a los menores.

También plantean restringir la enseñanza sobre identidad de género, limitar los tratamientos para menores trans, retirar libros considerados "obscenos" de bibliotecas o eliminar políticas de diversidad.

Pero en su actuación en Denton, Delilah DeVasquez, drag queen de 50 años, tiene las cosas claras. "Conocemos nuestra audiencia. Si entretenemos niños, vamos a hacerlo adecuadamente, frente a un entretenimiento para adultos. Son dos cosas diferentes", dice.

"Depende de los padres si es apropiado que sus niños estén expuestos a las drag queens", añade.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En el fin de fiesta, drag queens bailaron entre las mesas con asistentes adultos, recolectando dinero que luego se destina a obras de caridad. "No es peligroso. Es solo gente con un vestido, divirtiéndose", dice Moroz.


Montado en su caballo "Diamond", John Beck serpentea obstáculos velozmente, levantando una estela de polvo a su paso. Él es uno de los 52 vaqueros que compiten en un rodeo gay en el corazón de Texas, donde los derechos de las personas LGBT+ son blanco del conservadurismo.

Quien pasa por Denton, al noroeste de Dallas, tal vez no se entere de este evento austero, desarrollado en un área casi del tamaño de un campo de fútbol, cercada por tribunas de metal. Aquí no hay rockstars, millonarias subastas de ganado ni audiencia masiva. Los competidores son casi todos amateurs, pero hay entusiasmo y show de drag queens.

Sigue leyendo: Quieren revivir los años noventa

Tiene disciplinas tradicionales como el jineteo de toros o el enlazado de becerros. A diferencia del rodeo tradicional, donde hay competencias exclusivas para hombres o mujeres, pues aquí todos participan en todo.

Mientras el Parlamento de Texas debate varios proyectos para recortar los derechos de las personas LGBT+, en Denton, este grupo de vaqueros gay y transgénero vive una arraigada tradición y pide que Estados Unidos no vuelva a la época de "blancos contra indios".

Beck supo de su identidad desde niño y reconoce que al inicio le costó en su vida de vaquero profesional.

"Cada cosa que hacía tenía que ocultarla. Incluso en la secundaria, algunos de los chicos lo sabían, pero nunca me dijeron nada", recuerda hoy que tiene 73 años de edad, vestido con jeans, botas y un sombrero con una enorme pluma azul.

La Asociación de Rodeo Gay de Texas organiza este evento desde hace tres décadas | Shelby Tauber /AFP

Vivir su sueño

La Asociación de Rodeo Gay de Texas -TGRA, por sus siglas en inglés- que organiza este evento desde hace tres décadas, se creó hace 40 años para apoyar a personas con VIH, cuando no existían fondos estatales.

"La creamos para promover el estilo de vida 'western' y para ser una organización benéfica", cuenta uno de sus miembros, Jim Gadient, de 68 años.

"Nuestro rodeo es diferente. Hombres y mujeres (...) tienen la misma oportunidad, algo que no encuentran en un rodeo tradicional", dice Gadient. Sin embargo, hay otras asociaciones similares en otros estados.

Todos esperan la "Wild Drag Race", donde un participante con vestido y peluca intenta montar un becerro con ayuda de un hombre y una mujer. Pero el becerro huye, la cuerda para sostenerlo se suelta y los competidores caen, y la gente celebra.

Sean Moroz, paramédico de 35 años y drag en esta competencia, cuenta que creció en un entorno "western" pero "muy hipermasculino":

"Cuando descubrí que había un rodeo gay, fue como vivir mi sueño (...) Estas personas con las que compito son mis amigos, mi familia, aprendo de ellos y puedo ser yo mismo", celebra.

"Monté (caballos) broncos en el mundo 'regular' y en el mundo gay al mismo tiempo por 17 años. Monté toros. Aprendimos a llevarnos bien" con vaqueros heterosexuales, comenta Beck, quien viene de Colorado, y ha participado en varias versiones anuales de este rodeo.

Foto: Shelby Tauber/AFP

“Blancos vs indios”

En Austin, el Parlamento debate varios proyectos -140, según la ONG Equality Texas- que buscan limitar los derechos de las personas LGBT+, una tendencia en estados conservadores.

Para Beck, "esto es como cuando el hombre blanco enfrentaba a los indios. Tenemos los mismos problemas ahora, pero en otro estilo".

Uno de esos proyectos pide retirar fondos públicos a las bibliotecas texanas que permitan a drag queens leer historias a niños, o denunciarlos si actúan frente a ellos.

Para el teniente gobernador de Texas y aliado de Donald Trump, Dan Patrick, estas actividades "sexualizan y adoctrinan" a los menores.

También plantean restringir la enseñanza sobre identidad de género, limitar los tratamientos para menores trans, retirar libros considerados "obscenos" de bibliotecas o eliminar políticas de diversidad.

Pero en su actuación en Denton, Delilah DeVasquez, drag queen de 50 años, tiene las cosas claras. "Conocemos nuestra audiencia. Si entretenemos niños, vamos a hacerlo adecuadamente, frente a un entretenimiento para adultos. Son dos cosas diferentes", dice.

"Depende de los padres si es apropiado que sus niños estén expuestos a las drag queens", añade.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En el fin de fiesta, drag queens bailaron entre las mesas con asistentes adultos, recolectando dinero que luego se destina a obras de caridad. "No es peligroso. Es solo gente con un vestido, divirtiéndose", dice Moroz.


República

Destituyen a José Alfredo Ortega como secretario de Seguridad de Michoacán

La destitución de Ortega Reyes forma parte de los 17 puntos del pliego petitorio de los elementos de la Guardia Civil que desde hace diez días se plantaron fuera de la SSP

Finanzas

Peso gana 1.41% en tercera semana de junio

De acuerdo con Banxico, este viernes el tipo de cambio cerró en 18.18 pesos por dólar, el equivalente a una recuperación de 1.4 por ciento frente al pasado 14 de junio

Justicia

Confirman libertad del hermano de El Mencho: Tribunal ratifica no vincularlo a proceso

El juez determinó que el hecho delictuoso que se imputó "Don Rodo" -no fue legalmente probado- por la FGR

República

Tras seis horas, controlan incendio de combustibles en zona industrial de Lerma, Edomex

Tras seis horas de incendio, ya fue controlado en un 90 por ciento, la zona ha sido resguardada por las autoridades correspondientes

CDMX

Sistema Cutzamala reduce entrega de agua para CDMX y Edomex

Dicha disminución responde al bajo almacenamiento de las tres presas que conforman el sistema

Sociedad

Seguirán las lluvias: Conagua alerta de formación de ciclones tropicales

En un pronóstico a 48 horas, hay 50% de posibilidades de que los canales de baja presión puedan convertirse en ciclones tropicales