imagotipo

Suicidio es un fenómeno preocupante y creciente

  • El Sol del Centro
  • en República

AGUASCALIENTES, Ags.- Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es aceptable un suicido a la semana por un millón de habitantes, esto significa que el promedio de auto privaciones de la vida en Aguascalientes debería ser de 52 al año, sin embargo, la cifra que ya se ha superado por mucho y evidentemente es un problema alarmante.

Así lo expuso el destacado neurocirujano Héctor Grijalva Tamayo, exdirector y fundador del Centro de Salud Mental Agua Clara, quien explicó que lo anterior no “significa que esté bien, no es que sea normal, pero como el suicidio de cualquier manera se presenta, la OMS dijo, bueno, dadas las condiciones sociales, culturales, económicas de cada población, para un millón un suicidio semanal es lo que se ve”.

El especialista indicó que en lo que va del año suman más de 70 suicidios en la entidad, lo que habla de un fenómeno preocupante y creciente, por lo que es indispensable asumir que se trata de una problemática de salud pública.

“Si bien es cierto que muchos sectores deben de intervenir en su prevención y en su atención, le corresponde al sector salud, deben participar todos los niveles de salud, obviamente el regulador tiene que ser el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA), pero deben participar el IMSS, el ISSSTE y todas las demás dependencias de salud”, consideró.

La manera de prevenir la auto privación de la vida, dijo, no sería tan complicado si en todos los centros de salud se instalará un equipo de profesionales en salud mental, pues quienes viven en los municipios del interior difícilmente se trasladarán al Centro Agua Clara para resolver sus conflictos emocionales.

“Hay que llevarles la salud allá, como lo hacen los centros de salud, entonces la salud mental debe estar en todos los niveles de atención, yo creo que eso es lo que hace falta”, enfatizó.

Héctor Grijalva Tamayo resaltó que el aumento de suicidios no es ningún misterio, pues es claro que se debe a un crecimiento desproporcionado de la población, lo cual conlleva insatisfacción en diversas áreas.

Además, subrayó, un factor determinante para que alguien atente contra su vida es la violencia intrafamiliar, pues “es la causa número uno de suicidios, y la violencia intrafamiliar tiene una razón, tiene un origen, que es las condiciones de vida precaria que tenemos”.

Finalmente, el experto en salud mental mencionó que aunque la campaña “Ámate” emprendida por el gobierno estatal tiene como finalidad prevenir más suicidios, hace falta que se lleve a un segundo y tercer nivel, pues por ahora sólo cumple con una función elemental que cualquiera puede hacer.

Lo que ideal, reiteró, sería llevar brigadas de salud mental a todos los puntos del estado, y que se brinden terapias a quien así lo requiera.

“La prevención primaria que es a base de espectaculares, mensajes, por radio o por tele funciona, pero eso es el nivel elemental, eso es muy fácil hacerlo y lo hace cualquiera, está bien que se haga, pero tiene que haber un nivel secundario y terciario”, concluyó.