/ domingo 9 de octubre de 2016

Celebran primera boda gay en Hidalgo

Briznaba y eran cerca de las ocho de la noche del sábado, cuando se pronunció el “sí acepto” del primer matrimonio igualitario en Pachuca.

En un salón de Pachuca, ante el director del Registro del Estado Familiar, Martín Peralta Hermosillo, acudieron la pareja de varones y unos cincuenta invitados.

La ceremonia civil se realizó en el acceso principal jardinado bajo un techado adornado con esferas blancas de papel y ahí atestiguaron el suceso, el primero de su tipo en la capital hidalguense.

Entérate: 

Los jóvenes contrayentes, quienes no autorizaron publicar sus nombres, se dirigieron mutuamente la palabra y dijeron que “su amor sobrepasará esta vida”.

Con los acordes de una canción llamada A Thousand Years, de Christina Perri, una de las madrinas dirigió con palabras entrecortadas, el mensaje.

La de antenoche fue una ceremonia singular que marca precedente, pues se trata de la primera unión civil entre personas del mismo sexo.

Ahí acudió un reportero de El Sol de Hidalgo, que fue el único medio de comunicación presente.

Debido a la privacidad del evento, la pareja pidió no se publiquen fotografías.

Ambos vestidos de trajes grises y chalecos con un tocado blanco en la solapa, se tomaron de la mano durante la ceremonia en que el funcionario del Registro Familiar, los identificó y les preguntó si reiteraban su petición de matrimonio.

Al micrófono, uno de los invitados reconoció “la valentía y la fuerza” que reunieron para lograr, mediante una resolución judicial, que se autorizara el primer matrimonio igualitario.

“Sabemos que camino no ha sido fácil. Han luchado contra corriente”.

Lee también: 

La joven licenciada Yolanda Molina Reyes, aceptó una entrevista durante la ceremonia.

Ella es abogada de la organización México Igualitario y personalmente desarrolló el procedimiento que permitió la boda entre la pareja del mismo género en Hidalgo.

Respondió que los juicios demoran alrededor de un año y se pronunció porque la figura se plasme en las leyes porque se trata de un derecho humano.

“No hay justificación clara para que los políticos quieran reconocerlo. Quieren ponerlo a consideración. Es como si tuviera que consultarse el derecho a la salud”.

Igualmente estuvo presente en coordinador nacional de México Igualitario.

MUCHOS SE CASAN EN EL DF

La licenciada indicó que otra pareja más, esa de mujeres, se casarán en Pachuca en las próximas semanas.

Reveló que otras parejas se han casado directamente en la Ciudad de México, donde están autorizados los matrimonios igualitarios.

Se necesita mayor certeza jurídica, dijo, para las parejas en materia de seguridad y por si alguno llega a fallecer.

La pareja de varones quiso contraer matrimonio en Pachuca, no obstante, pudieron hacerlo sin mayor trámite en el DF.

No te pierdas: 

Finalmente, consideró que “ya hay mayor umbral de tolerancia para las parejas gay con respecto a otros años. Hemos tenido casos de discriminación, como fue la expulsión de alumnos de una escuela preparatoria de Pachuca, donde el rechazo vino de los directivos, no de sus compañeros, que los aceptaban.

“Va a haber muchos cambios en la sociedad y espero que sean positivos”, expresó Yolanda Molina.

Briznaba y eran cerca de las ocho de la noche del sábado, cuando se pronunció el “sí acepto” del primer matrimonio igualitario en Pachuca.

En un salón de Pachuca, ante el director del Registro del Estado Familiar, Martín Peralta Hermosillo, acudieron la pareja de varones y unos cincuenta invitados.

La ceremonia civil se realizó en el acceso principal jardinado bajo un techado adornado con esferas blancas de papel y ahí atestiguaron el suceso, el primero de su tipo en la capital hidalguense.

Entérate: 

Los jóvenes contrayentes, quienes no autorizaron publicar sus nombres, se dirigieron mutuamente la palabra y dijeron que “su amor sobrepasará esta vida”.

Con los acordes de una canción llamada A Thousand Years, de Christina Perri, una de las madrinas dirigió con palabras entrecortadas, el mensaje.

La de antenoche fue una ceremonia singular que marca precedente, pues se trata de la primera unión civil entre personas del mismo sexo.

Ahí acudió un reportero de El Sol de Hidalgo, que fue el único medio de comunicación presente.

Debido a la privacidad del evento, la pareja pidió no se publiquen fotografías.

Ambos vestidos de trajes grises y chalecos con un tocado blanco en la solapa, se tomaron de la mano durante la ceremonia en que el funcionario del Registro Familiar, los identificó y les preguntó si reiteraban su petición de matrimonio.

Al micrófono, uno de los invitados reconoció “la valentía y la fuerza” que reunieron para lograr, mediante una resolución judicial, que se autorizara el primer matrimonio igualitario.

“Sabemos que camino no ha sido fácil. Han luchado contra corriente”.

Lee también: 

La joven licenciada Yolanda Molina Reyes, aceptó una entrevista durante la ceremonia.

Ella es abogada de la organización México Igualitario y personalmente desarrolló el procedimiento que permitió la boda entre la pareja del mismo género en Hidalgo.

Respondió que los juicios demoran alrededor de un año y se pronunció porque la figura se plasme en las leyes porque se trata de un derecho humano.

“No hay justificación clara para que los políticos quieran reconocerlo. Quieren ponerlo a consideración. Es como si tuviera que consultarse el derecho a la salud”.

Igualmente estuvo presente en coordinador nacional de México Igualitario.

MUCHOS SE CASAN EN EL DF

La licenciada indicó que otra pareja más, esa de mujeres, se casarán en Pachuca en las próximas semanas.

Reveló que otras parejas se han casado directamente en la Ciudad de México, donde están autorizados los matrimonios igualitarios.

Se necesita mayor certeza jurídica, dijo, para las parejas en materia de seguridad y por si alguno llega a fallecer.

La pareja de varones quiso contraer matrimonio en Pachuca, no obstante, pudieron hacerlo sin mayor trámite en el DF.

No te pierdas: 

Finalmente, consideró que “ya hay mayor umbral de tolerancia para las parejas gay con respecto a otros años. Hemos tenido casos de discriminación, como fue la expulsión de alumnos de una escuela preparatoria de Pachuca, donde el rechazo vino de los directivos, no de sus compañeros, que los aceptaban.

“Va a haber muchos cambios en la sociedad y espero que sean positivos”, expresó Yolanda Molina.