/ miércoles 16 de marzo de 2016

Denuncian robo de combustible en planta de Pemex en Oaxaca

Victor Castillo / El Sol de México Corresponsal

OAXACA, Oax. (OEM-Informex).- En las primeras horas de ayer, decenas de transportistas particulares de todo el país que descargan combustible en la terminal de almacenamiento y reparto de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicada en Santa María el Tule, se declararon en paro de labores, debido a que denuncian robo del hidrocarburo al interior de la planta.

Al menos 80 pipas cargadas con gasolina y diésel se negaron a vaciar sus tanques hasta que arreglen el dispositivo para medir el combustible, además que piden la renuncia del jefe de operaciones de la terminal, Carlos Anaya López.

En entrevista, los camioneros, quienes se negaron a dar sus nombres por temor a ser boletinados por Anaya López, señalaron que por cada unidad les “ordeñan” de 200 a 300 litros de gasolina y diésel que aseguraron el jefe de operaciones vende clandestinamente.

“Desde la refinería hasta tu punto de descarga, por cada tonel, te dan tolerancia del uno por ciento de pérdida, sin embargo en la terminal de Oaxaca es la única en el país donde la pérdida resulta hasta el triple de lo que se evapora normalmente en un viaje”, aseguró un chofer con 20 años de experiencia.

Cabe mencionar, que no es la primera ocasión que se realiza una manifestación contra el jefe de operaciones de esa terminal. La anterior fue el pasado 12 de enero, cuando empresarios Gasolineros de la región de la Mixteca, tomaron la planta acusando a Carlos Anaya de condicionar el abasto de combustible en esa región del Estado.

Debido a la manipulación de “patines” (sistema de medida) los camioneros señalaron que los patrones les acaban cobrando el faltante a precio de gasolinera, porque así se los cobra Pemex, lo que significa que sus ganancias se reduzcan significativamente cada que realizan viajes a la terminal de almacenamiento más grande de Oaxaca.

Además, los transportistas subrayaron que la primera ocasión que presentaron una denuncia en Pemex, Carlos Anaya amenazó con boletinarlos, lo que se traduce en la inhabilitación laboral en cualquier planta del país.

Victor Castillo / El Sol de México Corresponsal

OAXACA, Oax. (OEM-Informex).- En las primeras horas de ayer, decenas de transportistas particulares de todo el país que descargan combustible en la terminal de almacenamiento y reparto de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicada en Santa María el Tule, se declararon en paro de labores, debido a que denuncian robo del hidrocarburo al interior de la planta.

Al menos 80 pipas cargadas con gasolina y diésel se negaron a vaciar sus tanques hasta que arreglen el dispositivo para medir el combustible, además que piden la renuncia del jefe de operaciones de la terminal, Carlos Anaya López.

En entrevista, los camioneros, quienes se negaron a dar sus nombres por temor a ser boletinados por Anaya López, señalaron que por cada unidad les “ordeñan” de 200 a 300 litros de gasolina y diésel que aseguraron el jefe de operaciones vende clandestinamente.

“Desde la refinería hasta tu punto de descarga, por cada tonel, te dan tolerancia del uno por ciento de pérdida, sin embargo en la terminal de Oaxaca es la única en el país donde la pérdida resulta hasta el triple de lo que se evapora normalmente en un viaje”, aseguró un chofer con 20 años de experiencia.

Cabe mencionar, que no es la primera ocasión que se realiza una manifestación contra el jefe de operaciones de esa terminal. La anterior fue el pasado 12 de enero, cuando empresarios Gasolineros de la región de la Mixteca, tomaron la planta acusando a Carlos Anaya de condicionar el abasto de combustible en esa región del Estado.

Debido a la manipulación de “patines” (sistema de medida) los camioneros señalaron que los patrones les acaban cobrando el faltante a precio de gasolinera, porque así se los cobra Pemex, lo que significa que sus ganancias se reduzcan significativamente cada que realizan viajes a la terminal de almacenamiento más grande de Oaxaca.

Además, los transportistas subrayaron que la primera ocasión que presentaron una denuncia en Pemex, Carlos Anaya amenazó con boletinarlos, lo que se traduce en la inhabilitación laboral en cualquier planta del país.