/ lunes 29 de agosto de 2016

Destaca Herrera Carrera el legado que deja en salud, empleo y educación

Mariano Alvarado

DURANGO, Dgo. (OEM-Informex).- Empleos, seguridad, educación, salud, infraestructura, entre otros rubros, es el legado de Jorge Herrera Caldera y la cosecha de su paso por el Gobierno del Estado.

Entrevistado en sus oficinas del Bicentenario, el mandatario estatal enumera sus logros que son muchos:

En empleo, nada más 55 mil nuevos y la certeza de que ya no hay desempleo, que sobra la oferta para la mano de obra, tanto así que las maquiladoras tienen que importar gente incluso de San Juan de Guadalupe con el cargo de traslado, hospedaje y alimentación.

Y aunque se diga que no hay reclamo de empleos porque pagan mal, la verdad es que en ninguna parte pagan menos de dos y medio salarios mínimos. Algo así como 150 pesos diarios y las prestaciones de ley, Seguro, Infonavit, vacaciones, aguinaldos.

A unos días de inaugurarse una nueva planta, con 4 mil nuevos empleos, ya tienen mil, por Primo de Verdad, casi en el entronque con la carretera al Pueblito.

La primera piedra de otra empresa suiza, que creará 800 empleos más.

Y a esto, al empleo formal y duradero, agréguese el que generan las construcciones.

Sí tiene porqué enorgullecerse en éste como en otros rubros.

Además, otra nave con 500 empleos más en Vicente Guerrero y otra más en Lerdo.

En fin: el desempleo es un fantasma que no existe y que se ha ido en la medida que transcurrió el sexenio.

Acepta que el empleo no abarca mucho a los profesionistas o que los sueldos para éstos, no son los que quisieran, pero sí hay dónde emplearse tanto en esta ciudad como en la comarca lagunera.

En educación, nada más seis nuevas universidades, dos de ellas bilingües,  y datos duros que reflejan el papel de Durango en el contexto nacional en la prueba de Enlace.

Supera en cobertura al medio superior, a la  propuesta por el presidente Peña Nieto: aquel se trazó como meta un 32 por ciento, Durango tiene un 35 por ciento.

En bachillerato, creció del 24 al 35 por ciento o sea: de cada 100 jóvenes 35 tienen acceso a una escuela de educación media superior.

Esto debido a la innovación del telebachillerato que tiene actualmente 57 centros.

Y en educación básica, Durango se mantiene en los tres primeros lugares del país.

En este renglón precisa que a diferencia de otros estados, en Durango se tiene un magisterio responsable, preparado, entregado a cuya gran mayoría no le hacen mella alguna los plantones y marchas dispersos de maestros que en lo general, suman solamente, simbólicamente a problemas nacionales.

En infraestructura sería difícil precisar tanta obra. Su joya, la cereza del pastel, es la súper carretera a Mazatlán concebida como el detonante al despegue industrial de Durango.

No cuaja aún el todo porque el puerto de Mazatlán aún no se considera de gran calado.

Cuando lo sea, todo está ya listo para el traslado de mercancías a Durango y de aquí inclusive hasta Matamoros, en el Golfo, para lo cual Nuevo León ya tiene la ruta hacia aquel puerto a partir de Monterrey.

Alguien festivamente lo ha llamado Jorge Puentes y sí, en su obra hay mucha infraestructura en puentes con precisión al Baluarte, parte de la obra carretera al puerto del Pacífico.

No terminará un puente de gran envergadura, el de más amplio claro en el país, el puente Lasalle que avanza a todo vapor pero que no estará listo para cuando el entrevistado entregue el poder.

Volverá a su empresa, pero antes, unas vacaciones de unos 15 días con la familia, dentro del país.

En el ramo agropecuario también Durango ha avanzado mucho: un buen logro, ya lo dijo el secretario del ramo en entrevista con este matutino, es haber convencido al campesino de diversificar los cultivos, abatir la cosecha de frijol que en la medida en que sea mayor es menor el precio y sustituirlo por maíz amarillo, cebada, cañola, espárragos.

Y toda esta producción es contrato, ya tienen garantizado al comprador con Sukarne, Cervecería Modelo, consumidores de Estados Unidos para el espárrago.

La planta beneficiadora de orégano en Cuencamé es otra puerta al empleo y a la riqueza de Durango y en particular del semidesierto adonde se encuentra el municipio.

La hidroagricultura que consiste en llevar agua rodada de las presas, aprovechando los declives a los centros de irrigación.

Se aumenta la superficie de riego sin las cargas del consumo de energía eléctrica que encarase la producción y con ello reducir la ganancia.

Tres nuevos hoteles en operación, 3 más por operar son una prueba de que el clima y el centro histórico de Durango jalaron visitantes como nunca y que la prueba es los diferentes carros con placas foráneas que circulan por estas calles.

En Salud, el acelerador lineal del centro de oncología, la joya el hospital 450, 19 obras entre hospitales, centros de salud, hospitales, clínicas, el mejoramiento en el servicio, el profesionalismo de los médicos y enfermeras.

Vuelve al empleo: la fábrica de quesos en Tepehuanes, que tiene mercado garantizado. De hecho, ya tenía mercado desde antes de inaugurarse la planta.

En ganadería 12 mil sementales entregados en el sexenio, la segunda certificación.

En seguida, la tranquilidad que existe ahora en Durango, incluso en Gómez Palacio por más que por estar en una comarca lo haga aparecer como que tiene aún algo de violencia pero no es Durango.

Ya no es el tiempo de ejecuciones diarias, secuestros diarios, extorsiones, las fosas clandestinas.

Todo aquello, para bien, ya es historia, mala historia. Un recuerdo: un pésimo recuerdo.

Más vuelos, mejor servicio, son una prueba también de que hay pasaje y si hay pasaje es que hay con qué viajar y si hay con qué viajar es que se generan recursos.

Jorge Herrera Caldera tiene una carrera meteórica en política. En 12 años fue secretario de Finanzas, presidente municipal de Durango, diputado federal de 6 meses y gobernador de 6 años, que sí terminó… o está por terminar.

Es contador por la Facultad de Contaduría, Economía y Administración de la Universidad Juárez de Durango.

De origen empresario. Su paso por el servicio público le abre nuevas inquietudes.

Podría aceptar una oferta de empleo preferentemente en el ramo administrativo que es donde más se ha realizado, como alcalde, como tesorero y como gobernador.

¿Malos ratos?

Pocos, pero sin duda uno de los peores el 5 de junio cuando se convenció que su partido no tenía opción ciudadana, pero aclara que hay excelente relación con su sucesor José Aispuro…

A este lo trató cuando ambos coincidieron en la administración pasada.

El entrevistado colaboró en la administración pasada: entrevistado como secretario de Finanzas, el otro como director de Pensiones.

Ahora en la entrega recepción todo ha sido terso; no se han dado roces. El trato con Aispuro es si no de amistad, sí de respeto.

Ha disfrutado del poder porque lo entiende como la virtud de servicio a los demás con especialidad a los que más lo necesitan.

¿Jorge Herrera llora?

Cuando perdió a su padre derramó algunas lágrimas, cuando murió su cuñado, pero en lo general estas penas, de las más grandes penas, las soportó apoyándose en su fe.

No se retira amargado, asegura, se preparó para ser y ahora se prepara para dejar de ser.

No añora el poder porque lo ha ejercido sin excesos, no ha perdido el piso, sigue siendo el hombre sencillo que un día fue llamado al servicio público y del que se retira, con la disposición de que si lo llamaran, aceptaría.

¿Senador?

Preferiría algo administrativo, me siento mejor…

Mariano Alvarado

DURANGO, Dgo. (OEM-Informex).- Empleos, seguridad, educación, salud, infraestructura, entre otros rubros, es el legado de Jorge Herrera Caldera y la cosecha de su paso por el Gobierno del Estado.

Entrevistado en sus oficinas del Bicentenario, el mandatario estatal enumera sus logros que son muchos:

En empleo, nada más 55 mil nuevos y la certeza de que ya no hay desempleo, que sobra la oferta para la mano de obra, tanto así que las maquiladoras tienen que importar gente incluso de San Juan de Guadalupe con el cargo de traslado, hospedaje y alimentación.

Y aunque se diga que no hay reclamo de empleos porque pagan mal, la verdad es que en ninguna parte pagan menos de dos y medio salarios mínimos. Algo así como 150 pesos diarios y las prestaciones de ley, Seguro, Infonavit, vacaciones, aguinaldos.

A unos días de inaugurarse una nueva planta, con 4 mil nuevos empleos, ya tienen mil, por Primo de Verdad, casi en el entronque con la carretera al Pueblito.

La primera piedra de otra empresa suiza, que creará 800 empleos más.

Y a esto, al empleo formal y duradero, agréguese el que generan las construcciones.

Sí tiene porqué enorgullecerse en éste como en otros rubros.

Además, otra nave con 500 empleos más en Vicente Guerrero y otra más en Lerdo.

En fin: el desempleo es un fantasma que no existe y que se ha ido en la medida que transcurrió el sexenio.

Acepta que el empleo no abarca mucho a los profesionistas o que los sueldos para éstos, no son los que quisieran, pero sí hay dónde emplearse tanto en esta ciudad como en la comarca lagunera.

En educación, nada más seis nuevas universidades, dos de ellas bilingües,  y datos duros que reflejan el papel de Durango en el contexto nacional en la prueba de Enlace.

Supera en cobertura al medio superior, a la  propuesta por el presidente Peña Nieto: aquel se trazó como meta un 32 por ciento, Durango tiene un 35 por ciento.

En bachillerato, creció del 24 al 35 por ciento o sea: de cada 100 jóvenes 35 tienen acceso a una escuela de educación media superior.

Esto debido a la innovación del telebachillerato que tiene actualmente 57 centros.

Y en educación básica, Durango se mantiene en los tres primeros lugares del país.

En este renglón precisa que a diferencia de otros estados, en Durango se tiene un magisterio responsable, preparado, entregado a cuya gran mayoría no le hacen mella alguna los plantones y marchas dispersos de maestros que en lo general, suman solamente, simbólicamente a problemas nacionales.

En infraestructura sería difícil precisar tanta obra. Su joya, la cereza del pastel, es la súper carretera a Mazatlán concebida como el detonante al despegue industrial de Durango.

No cuaja aún el todo porque el puerto de Mazatlán aún no se considera de gran calado.

Cuando lo sea, todo está ya listo para el traslado de mercancías a Durango y de aquí inclusive hasta Matamoros, en el Golfo, para lo cual Nuevo León ya tiene la ruta hacia aquel puerto a partir de Monterrey.

Alguien festivamente lo ha llamado Jorge Puentes y sí, en su obra hay mucha infraestructura en puentes con precisión al Baluarte, parte de la obra carretera al puerto del Pacífico.

No terminará un puente de gran envergadura, el de más amplio claro en el país, el puente Lasalle que avanza a todo vapor pero que no estará listo para cuando el entrevistado entregue el poder.

Volverá a su empresa, pero antes, unas vacaciones de unos 15 días con la familia, dentro del país.

En el ramo agropecuario también Durango ha avanzado mucho: un buen logro, ya lo dijo el secretario del ramo en entrevista con este matutino, es haber convencido al campesino de diversificar los cultivos, abatir la cosecha de frijol que en la medida en que sea mayor es menor el precio y sustituirlo por maíz amarillo, cebada, cañola, espárragos.

Y toda esta producción es contrato, ya tienen garantizado al comprador con Sukarne, Cervecería Modelo, consumidores de Estados Unidos para el espárrago.

La planta beneficiadora de orégano en Cuencamé es otra puerta al empleo y a la riqueza de Durango y en particular del semidesierto adonde se encuentra el municipio.

La hidroagricultura que consiste en llevar agua rodada de las presas, aprovechando los declives a los centros de irrigación.

Se aumenta la superficie de riego sin las cargas del consumo de energía eléctrica que encarase la producción y con ello reducir la ganancia.

Tres nuevos hoteles en operación, 3 más por operar son una prueba de que el clima y el centro histórico de Durango jalaron visitantes como nunca y que la prueba es los diferentes carros con placas foráneas que circulan por estas calles.

En Salud, el acelerador lineal del centro de oncología, la joya el hospital 450, 19 obras entre hospitales, centros de salud, hospitales, clínicas, el mejoramiento en el servicio, el profesionalismo de los médicos y enfermeras.

Vuelve al empleo: la fábrica de quesos en Tepehuanes, que tiene mercado garantizado. De hecho, ya tenía mercado desde antes de inaugurarse la planta.

En ganadería 12 mil sementales entregados en el sexenio, la segunda certificación.

En seguida, la tranquilidad que existe ahora en Durango, incluso en Gómez Palacio por más que por estar en una comarca lo haga aparecer como que tiene aún algo de violencia pero no es Durango.

Ya no es el tiempo de ejecuciones diarias, secuestros diarios, extorsiones, las fosas clandestinas.

Todo aquello, para bien, ya es historia, mala historia. Un recuerdo: un pésimo recuerdo.

Más vuelos, mejor servicio, son una prueba también de que hay pasaje y si hay pasaje es que hay con qué viajar y si hay con qué viajar es que se generan recursos.

Jorge Herrera Caldera tiene una carrera meteórica en política. En 12 años fue secretario de Finanzas, presidente municipal de Durango, diputado federal de 6 meses y gobernador de 6 años, que sí terminó… o está por terminar.

Es contador por la Facultad de Contaduría, Economía y Administración de la Universidad Juárez de Durango.

De origen empresario. Su paso por el servicio público le abre nuevas inquietudes.

Podría aceptar una oferta de empleo preferentemente en el ramo administrativo que es donde más se ha realizado, como alcalde, como tesorero y como gobernador.

¿Malos ratos?

Pocos, pero sin duda uno de los peores el 5 de junio cuando se convenció que su partido no tenía opción ciudadana, pero aclara que hay excelente relación con su sucesor José Aispuro…

A este lo trató cuando ambos coincidieron en la administración pasada.

El entrevistado colaboró en la administración pasada: entrevistado como secretario de Finanzas, el otro como director de Pensiones.

Ahora en la entrega recepción todo ha sido terso; no se han dado roces. El trato con Aispuro es si no de amistad, sí de respeto.

Ha disfrutado del poder porque lo entiende como la virtud de servicio a los demás con especialidad a los que más lo necesitan.

¿Jorge Herrera llora?

Cuando perdió a su padre derramó algunas lágrimas, cuando murió su cuñado, pero en lo general estas penas, de las más grandes penas, las soportó apoyándose en su fe.

No se retira amargado, asegura, se preparó para ser y ahora se prepara para dejar de ser.

No añora el poder porque lo ha ejercido sin excesos, no ha perdido el piso, sigue siendo el hombre sencillo que un día fue llamado al servicio público y del que se retira, con la disposición de que si lo llamaran, aceptaría.

¿Senador?

Preferiría algo administrativo, me siento mejor…