/ viernes 28 de abril de 2017

En riesgo, 600 familias en barrancas de Cuernavaca

  • Protección Civil recomienda el desalojo de las casas-habitación

Israel Mariano / El Sol de Cuernavaca

CUERNAVACA, Mor. (OEM-Informex).- En Cuernavaca, al menos 600 familias viven en 10 zonas de alto riesgo ante la temporada de lluvias.

La invasión de las 11 barrancas y áreas de peligro hace que las personas estén a merced de las inundaciones o derrumbes de tierra y que el peligro sea latente.

“El agua encuentra su cauce, tiene memoria y tarde o temprano llegan los daños”, afirmó el director de Protección Civil en Cuernavaca, Fernando Manrique Rivas.

Comentó que para nadie es un secreto que en la capital morelense se puedan presentar inundaciones.

Agregó que hay zonas de mucho riesgo en las que se pueden llegar a presentar deslizamientos o laderas por la caída de tierra.

La zona sur de la ciudad es donde existe el mayor peligro y la dependencia ha empezado a notificar sobre los posibles problemas o afectaciones.

“Cada año hemos tenido caída de material, por lo que se invita a las personas a que salgan poco a poco de esas áreas y busquen refugio con sus familiares, a fin de estar prevenidos”, reiteró Manrique Rivas.

Destacó que cuando los ciudadanos solicitan ayuda o trabajadores de la dependencia detectan alguna contingencia intervienen de inmediato para que sea eliminado el peligro.

“Tenemos al menos ocho o 10 zonas consideradas como de alto riesgo, porque en territorios de barrancas la emergencia es la inundación; hay gente que ha invadido estos lugares hasta el límite y si llega a haber una creciente por las lluvias se puede complicar”, detalló.

Mientras, en el caso de laderas, tan solo en el área de las minas hay cinco zonas peligrosas, en donde se ha identificado que puede ocurrir una desgracia.

“Desde ya vamos a revisar las diferentes barranquillas o los drenajes que se llegan a tapar, aunque en ocasiones son causas naturales las que provocan estos incidentes”, acotó. Comentó que son pocos los ciudadanos que han aceptado reubicarse, pero aún así Protección Civil de Cuernavaca acude con las personas para comentarles de los riesgos que corren si permanecen en el lugar.

Como medida de prevención recomendó procurar estar alertas ante cualquier cambio en la tierra, rocas, taludes o árboles.

“Siempre hay un primer aviso, vamos a decirlo así, porque comienza con la caída de material ligero antes de venirse algo grande; son señales importantes a las que debemos estar atentos”, añadió.

La barranca más invadida y vigilada es la de Amanalco, porque es precisamente el lugar donde concluyen la mayoría de las colonias de Cuernavaca.

Consideró que se deben respetar los cauces naturales, pues el “agua tiene que pasar, salir y seguir su curso normal; nosotros nos ponemos en su camino, pero el agua tiene memoria y va a buscar la salida y generar inundaciones”.

Finalmente, hizo un llamado a no tirar basura ni ramas para evitar tapar las barrancas y los apantles antes de que comiencen las lluvias.

  • Protección Civil recomienda el desalojo de las casas-habitación

Israel Mariano / El Sol de Cuernavaca

CUERNAVACA, Mor. (OEM-Informex).- En Cuernavaca, al menos 600 familias viven en 10 zonas de alto riesgo ante la temporada de lluvias.

La invasión de las 11 barrancas y áreas de peligro hace que las personas estén a merced de las inundaciones o derrumbes de tierra y que el peligro sea latente.

“El agua encuentra su cauce, tiene memoria y tarde o temprano llegan los daños”, afirmó el director de Protección Civil en Cuernavaca, Fernando Manrique Rivas.

Comentó que para nadie es un secreto que en la capital morelense se puedan presentar inundaciones.

Agregó que hay zonas de mucho riesgo en las que se pueden llegar a presentar deslizamientos o laderas por la caída de tierra.

La zona sur de la ciudad es donde existe el mayor peligro y la dependencia ha empezado a notificar sobre los posibles problemas o afectaciones.

“Cada año hemos tenido caída de material, por lo que se invita a las personas a que salgan poco a poco de esas áreas y busquen refugio con sus familiares, a fin de estar prevenidos”, reiteró Manrique Rivas.

Destacó que cuando los ciudadanos solicitan ayuda o trabajadores de la dependencia detectan alguna contingencia intervienen de inmediato para que sea eliminado el peligro.

“Tenemos al menos ocho o 10 zonas consideradas como de alto riesgo, porque en territorios de barrancas la emergencia es la inundación; hay gente que ha invadido estos lugares hasta el límite y si llega a haber una creciente por las lluvias se puede complicar”, detalló.

Mientras, en el caso de laderas, tan solo en el área de las minas hay cinco zonas peligrosas, en donde se ha identificado que puede ocurrir una desgracia.

“Desde ya vamos a revisar las diferentes barranquillas o los drenajes que se llegan a tapar, aunque en ocasiones son causas naturales las que provocan estos incidentes”, acotó. Comentó que son pocos los ciudadanos que han aceptado reubicarse, pero aún así Protección Civil de Cuernavaca acude con las personas para comentarles de los riesgos que corren si permanecen en el lugar.

Como medida de prevención recomendó procurar estar alertas ante cualquier cambio en la tierra, rocas, taludes o árboles.

“Siempre hay un primer aviso, vamos a decirlo así, porque comienza con la caída de material ligero antes de venirse algo grande; son señales importantes a las que debemos estar atentos”, añadió.

La barranca más invadida y vigilada es la de Amanalco, porque es precisamente el lugar donde concluyen la mayoría de las colonias de Cuernavaca.

Consideró que se deben respetar los cauces naturales, pues el “agua tiene que pasar, salir y seguir su curso normal; nosotros nos ponemos en su camino, pero el agua tiene memoria y va a buscar la salida y generar inundaciones”.

Finalmente, hizo un llamado a no tirar basura ni ramas para evitar tapar las barrancas y los apantles antes de que comiencen las lluvias.