/ domingo 19 de marzo de 2017

Explosión en el Ingenio de Pánuco, Ver.

Por Gustavo García

La apacible mañana de hoy se vio interrumpida de manera abrupta por la horrenda explosión que se registró en las instalaciones del Ingenio Azucarero del Grupo Pantaleón de esta ciudad, que dejó al menos dos lesionados; uno de ellos de consideración.

De acuerdo a versiones del secretario general del sindicato azucarero de la Sección 116, Oscar Cruz Animas, esto ocurrió alrededor de las 05:15 horas de este día y de manera preliminar se observa que explotó el ducto de alta presión que alimenta el generador de energía eléctrica que abastece la Comisión Federal de Electricidad de 14 pulgadas de diámetro, que no resistió la presión que se genera para el proceso del azúcar.

Cruz Animas señaló que el estallido dejó como saldo dos heridos cuyos nombres son Gustavo del Angel Aguilera, de 22 años de edad, residente en la colonia Vivah, de esta ciudad, quien resultó policontudido pero está fuera de peligro; en tanto el trabajador Eugenio Vázquez Cruz, de 38 años de edad, con domicilio en la colonia Florida, resultó con fuerte contusión en el antebrazo izquierdo así como otros golpes en diferentes partes del cuerpo, por lo que fue trasladado en la ambulancia del Seguro Social de esta ciudad a la misma institución en Ciudad Madero, debido a que carecen de los equipos de radiología para tratar casos especializados.

Los trabajadores fueron alcanzados por la onda expansiva de la explosión, pero se encontraban a unos 30 metros de donde ocurrió el desastre que mantiene paralizado el procesamiento del endulzante, ya que el estallido arrasó con el cuarto de controles, el área de contraincendio, y al menos una oficina ubicados en los alrededores donde se produjo este hecho.

El dirigente azucarero indicó que se están realizando los trámites de investigación para saber a plenitud qué fue lo que originó esta tragedia y así fincar responsabilidades.

Algunos trabajadores de la empresa azucarera que prefirieron guardar en el anonimato, indicaron que esto ocurrió debido a la falta de mantenimiento de una olla de retención que debe regular la presión y existen otras situaciones de grave riesgo para los obreros, y que debido a las influencias que tienen los propietarios del consorcio azucarero la Secretaría de Trabajo no los obliga a extremar las medidas adecuadas a los equipos, por lo que no descartan que en breve pudiera ocurrir una tragedia de magnitudes inimaginables.

Los trabajadores fueron trasladados al Hospital del Seguro Social de esta ciudad, donde fueron atendidos y debido a la gravedad de las lesiones los canalizaron a Ciudad Madero, Tamaulipas.

Por Gustavo García

La apacible mañana de hoy se vio interrumpida de manera abrupta por la horrenda explosión que se registró en las instalaciones del Ingenio Azucarero del Grupo Pantaleón de esta ciudad, que dejó al menos dos lesionados; uno de ellos de consideración.

De acuerdo a versiones del secretario general del sindicato azucarero de la Sección 116, Oscar Cruz Animas, esto ocurrió alrededor de las 05:15 horas de este día y de manera preliminar se observa que explotó el ducto de alta presión que alimenta el generador de energía eléctrica que abastece la Comisión Federal de Electricidad de 14 pulgadas de diámetro, que no resistió la presión que se genera para el proceso del azúcar.

Cruz Animas señaló que el estallido dejó como saldo dos heridos cuyos nombres son Gustavo del Angel Aguilera, de 22 años de edad, residente en la colonia Vivah, de esta ciudad, quien resultó policontudido pero está fuera de peligro; en tanto el trabajador Eugenio Vázquez Cruz, de 38 años de edad, con domicilio en la colonia Florida, resultó con fuerte contusión en el antebrazo izquierdo así como otros golpes en diferentes partes del cuerpo, por lo que fue trasladado en la ambulancia del Seguro Social de esta ciudad a la misma institución en Ciudad Madero, debido a que carecen de los equipos de radiología para tratar casos especializados.

Los trabajadores fueron alcanzados por la onda expansiva de la explosión, pero se encontraban a unos 30 metros de donde ocurrió el desastre que mantiene paralizado el procesamiento del endulzante, ya que el estallido arrasó con el cuarto de controles, el área de contraincendio, y al menos una oficina ubicados en los alrededores donde se produjo este hecho.

El dirigente azucarero indicó que se están realizando los trámites de investigación para saber a plenitud qué fue lo que originó esta tragedia y así fincar responsabilidades.

Algunos trabajadores de la empresa azucarera que prefirieron guardar en el anonimato, indicaron que esto ocurrió debido a la falta de mantenimiento de una olla de retención que debe regular la presión y existen otras situaciones de grave riesgo para los obreros, y que debido a las influencias que tienen los propietarios del consorcio azucarero la Secretaría de Trabajo no los obliga a extremar las medidas adecuadas a los equipos, por lo que no descartan que en breve pudiera ocurrir una tragedia de magnitudes inimaginables.

Los trabajadores fueron trasladados al Hospital del Seguro Social de esta ciudad, donde fueron atendidos y debido a la gravedad de las lesiones los canalizaron a Ciudad Madero, Tamaulipas.