/ viernes 24 de junio de 2016

Funerarias son utilizadas como Semefo en Uruapan

URUAPAN, Mich.- El cadáver putrefacto de un hombre fue localizado ayer al mediodía en el interior de una vivienda en la colonia Ramón Farías, tras la denuncia hecha por los vecinos de un fétido olor que salía del interior, sin embargo, se estableció que dicha propiedad era usada como un Semefo (Servicio Médico Forense) por una funeraria de la ciudad, y que el cuerpo estaba a la espera de que la Fiscalía Investigadora Regional determinara si era enviado a la ciudad de Morelia o a la fosa común.

Esta problemática se desprende luego de que el pasado primero de mayo el Hospital Civil dejó de prestar el servicio de refrigerador y el espacio de las planchas, en donde por cincuenta años sirvió como anfiteatro, y es que según el nosocomio las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado jamás le dieron su debido mantenimiento.

[caption id="attachment_300861" align="alignright" width="615"] Las imagenes de la ropa de hospital en total insalubridad.
Foto: El Sol de Morelia[/caption]

Desde ese entonces, es decir 53 días, las casas funerarias han habilitado espacios para poder ahí realizar las necrocirugías, además de que también en el Hospital Regional "Dr. Pedro Daniel Martínez" ha prestado su espacio.

Cabe hacer mención que el Semefo debe de ser provisto por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), y hace ya algunos años cuando pasaron de las instalaciones que ocupaban en la colonia Revolución a las que actualmente están, que es en el Antiguo Salón Yunuen, se hizo la instalación de un sofisticado equipo para la práctica de dichos estudios, sin embargo, el lugar no cuenta con drenaje y ahora sólo es ocupado como un almacén de archivos.

Las asociaciones de funerarias de la ciudad en días pasados presentaron un proyecto para la construcción de un Semefo que sería costeado por ellos mismos, pero el fiscal en turno no les ha resuelto nada a pesar de que es un servicio para ellos mismos.

[caption id="attachment_300855" align="alignright" width="615"] Imágenes de la casa funeraria en donde localizaron el cadáver. Foto: El Sol de Morelia[/caption]

Fue el día miércoles pasado, cuando los elementos de la Fiscalía Especializada Regional se trasladaron al municipio de Turicato, en donde lugareños habían localizado el cuerpo en avanzado estado de putrefacción de un hombre, por lo que decidieron traerlo a esta ciudad y pidieron el apoyo de la Funeraria "Tapia" para que les prestaran una vivienda ubicada en la calle Francisco Villa de la colonia Ramón Farías, para que ahí se le practicara la autopsia que marca la ley.

Los propietarios de dicha casa funeraria excedieron y tras realizar el trabajo dejaron ahí el cuerpo, en espera de que fuera identificado por sus deudos, o que la Fiscalía extendiera el oficio para que fuera llevado al refrigerador de la ciudad de Morelia o a la fosa común en esta ciudad.

El cuerpo no fue tratado con los químicos adecuados, ya que estos son altamente corrosivos y sería aún más imposible que lo reconocieran, pero el aroma que expide, y que es también insoportable, alertó a los vecinos de la zona, y pidieron el apoyo de la policía, además llegaron también algunos inspectores del Ayuntamiento, que extendieron un oficio, pero no dieron solución al problema.

[caption id="attachment_300864" align="alignright" width="615"] Foto: El Sol de Morelia[/caption]

Los propietarios de la casa funeraria realizaron el tratamiento del cuerpo para erradicar el fétido olor, además minutos después recibieron la orden de que el cuerpo fuera trasladado a la ciudad de Morelia.

URUAPAN, Mich.- El cadáver putrefacto de un hombre fue localizado ayer al mediodía en el interior de una vivienda en la colonia Ramón Farías, tras la denuncia hecha por los vecinos de un fétido olor que salía del interior, sin embargo, se estableció que dicha propiedad era usada como un Semefo (Servicio Médico Forense) por una funeraria de la ciudad, y que el cuerpo estaba a la espera de que la Fiscalía Investigadora Regional determinara si era enviado a la ciudad de Morelia o a la fosa común.

Esta problemática se desprende luego de que el pasado primero de mayo el Hospital Civil dejó de prestar el servicio de refrigerador y el espacio de las planchas, en donde por cincuenta años sirvió como anfiteatro, y es que según el nosocomio las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado jamás le dieron su debido mantenimiento.

[caption id="attachment_300861" align="alignright" width="615"] Las imagenes de la ropa de hospital en total insalubridad.
Foto: El Sol de Morelia[/caption]

Desde ese entonces, es decir 53 días, las casas funerarias han habilitado espacios para poder ahí realizar las necrocirugías, además de que también en el Hospital Regional "Dr. Pedro Daniel Martínez" ha prestado su espacio.

Cabe hacer mención que el Semefo debe de ser provisto por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), y hace ya algunos años cuando pasaron de las instalaciones que ocupaban en la colonia Revolución a las que actualmente están, que es en el Antiguo Salón Yunuen, se hizo la instalación de un sofisticado equipo para la práctica de dichos estudios, sin embargo, el lugar no cuenta con drenaje y ahora sólo es ocupado como un almacén de archivos.

Las asociaciones de funerarias de la ciudad en días pasados presentaron un proyecto para la construcción de un Semefo que sería costeado por ellos mismos, pero el fiscal en turno no les ha resuelto nada a pesar de que es un servicio para ellos mismos.

[caption id="attachment_300855" align="alignright" width="615"] Imágenes de la casa funeraria en donde localizaron el cadáver. Foto: El Sol de Morelia[/caption]

Fue el día miércoles pasado, cuando los elementos de la Fiscalía Especializada Regional se trasladaron al municipio de Turicato, en donde lugareños habían localizado el cuerpo en avanzado estado de putrefacción de un hombre, por lo que decidieron traerlo a esta ciudad y pidieron el apoyo de la Funeraria "Tapia" para que les prestaran una vivienda ubicada en la calle Francisco Villa de la colonia Ramón Farías, para que ahí se le practicara la autopsia que marca la ley.

Los propietarios de dicha casa funeraria excedieron y tras realizar el trabajo dejaron ahí el cuerpo, en espera de que fuera identificado por sus deudos, o que la Fiscalía extendiera el oficio para que fuera llevado al refrigerador de la ciudad de Morelia o a la fosa común en esta ciudad.

El cuerpo no fue tratado con los químicos adecuados, ya que estos son altamente corrosivos y sería aún más imposible que lo reconocieran, pero el aroma que expide, y que es también insoportable, alertó a los vecinos de la zona, y pidieron el apoyo de la policía, además llegaron también algunos inspectores del Ayuntamiento, que extendieron un oficio, pero no dieron solución al problema.

[caption id="attachment_300864" align="alignright" width="615"] Foto: El Sol de Morelia[/caption]

Los propietarios de la casa funeraria realizaron el tratamiento del cuerpo para erradicar el fétido olor, además minutos después recibieron la orden de que el cuerpo fuera trasladado a la ciudad de Morelia.