/ lunes 21 de septiembre de 2015

México necesita rediseñar el sistema fiscal: ANJ

OEM en línea

Paraíso, Tabasco.- Ante 15 alcaldes electos que entrarán en funciones a partir del 1 de enero de 2016, el gobernador Arturo Núñez Jiménez visualizó la necesidad de rediseñar el mecanismo fiscal del país a partir de criterios que más allá de lo demográfico o resarcitorio, favorezcan una distribución de recursos más justa y en función de la peculiaridad de cada entidad o región.

Al participar en las conferencias impartidas sobre el municipio, su ley orgánica, régimen local, relaciones laborales y manuales de trabajo, en el marco del “Encuentro con Presidentes Municipales Electos”, Núñez Jiménez dijo que de cara a los próximos años el tema de los recursos constituye un desafío en el federalismo mexicano “si queremos que funcione”, e indicó que en este asunto está de por medio, incluso, la

gobernabilidad.

En el foro organizado por los institutos Nacional de Administración Pública (INAP) y de Administración Pública de Tabasco (IAP) a propuesta del Ejecutivo, el mandatario indicó que en la actualidad las demandas sociales están agudizadas porque muchos de los problemas de la gente pasan más por las necesidades individuales que por lo colectivo o comunitario.

Explicó que frente al escenario financiero complicado por el margen estrecho de recursos propios, el mecanismo fiscal para distribuir participaciones entre las entidades federativas debería atender una combinación de criterios, para que todas reciban un ingreso per cápita igualitario, pero también en función de lo que aportan al Producto Interno Bruto (PIB) o su situación particular de pobreza o marginación.

Recordó que de 1980 a la fecha en México han evolucionado dos criterios fundamentales para distribuir participaciones: el primero de origen resarcitorio, que benefició a Tabasco durante 28 años al tomar en cuenta su aportación a la recaudación federal, y el segundo, con sentido demográfico o per cápita, que a partir del año 2007 “nos golpeó severamente”.

El jefe del Ejecutivo mencionó que si bien este segundo criterio que suprimió el carácter resarcitorio, permitió que todos los estados tuvieran una base de participación fiscal por habitante igualitaria, también “resultó injusto respecto de la aportación y los costos que esa aportación implica para muchos estados”.

Afirmó que por esa razón el sistema fiscal debería atender tres criterios: uno per cápita para dar un piso de participaciones iguales a todas a las entidades; otro que reconozca su esfuerzo industrial y recursos naturales, para que el federalismo también compense a las partes que le aportan, y un tercero de carácter compensatorio a favor de las regiones con mayor rezago y pobreza, como las que prevalecen en el

sur del país.

Esto es, aseveró, no debería aplicarse un solo criterio, porque esto resulta excluyente e injusto. “El que era por cuánto aportas era muy justo para Tabasco, pero injusto para otros estados; ahora el per cápita se supone que es justo para todos, pero a nuestra entidad la afectó brutalmente pese a su riqueza petrolera”, refirió.

El gobernador Núñez expuso que hoy de cada 100 pesos que Tabasco recibe, 94 son de procedencia federal y sólo seis son de recursos propios o de recaudación local, aunque también clarificó que esa es una generalidad de todos los estados, no un tema exclusivo del estado.

La sesión matutina de ponencias incluyó la disertación de Salvador Valencia Carmona, coordinador del Centro de Estudios Municipales y Metropolitanos de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien abordó el tema de El Municipio en el Federalismo Mexicano.

El comandante de la Quinta Zona Naval, Isidoro Pedroza Ordaz, acompañado de los jefes de Estado Mayor de la 30 y 38 zonas militares, Darío Ávalos Pedraza y Salvador López Vélez, respectivamente, hablaron sobre la Coadyuvancia de las Fuerzas Militares con los Ayuntamientos, Reclutamiento Militar con las Juntas Municipales, la aplicación de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, y el Plan DN-III-E.

En el primero de dos días de trabajo, el analista político y articulista Francisco Peralta Burelo impartió la conferencia Régimen Local del Municipio en Tabasco, en tanto que el notario público número 20 y consejero del IAP, Carlos Francisco Dagdug Cadena, explicó la Ley Orgánica de los Municipios.

Cerraron la primera tanda de ponencias el consultor del INAP, Eduardo Castellanos Hernández, con el tema Administración Municipal (Tipología del municipio, instrumentos de trabajo y manuales de servicios al público), mientras que Pablo García Félix, abogado litigante en asuntos laborales, presentó un panorama de Las Relaciones Laborales en los Municipios de Tabasco.

OEM en línea

Paraíso, Tabasco.- Ante 15 alcaldes electos que entrarán en funciones a partir del 1 de enero de 2016, el gobernador Arturo Núñez Jiménez visualizó la necesidad de rediseñar el mecanismo fiscal del país a partir de criterios que más allá de lo demográfico o resarcitorio, favorezcan una distribución de recursos más justa y en función de la peculiaridad de cada entidad o región.

Al participar en las conferencias impartidas sobre el municipio, su ley orgánica, régimen local, relaciones laborales y manuales de trabajo, en el marco del “Encuentro con Presidentes Municipales Electos”, Núñez Jiménez dijo que de cara a los próximos años el tema de los recursos constituye un desafío en el federalismo mexicano “si queremos que funcione”, e indicó que en este asunto está de por medio, incluso, la

gobernabilidad.

En el foro organizado por los institutos Nacional de Administración Pública (INAP) y de Administración Pública de Tabasco (IAP) a propuesta del Ejecutivo, el mandatario indicó que en la actualidad las demandas sociales están agudizadas porque muchos de los problemas de la gente pasan más por las necesidades individuales que por lo colectivo o comunitario.

Explicó que frente al escenario financiero complicado por el margen estrecho de recursos propios, el mecanismo fiscal para distribuir participaciones entre las entidades federativas debería atender una combinación de criterios, para que todas reciban un ingreso per cápita igualitario, pero también en función de lo que aportan al Producto Interno Bruto (PIB) o su situación particular de pobreza o marginación.

Recordó que de 1980 a la fecha en México han evolucionado dos criterios fundamentales para distribuir participaciones: el primero de origen resarcitorio, que benefició a Tabasco durante 28 años al tomar en cuenta su aportación a la recaudación federal, y el segundo, con sentido demográfico o per cápita, que a partir del año 2007 “nos golpeó severamente”.

El jefe del Ejecutivo mencionó que si bien este segundo criterio que suprimió el carácter resarcitorio, permitió que todos los estados tuvieran una base de participación fiscal por habitante igualitaria, también “resultó injusto respecto de la aportación y los costos que esa aportación implica para muchos estados”.

Afirmó que por esa razón el sistema fiscal debería atender tres criterios: uno per cápita para dar un piso de participaciones iguales a todas a las entidades; otro que reconozca su esfuerzo industrial y recursos naturales, para que el federalismo también compense a las partes que le aportan, y un tercero de carácter compensatorio a favor de las regiones con mayor rezago y pobreza, como las que prevalecen en el

sur del país.

Esto es, aseveró, no debería aplicarse un solo criterio, porque esto resulta excluyente e injusto. “El que era por cuánto aportas era muy justo para Tabasco, pero injusto para otros estados; ahora el per cápita se supone que es justo para todos, pero a nuestra entidad la afectó brutalmente pese a su riqueza petrolera”, refirió.

El gobernador Núñez expuso que hoy de cada 100 pesos que Tabasco recibe, 94 son de procedencia federal y sólo seis son de recursos propios o de recaudación local, aunque también clarificó que esa es una generalidad de todos los estados, no un tema exclusivo del estado.

La sesión matutina de ponencias incluyó la disertación de Salvador Valencia Carmona, coordinador del Centro de Estudios Municipales y Metropolitanos de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien abordó el tema de El Municipio en el Federalismo Mexicano.

El comandante de la Quinta Zona Naval, Isidoro Pedroza Ordaz, acompañado de los jefes de Estado Mayor de la 30 y 38 zonas militares, Darío Ávalos Pedraza y Salvador López Vélez, respectivamente, hablaron sobre la Coadyuvancia de las Fuerzas Militares con los Ayuntamientos, Reclutamiento Militar con las Juntas Municipales, la aplicación de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, y el Plan DN-III-E.

En el primero de dos días de trabajo, el analista político y articulista Francisco Peralta Burelo impartió la conferencia Régimen Local del Municipio en Tabasco, en tanto que el notario público número 20 y consejero del IAP, Carlos Francisco Dagdug Cadena, explicó la Ley Orgánica de los Municipios.

Cerraron la primera tanda de ponencias el consultor del INAP, Eduardo Castellanos Hernández, con el tema Administración Municipal (Tipología del municipio, instrumentos de trabajo y manuales de servicios al público), mientras que Pablo García Félix, abogado litigante en asuntos laborales, presentó un panorama de Las Relaciones Laborales en los Municipios de Tabasco.