/ viernes 3 de febrero de 2017

Matan a reo que recién ingresó a penal en Tamaulipas

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Grupo de Coordinación Tamaulipas informa que la tarde de este viernes 3 de febrero, alrededor de las 19 horas, se reportó la muerte del interno José Luis Cano Lumbreras dentro del Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Ciudad Victoria.

Los hechos ocurrieron después de que Cano Lumbreras, de 37 años de edad, se dirigía al módulo en que se encuentra su celda, luego de haber acudido a una comparecencia.

Las primeras indagatorias señalan que el interno habría sido emboscado por un grupo de reos quienes le causarían muerte por asfixia.

Cano Lumbreras fue ingresado al Centro Penitenciario apenas el pasado miércoles 1 de febrero. Fue señalado como presunto líder de una banda de secuestradores que operaba en la zona centro del estado. La Agencia del Ministerio Público emprendió las investigaciones correspondientes en este caso de homicidio a la par que el Servicio Médico Forense determinará la causa de la muerte.

De acuerdo a la información obtenida, una hora después de haber sido ingresado al Penal de Tamatán en esta capital, José Luís Cano Lumbreras “Comandante Cano”, líder regional de la facción de los Z “Vieja Escuela” que el día primero de febrero fue detenido junto a tres escoltas en una casa de seguridad, fue ejecutado.

La información que ha comenzado a fluir sobre este nuevo hecho de violencia, indica que Cano Lumbreras ingresó al Centro de Ejecución de Sanciones al filo de las dos de la tarde, junto a los integrantes de su grupo delictivo con los que fue capturado.

Trascendió que había transcurrido apenas una hora cuando el “Comandante Cano” ya había sido asesinado al interior del reclusorio, hecho que generó una intensa movilización de las autoridades tanto estatales como federales.

Durante aproximadamente seis horas se vivió una intensa movilización al interior del CEDES, tiempo en el que las autoridades investigadoras realizaban las diligencias del levantamiento del cadáver, al tiempo que elementos de la Policía Federal mantenían vigilancia en el penal.

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El Grupo de Coordinación Tamaulipas informa que la tarde de este viernes 3 de febrero, alrededor de las 19 horas, se reportó la muerte del interno José Luis Cano Lumbreras dentro del Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES) de Ciudad Victoria.

Los hechos ocurrieron después de que Cano Lumbreras, de 37 años de edad, se dirigía al módulo en que se encuentra su celda, luego de haber acudido a una comparecencia.

Las primeras indagatorias señalan que el interno habría sido emboscado por un grupo de reos quienes le causarían muerte por asfixia.

Cano Lumbreras fue ingresado al Centro Penitenciario apenas el pasado miércoles 1 de febrero. Fue señalado como presunto líder de una banda de secuestradores que operaba en la zona centro del estado. La Agencia del Ministerio Público emprendió las investigaciones correspondientes en este caso de homicidio a la par que el Servicio Médico Forense determinará la causa de la muerte.

De acuerdo a la información obtenida, una hora después de haber sido ingresado al Penal de Tamatán en esta capital, José Luís Cano Lumbreras “Comandante Cano”, líder regional de la facción de los Z “Vieja Escuela” que el día primero de febrero fue detenido junto a tres escoltas en una casa de seguridad, fue ejecutado.

La información que ha comenzado a fluir sobre este nuevo hecho de violencia, indica que Cano Lumbreras ingresó al Centro de Ejecución de Sanciones al filo de las dos de la tarde, junto a los integrantes de su grupo delictivo con los que fue capturado.

Trascendió que había transcurrido apenas una hora cuando el “Comandante Cano” ya había sido asesinado al interior del reclusorio, hecho que generó una intensa movilización de las autoridades tanto estatales como federales.

Durante aproximadamente seis horas se vivió una intensa movilización al interior del CEDES, tiempo en el que las autoridades investigadoras realizaban las diligencias del levantamiento del cadáver, al tiempo que elementos de la Policía Federal mantenían vigilancia en el penal.