/ jueves 13 de octubre de 2016

Obtienen bioetanol a partir del banano verde

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (OEM-Informex).- Estudiantes del sexto semestre de la carrera de ingeniería en energía y desarrollo sustentable del Campus Tuxtla, de la Universidad del Valle de México, obtuvieron bioetanol a través del proceso de fermentación anaerobia y destilación del banano verde de la zona del Soconusco, Chiapas.

Jorge Luis Delgado y Galo Aníbal Pineda comentaron que la viabilidad para generar el bioetanol a través del banano verde es positiva, “nosotros nos centramos en la zona Soconusco de Chiapas porque es el principal productor de plátano a nivel nacional; hay un banano de rechazo, no pasa los estándares de calidad de exportación; esta fruta en los ranchos bananeros es un desperdicio, no tiene costo para ellos, esto genera un problema ambiental porque al fermentarse provoca enfermedades para el suelo y las plantas”.

“Nuestra idea es aprovechar este desecho que no tiene costo como materia prima y procesarla para obtener etanol; el etanol es un combustible de alto rendimiento, tiene un alto octanaje y compite con la gasolina. De acuerdo con los cálculos que hemos hecho, dependiendo de las hectáreas sembradas y toneladas de residuo por hectárea que sale de la zona de Tapachula, tiene un costo de 9.50 y 10 pesos el litro; si nosotros tenemos este precio compitiendo directamente con sus hidrocarburos, entonces sí es un proyecto viable y como tal es un desarrollo sustentable en sus cuatro formas: política, ambiental, económica y socialmente”, comentaron.

El biocombustible de plátano verde, explican, no puede aplicarse directamente a un automóvil, sino debe contar con un catalizador que se modifica en la bomba de gasolina, lo que aproximadamente tiene un costo de tres mil 500 a cuatro mil 500 pesos.

Hay vehículos de modelos recientes que son fabricados en Estados Unidos y que se venden en México, mismos que ya cuentan con la doble modalidad para que se pueda emplear el bioetanol en el automóvil. Se llama E85, es decir, 85 por ciento etanol y 15 por ciento de gasolina, “por lo que nuestro biocombustible sí puede usarse con la gasolina, porque aumenta el octanaje y el rendimiento de este combustible”, indicaron.

El proceso de la extracción del bioetanol a través de banano verde, inició con la producción del alcohol, ya fermentaron, hicieron dos pruebas, una con base en celulosa de papel, que como se sabe, el periódico ya contiene la celulosa como tal, “la celulosa que usamos de la cáscara del plátano aunque fue tardado efectivamente obtuvimos etanol; la más viable para nosotros es la parte de la sacarosa de los polisacáridos de la pulpa del plátano, ya que se obtienen mejores rendimientos y las proporciones son más elevadas en la concentración de alcohol”, comentaron.

Jorge Luis Delgado dijo que en proporción, de un kilo de pulpa de banano se pueden extraer de 60 a 160 mililitros. Aprovechar los residuos del plátano para la producción de etanol significa que de mil 320 toneladas por día para procesar y extraer biocombustible, se tendría un estimado de 79 mil 200 litros diarios, lo suficiente para abastecer mil 980 vehículos de cuatro cilindros.

“La ventaja que tenemos con la materia prima es que no es un cultivo estacionario, es cíclico, siempre hay producción en la zona del Soconusco, siempre hay plátano, eso quiere decir que la materia prima siempre está disponible para consumo y producción”, manifestaron.

Finalmente comentaron sobre los beneficios que tiene el plátano para la entidad y los efectos positivos que consideran podría tener su proyecto: “Sabemos que en nuestro Estado la mayor actividad económica es la agricultura, pensamos apoyar a nuestra gente, sabemos la situación económica del país, por eso ésta es una buena oportunidad para generar empleos, para ayudar a nuestro Estado a reducir sus gastos, por ejemplo, la gasolina, si competimos contra la Premium podemos ahorrar cuatro pesos, eso ya influye directamente en el bolsillo de la gente, y eso es lo que nos motiva para llevar a cabo nuestro proyecto”, concluyeron.

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (OEM-Informex).- Estudiantes del sexto semestre de la carrera de ingeniería en energía y desarrollo sustentable del Campus Tuxtla, de la Universidad del Valle de México, obtuvieron bioetanol a través del proceso de fermentación anaerobia y destilación del banano verde de la zona del Soconusco, Chiapas.

Jorge Luis Delgado y Galo Aníbal Pineda comentaron que la viabilidad para generar el bioetanol a través del banano verde es positiva, “nosotros nos centramos en la zona Soconusco de Chiapas porque es el principal productor de plátano a nivel nacional; hay un banano de rechazo, no pasa los estándares de calidad de exportación; esta fruta en los ranchos bananeros es un desperdicio, no tiene costo para ellos, esto genera un problema ambiental porque al fermentarse provoca enfermedades para el suelo y las plantas”.

“Nuestra idea es aprovechar este desecho que no tiene costo como materia prima y procesarla para obtener etanol; el etanol es un combustible de alto rendimiento, tiene un alto octanaje y compite con la gasolina. De acuerdo con los cálculos que hemos hecho, dependiendo de las hectáreas sembradas y toneladas de residuo por hectárea que sale de la zona de Tapachula, tiene un costo de 9.50 y 10 pesos el litro; si nosotros tenemos este precio compitiendo directamente con sus hidrocarburos, entonces sí es un proyecto viable y como tal es un desarrollo sustentable en sus cuatro formas: política, ambiental, económica y socialmente”, comentaron.

El biocombustible de plátano verde, explican, no puede aplicarse directamente a un automóvil, sino debe contar con un catalizador que se modifica en la bomba de gasolina, lo que aproximadamente tiene un costo de tres mil 500 a cuatro mil 500 pesos.

Hay vehículos de modelos recientes que son fabricados en Estados Unidos y que se venden en México, mismos que ya cuentan con la doble modalidad para que se pueda emplear el bioetanol en el automóvil. Se llama E85, es decir, 85 por ciento etanol y 15 por ciento de gasolina, “por lo que nuestro biocombustible sí puede usarse con la gasolina, porque aumenta el octanaje y el rendimiento de este combustible”, indicaron.

El proceso de la extracción del bioetanol a través de banano verde, inició con la producción del alcohol, ya fermentaron, hicieron dos pruebas, una con base en celulosa de papel, que como se sabe, el periódico ya contiene la celulosa como tal, “la celulosa que usamos de la cáscara del plátano aunque fue tardado efectivamente obtuvimos etanol; la más viable para nosotros es la parte de la sacarosa de los polisacáridos de la pulpa del plátano, ya que se obtienen mejores rendimientos y las proporciones son más elevadas en la concentración de alcohol”, comentaron.

Jorge Luis Delgado dijo que en proporción, de un kilo de pulpa de banano se pueden extraer de 60 a 160 mililitros. Aprovechar los residuos del plátano para la producción de etanol significa que de mil 320 toneladas por día para procesar y extraer biocombustible, se tendría un estimado de 79 mil 200 litros diarios, lo suficiente para abastecer mil 980 vehículos de cuatro cilindros.

“La ventaja que tenemos con la materia prima es que no es un cultivo estacionario, es cíclico, siempre hay producción en la zona del Soconusco, siempre hay plátano, eso quiere decir que la materia prima siempre está disponible para consumo y producción”, manifestaron.

Finalmente comentaron sobre los beneficios que tiene el plátano para la entidad y los efectos positivos que consideran podría tener su proyecto: “Sabemos que en nuestro Estado la mayor actividad económica es la agricultura, pensamos apoyar a nuestra gente, sabemos la situación económica del país, por eso ésta es una buena oportunidad para generar empleos, para ayudar a nuestro Estado a reducir sus gastos, por ejemplo, la gasolina, si competimos contra la Premium podemos ahorrar cuatro pesos, eso ya influye directamente en el bolsillo de la gente, y eso es lo que nos motiva para llevar a cabo nuestro proyecto”, concluyeron.