/ lunes 12 de septiembre de 2016

Operan en Tabasco a bebé con hernia en su cabeza

por Ruth Pérez Magaña

Villahermosa, Tabasco.- Médicos del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez” realizaron una cirugía exitosa de encefalocele interparietal a una recién nacida que presentaba una hernia a nivel del cerebro, la cual era de mayor tamaño que su cabeza

El neurocirujano Raúl Méndez Olán, acompañado del director del nosocomio, Francisco Javier Gutiérrez Moreno, explicó que esta es una enfermedad congénita muy rara que se presenta en uno de cada 2 millones de nacimientos, en la cual el cerebro no se desarrolla de manera normal, sino que sale de la cavidad craneal, formando una protuberancia parecida a una hernia de aproximadamente 10 por 12 centímetros de diámetro.

Indicó que la pequeña nació en el Hospital Rovirosa el pasado 24 de agosto y, luego de una revisión minuciosa del caso y de los estudios correspondientes, el equipo médico determinó intervenirla el 30 de agosto, para evitarle futuras complicaciones.

Méndez Olán destacó que la cirugía duró 4 horas y media y la bebé ha evolucionado favorablemente, ya que respira y se alimenta con total normalidad, además de que sus reflejos son como los de cualquier persona de su edad.

Sin embargo, añadió, no se puede prever cómo será su desarrollo psicomotor debido a que en los estudios detectaron que -como parte de esta enfermedad- la paciente presentaba ausencia de cuerpo calloso (fibras que conectan los hemisferios cerebrales), así como de sistema ventricular (espacios por donde circula el líquido cefalorraquídeo).

El especialista observó que es la primera ocasión que atienden este tipo de casos en el Rovirosa, pues lo más común son malformaciones neurológicas como las mielomeningoceles, conocidas también como espinas bífidas.

Seguiremos con ella una vigilancia muy estrecha, la estaremos citando prácticamente cada dos semanas, para vigilar cómo evoluciona. La pauta nos la irá dando lo que vayamos observando en los estudios”, concluyó.

Araceli Suarez López, abuela de la recién nacida, originaria de la ranchería Oriente del municipio de Comalcalco, agradeció al equipo médico la atención que le dieron tanto a su hija al momento del parto, como a su nieta.

“La verdad es que todo ha sido muy bien, les reconozco el interés del doctor y el director que estuvieron en la operación. Gracias a Dios hasta ahorita todo va bien, su atención fue excelente”, expuso.

Cabe señalar que las investigaciones revelan que el encefalocele interparietal se deriva de una falla en el cierre del tubo neural durante el desarrollo embrionario, por lo que en ocasiones también es llamado cráneo bífido, y regularmente se presenta durante la cuarta semana de gestación.

Aunque su origen no se conoce con precisión, se asocia a una deficiencia materna en los niveles de ácido fólico durante el embarazo y por lo tanto puede presentarse como una hernia.

/parg

por Ruth Pérez Magaña

Villahermosa, Tabasco.- Médicos del Hospital Regional de Alta Especialidad “Dr. Gustavo A. Rovirosa Pérez” realizaron una cirugía exitosa de encefalocele interparietal a una recién nacida que presentaba una hernia a nivel del cerebro, la cual era de mayor tamaño que su cabeza

El neurocirujano Raúl Méndez Olán, acompañado del director del nosocomio, Francisco Javier Gutiérrez Moreno, explicó que esta es una enfermedad congénita muy rara que se presenta en uno de cada 2 millones de nacimientos, en la cual el cerebro no se desarrolla de manera normal, sino que sale de la cavidad craneal, formando una protuberancia parecida a una hernia de aproximadamente 10 por 12 centímetros de diámetro.

Indicó que la pequeña nació en el Hospital Rovirosa el pasado 24 de agosto y, luego de una revisión minuciosa del caso y de los estudios correspondientes, el equipo médico determinó intervenirla el 30 de agosto, para evitarle futuras complicaciones.

Méndez Olán destacó que la cirugía duró 4 horas y media y la bebé ha evolucionado favorablemente, ya que respira y se alimenta con total normalidad, además de que sus reflejos son como los de cualquier persona de su edad.

Sin embargo, añadió, no se puede prever cómo será su desarrollo psicomotor debido a que en los estudios detectaron que -como parte de esta enfermedad- la paciente presentaba ausencia de cuerpo calloso (fibras que conectan los hemisferios cerebrales), así como de sistema ventricular (espacios por donde circula el líquido cefalorraquídeo).

El especialista observó que es la primera ocasión que atienden este tipo de casos en el Rovirosa, pues lo más común son malformaciones neurológicas como las mielomeningoceles, conocidas también como espinas bífidas.

Seguiremos con ella una vigilancia muy estrecha, la estaremos citando prácticamente cada dos semanas, para vigilar cómo evoluciona. La pauta nos la irá dando lo que vayamos observando en los estudios”, concluyó.

Araceli Suarez López, abuela de la recién nacida, originaria de la ranchería Oriente del municipio de Comalcalco, agradeció al equipo médico la atención que le dieron tanto a su hija al momento del parto, como a su nieta.

“La verdad es que todo ha sido muy bien, les reconozco el interés del doctor y el director que estuvieron en la operación. Gracias a Dios hasta ahorita todo va bien, su atención fue excelente”, expuso.

Cabe señalar que las investigaciones revelan que el encefalocele interparietal se deriva de una falla en el cierre del tubo neural durante el desarrollo embrionario, por lo que en ocasiones también es llamado cráneo bífido, y regularmente se presenta durante la cuarta semana de gestación.

Aunque su origen no se conoce con precisión, se asocia a una deficiencia materna en los niveles de ácido fólico durante el embarazo y por lo tanto puede presentarse como una hernia.

/parg