/ lunes 7 de septiembre de 2015

Promulga Durango reformas en materia indígena y reconoce a 963 comunidades

El Sol de México Durango.- Con la presencia de Nuvia Mayorga Delgado, titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), y Jorge Herrera Caldera, Gobernador Constitucional de Durango, se hizo entrega del Catálogo de Comunidades y Pueblos Indígenas a los Pueblos originarios de Durango, así como la firma del decreto en la que el Estado reconoce a los pueblos y comunidades indígenas como sujetos de derecho, por lo que garantiza su libre determinación y autonomía para ejercer plenamente los derechos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados e instrumentos internacionales y en la propia Constitución del Estado. “El aporte de los pueblos indígenas es invaluable. Sin duda alguna, esta culminación del proceso legislativo, fortalece la protección de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas del Estado”, comentó Mayorga Delgado, en Santa María Ocotán, Municipio de Mezquital. Agregó que con este paquete legislativo “se visibiliza a la población indígena, la reconoce y traza las líneas de una política de estado para mejorar sus condiciones de vida, a una vida más digna, más justa y a un desarrollo incluyente y equitativo”. El evento contó con la presencia de Ismael Hernández, Presidente Municipal de El Mezquital, Margarito Cervantes, Gobernador Tradicional de Santa María Ocotán, Ricardo López Pescador, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Abraham Moreno García, delegado de la CDI, así como legisladores de la LXVI Legislatura. De esta forma, Durango, con grupos indígenas tepehuano, tarahumara, wixárikas y mexicanero, se convierte en el primer Estado de la República en armonizar la constitución al 100 por ciento, reconociendo a la población indígena como sujetos de derecho, pero también marcando el hecho histórico de que un Gobernador Constitucional sesione en una casa de gobierno tradicional, y en el marco de sus facultades exclusivas, con base en lo que establece la Constitución, firme el documento en el que se establece un reconocimiento expreso de los pueblos y comunidades indígenas a conservar sus expresiones culturales, sus lenguas indígenas, asumiendo la obligación de promover el desarrollo social y económico de los mismos. El proceso de armonización legislativa incluye tres puntos básicos, el primer corresponde a la ley que establece el Catálogo de Pueblos y Comunidades Indígenas de Durango, que reconoce la existencia de 963 comunidades originarias distribuidas en 9 municipios (Guanaceví, Hidalgo, Mezquital, Ocampo, Pueblo Nuevo, San Bernardo, Súchil, Tamazula y Tepehuanes) . Lo que impactará en la proyección e implementación de programas sociales focalizados a estas regiones y, de esta manera, contribuir a mejorar las condiciones de vida de este sector de la población. Segundo, Ley de Consulta Indígena para el Estado y Municipios de Durango. Piedra angular del Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, con lo que se traza una nuevo camino para el ejercicio de los derechos fundamentales en el Estado. Tercero, Catálogo de Sitios Sagrados del Estado de Durango, lo que permitirá proteger estas zonas que forman parta de la identidad y cultura de los pueblos indígenas. Estas leyes en material indígenas permiten establecer los mecanismos en el marco del nuevo sistema de justicia penal, para garantizar los derechos de la población. Así también, proteger el conocimiento tradicional, oralidad, artesanía (todo el proceso, los insumos, la técnica y el producto final), gastronomía y estimular el desarrollo económico. En materia de salud, garantizar la presencia de intérpretes; proteger la medicina tradicional y los elementos que la caracterizan. En el tema educativo, en las comunidades con población indígena se deberá garantizar una educación bilingüe y en el resto, una educación intercultural, incluyente, respetuosa permitiendo una convivencia armónica entre todos los grupos, erradicando la discriminación. Todo este proceso estuvo acompañado por la CDI, con apoyo jurídico para la identificación de las necesidades de armonización legislativa y la revisión de los anteproyectos de la iniciativas; metodológico para la consulta, así como de recursos económicos para llevar a cabo todo el proceso. A la fecha, Campeche, Hidalgo y San Luis Potosí, son los estados con población indígena que más han avanzado en la armonización legislativa, siendo unos de los objetivos del próximo año, llevar a cabo los Instrumentos de identificación de comunidades y localidades indígenas. En su gira por Durango y como parte del programa de mejoramiento de vivienda, Mayorga Delgado entregó 5 casas, de un paquete de 300, en la localidad de San Francisco de Ocotán, adaptada a los usos y costumbres de la localidad.

El Sol de México Durango.- Con la presencia de Nuvia Mayorga Delgado, titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), y Jorge Herrera Caldera, Gobernador Constitucional de Durango, se hizo entrega del Catálogo de Comunidades y Pueblos Indígenas a los Pueblos originarios de Durango, así como la firma del decreto en la que el Estado reconoce a los pueblos y comunidades indígenas como sujetos de derecho, por lo que garantiza su libre determinación y autonomía para ejercer plenamente los derechos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados e instrumentos internacionales y en la propia Constitución del Estado. “El aporte de los pueblos indígenas es invaluable. Sin duda alguna, esta culminación del proceso legislativo, fortalece la protección de los derechos de los pueblos y comunidades indígenas del Estado”, comentó Mayorga Delgado, en Santa María Ocotán, Municipio de Mezquital. Agregó que con este paquete legislativo “se visibiliza a la población indígena, la reconoce y traza las líneas de una política de estado para mejorar sus condiciones de vida, a una vida más digna, más justa y a un desarrollo incluyente y equitativo”. El evento contó con la presencia de Ismael Hernández, Presidente Municipal de El Mezquital, Margarito Cervantes, Gobernador Tradicional de Santa María Ocotán, Ricardo López Pescador, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Abraham Moreno García, delegado de la CDI, así como legisladores de la LXVI Legislatura. De esta forma, Durango, con grupos indígenas tepehuano, tarahumara, wixárikas y mexicanero, se convierte en el primer Estado de la República en armonizar la constitución al 100 por ciento, reconociendo a la población indígena como sujetos de derecho, pero también marcando el hecho histórico de que un Gobernador Constitucional sesione en una casa de gobierno tradicional, y en el marco de sus facultades exclusivas, con base en lo que establece la Constitución, firme el documento en el que se establece un reconocimiento expreso de los pueblos y comunidades indígenas a conservar sus expresiones culturales, sus lenguas indígenas, asumiendo la obligación de promover el desarrollo social y económico de los mismos. El proceso de armonización legislativa incluye tres puntos básicos, el primer corresponde a la ley que establece el Catálogo de Pueblos y Comunidades Indígenas de Durango, que reconoce la existencia de 963 comunidades originarias distribuidas en 9 municipios (Guanaceví, Hidalgo, Mezquital, Ocampo, Pueblo Nuevo, San Bernardo, Súchil, Tamazula y Tepehuanes) . Lo que impactará en la proyección e implementación de programas sociales focalizados a estas regiones y, de esta manera, contribuir a mejorar las condiciones de vida de este sector de la población. Segundo, Ley de Consulta Indígena para el Estado y Municipios de Durango. Piedra angular del Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, con lo que se traza una nuevo camino para el ejercicio de los derechos fundamentales en el Estado. Tercero, Catálogo de Sitios Sagrados del Estado de Durango, lo que permitirá proteger estas zonas que forman parta de la identidad y cultura de los pueblos indígenas. Estas leyes en material indígenas permiten establecer los mecanismos en el marco del nuevo sistema de justicia penal, para garantizar los derechos de la población. Así también, proteger el conocimiento tradicional, oralidad, artesanía (todo el proceso, los insumos, la técnica y el producto final), gastronomía y estimular el desarrollo económico. En materia de salud, garantizar la presencia de intérpretes; proteger la medicina tradicional y los elementos que la caracterizan. En el tema educativo, en las comunidades con población indígena se deberá garantizar una educación bilingüe y en el resto, una educación intercultural, incluyente, respetuosa permitiendo una convivencia armónica entre todos los grupos, erradicando la discriminación. Todo este proceso estuvo acompañado por la CDI, con apoyo jurídico para la identificación de las necesidades de armonización legislativa y la revisión de los anteproyectos de la iniciativas; metodológico para la consulta, así como de recursos económicos para llevar a cabo todo el proceso. A la fecha, Campeche, Hidalgo y San Luis Potosí, son los estados con población indígena que más han avanzado en la armonización legislativa, siendo unos de los objetivos del próximo año, llevar a cabo los Instrumentos de identificación de comunidades y localidades indígenas. En su gira por Durango y como parte del programa de mejoramiento de vivienda, Mayorga Delgado entregó 5 casas, de un paquete de 300, en la localidad de San Francisco de Ocotán, adaptada a los usos y costumbres de la localidad.