/ martes 11 de octubre de 2016

Protestan contra desapariciones y asesinatos en Veracruz

Karla Cancino

Colectivos de personas desaparecidas y asesinadas, organizaciones civiles, integrantes de la comunidad Lésbico-gay, miembros de la Universidad Veracruzana y sociedad en general llevaron a cabo una concentración en la plaza Sebastián Lerdo de Xalapa para condenar la ola de violencia que se vive en la Entidad.

Pese a la lluvia que se dejó caer en la capital del Estado, decenas de personas se plantaron frente al Palacio de Gobierno y con los rostros de personas desaparecidas en carteles y mantas exigieron al gobierno de Javier Duarte que detenga las desapariciones y asesinatos que en los últimos días han cobrado decenas de vidas.

Los inconformes pidieron además que se garantice la justicia en los casos recientes, entre los que destaca el crimen cometido en contra de Génesis Deyanira Urrutia, estudiante de la Universidad Veracruzana, así como Octavio García Baruch, estudiante de ingeniería del Instituto Tecnológico de Veracruz y de Leobardo Arroyo Arano, egresado de la Facultad de Contaduría de la UV.

LA UV ES LA CONCIENCIA  MORAL DE VERACRUZ

La Universidad Veracruzana se ha convertido en la “conciencia moral” de la Entidad, en este momento de la historia en la que se viven tiempos difíciles señalaron universitarios, catedráticos, investigadores, funcionarios y egresados de la UV que integran el colectivo En Defensa de la Universidad Veracruzana, quienes destacaron que la máxima casa de estudios es la institución que resguarda “un reservorio de moral, ética, pensamiento y arte”.

También puedes leer: 

Durante la concentración masiva que se llevó a cabo en la plaza Lerdo de Xalapa, los integrantes del colectivo condenaron tajantemente la criminalización que se hace a los jóvenes universitarios por parte de las autoridades y mediante correos electrónicos anónimos que han circulado en las últimas horas.

“Somos responsables de nuestros actos y rechazamos completamente cualquier intento de criminalizar a los universitarios por lo que les suceda. Eso es absolutamente inaceptable”, señaló Alejandro Saldaña, investigador de la Facultad de Contaduría y Administración.

También puedes leer: 

Por su parte, a través de un comunicado que fuera leído por la investigadora Mayra Ledesma-Arronte, el colectivo En Defensa de la UV condenó los robos, asesinatos, levantones y demás hechos de violencia que diariamente sacuden y alteran la paz “a la que tenemos derecho las y los veracruzanos”.

Asimismo, el colectivo universitario demandó la presentación inmediata y con vida de Belem Moreno Reyes, estudiante de ingeniería de la Universidad Veracruzana en Poza Rica, así como de todas las mujeres y hombres desaparecidos en el Estado.

LA LUCHA, POR LOS QUE QUEDAMOS”: FAMILIAR

“Veracruz vive una ola de violencia, una ola de terror y una ola de sentimientos indescriptibles que jamás pensamos vivir en este Estado”, señaló Evangelina Montes Villaseñor, familiar de Octavio García Baruch, cuyo cuerpo sin vida fue descubierto junto a Génesis y Leobardo el pasado viernes.

A nombre de su familia, Montes Villaseñor señaló que en Veracruz las olas del mar y el chipi chipi de Xalapa dejaron de dar cobijo a los estudiantes universitarios quienes ahora sufren los estragos de la violencia.

También puedes leer: 

Con la voz entrecortada y visiblemente afectada, la mujer hizo hincapié en que Octavio está en paz y es ahora un alma libre, sin embargo, el dolor por la pérdida del joven es muy grande y embarga a toda la familia. “Mi lucha es por los que quedamos aquí, por los estudiantes, por nuestros hijos, por nuestros compañeros de trabajo (…) Quiero darles las gracias a los que están aquí y se suman al dolor de cada uno de nosotros que hemos perdido a un ser en estas circunstancias”.

LO QUE MÁS HA CRECIDO ES EL MIEDO

En entrevista, Alejandro Moreno Hernández, representante de Amnistía Internacional Xalapa, consideró que aunque el número de delitos y desapariciones en la Entidad se ha incrementado en los últimos meses, lo que más ha aumentado es el miedo que tienen los ciudadanos en Veracruz por esta situación.

“Es muy triste lo que sucede en Veracruz, no se detienen las desapariciones forzadas, los asesinatos y lo que más crece es el miedo en la sociedad (…) miedo de hablar, miedo de denunciar, miedo de salir de las casas porque siguen desapareciendo niños, mujeres y jóvenes”, señaló.

También puedes leer: 

Lo ocurrido a Génesis representa un foco rojo para universitarios

El integrante de la organización internacional consideró que el estado de derecho en la Entidad ha desaparecido y esto provocó que se desdibujara la diferencia entre el crimen organizado y las autoridades que deberían estar defendiendo a la ciudadanía. “No se detiene este proceso de violencia, entonces para Amnistía Internacional el dar a conocer este problema es indispensable y para nosotros los veracruzanos es terrible vivir en estas circunstancias”.

Moreno Hernández consideró que Veracruz es ya un caso de emergencia nacional, por lo que es necesario que la sociedad sea la que salga a las calles a protestar y exigir justicia para de esta forma poner fin a este panorama.

Karla Cancino

Colectivos de personas desaparecidas y asesinadas, organizaciones civiles, integrantes de la comunidad Lésbico-gay, miembros de la Universidad Veracruzana y sociedad en general llevaron a cabo una concentración en la plaza Sebastián Lerdo de Xalapa para condenar la ola de violencia que se vive en la Entidad.

Pese a la lluvia que se dejó caer en la capital del Estado, decenas de personas se plantaron frente al Palacio de Gobierno y con los rostros de personas desaparecidas en carteles y mantas exigieron al gobierno de Javier Duarte que detenga las desapariciones y asesinatos que en los últimos días han cobrado decenas de vidas.

Los inconformes pidieron además que se garantice la justicia en los casos recientes, entre los que destaca el crimen cometido en contra de Génesis Deyanira Urrutia, estudiante de la Universidad Veracruzana, así como Octavio García Baruch, estudiante de ingeniería del Instituto Tecnológico de Veracruz y de Leobardo Arroyo Arano, egresado de la Facultad de Contaduría de la UV.

LA UV ES LA CONCIENCIA  MORAL DE VERACRUZ

La Universidad Veracruzana se ha convertido en la “conciencia moral” de la Entidad, en este momento de la historia en la que se viven tiempos difíciles señalaron universitarios, catedráticos, investigadores, funcionarios y egresados de la UV que integran el colectivo En Defensa de la Universidad Veracruzana, quienes destacaron que la máxima casa de estudios es la institución que resguarda “un reservorio de moral, ética, pensamiento y arte”.

También puedes leer: 

Durante la concentración masiva que se llevó a cabo en la plaza Lerdo de Xalapa, los integrantes del colectivo condenaron tajantemente la criminalización que se hace a los jóvenes universitarios por parte de las autoridades y mediante correos electrónicos anónimos que han circulado en las últimas horas.

“Somos responsables de nuestros actos y rechazamos completamente cualquier intento de criminalizar a los universitarios por lo que les suceda. Eso es absolutamente inaceptable”, señaló Alejandro Saldaña, investigador de la Facultad de Contaduría y Administración.

También puedes leer: 

Por su parte, a través de un comunicado que fuera leído por la investigadora Mayra Ledesma-Arronte, el colectivo En Defensa de la UV condenó los robos, asesinatos, levantones y demás hechos de violencia que diariamente sacuden y alteran la paz “a la que tenemos derecho las y los veracruzanos”.

Asimismo, el colectivo universitario demandó la presentación inmediata y con vida de Belem Moreno Reyes, estudiante de ingeniería de la Universidad Veracruzana en Poza Rica, así como de todas las mujeres y hombres desaparecidos en el Estado.

LA LUCHA, POR LOS QUE QUEDAMOS”: FAMILIAR

“Veracruz vive una ola de violencia, una ola de terror y una ola de sentimientos indescriptibles que jamás pensamos vivir en este Estado”, señaló Evangelina Montes Villaseñor, familiar de Octavio García Baruch, cuyo cuerpo sin vida fue descubierto junto a Génesis y Leobardo el pasado viernes.

A nombre de su familia, Montes Villaseñor señaló que en Veracruz las olas del mar y el chipi chipi de Xalapa dejaron de dar cobijo a los estudiantes universitarios quienes ahora sufren los estragos de la violencia.

También puedes leer: 

Con la voz entrecortada y visiblemente afectada, la mujer hizo hincapié en que Octavio está en paz y es ahora un alma libre, sin embargo, el dolor por la pérdida del joven es muy grande y embarga a toda la familia. “Mi lucha es por los que quedamos aquí, por los estudiantes, por nuestros hijos, por nuestros compañeros de trabajo (…) Quiero darles las gracias a los que están aquí y se suman al dolor de cada uno de nosotros que hemos perdido a un ser en estas circunstancias”.

LO QUE MÁS HA CRECIDO ES EL MIEDO

En entrevista, Alejandro Moreno Hernández, representante de Amnistía Internacional Xalapa, consideró que aunque el número de delitos y desapariciones en la Entidad se ha incrementado en los últimos meses, lo que más ha aumentado es el miedo que tienen los ciudadanos en Veracruz por esta situación.

“Es muy triste lo que sucede en Veracruz, no se detienen las desapariciones forzadas, los asesinatos y lo que más crece es el miedo en la sociedad (…) miedo de hablar, miedo de denunciar, miedo de salir de las casas porque siguen desapareciendo niños, mujeres y jóvenes”, señaló.

También puedes leer: 

Lo ocurrido a Génesis representa un foco rojo para universitarios

El integrante de la organización internacional consideró que el estado de derecho en la Entidad ha desaparecido y esto provocó que se desdibujara la diferencia entre el crimen organizado y las autoridades que deberían estar defendiendo a la ciudadanía. “No se detiene este proceso de violencia, entonces para Amnistía Internacional el dar a conocer este problema es indispensable y para nosotros los veracruzanos es terrible vivir en estas circunstancias”.

Moreno Hernández consideró que Veracruz es ya un caso de emergencia nacional, por lo que es necesario que la sociedad sea la que salga a las calles a protestar y exigir justicia para de esta forma poner fin a este panorama.