/ martes 5 de enero de 2016

Proyectan que el robo de cableado sea castigado como un delito grave en Mexicali

Por Mayte López |La Voz de Frontera |

Mexicali.- Durante diciembre del 2015 y en al menos dos ocasiones en cada caso, dos empresas del sector industrial ubicadas en puntos distintos de esta capital fueron víctimas de actos vandálicos propiciados por amantes de lo ajeno, quienes sustrajeron cableado de sus sedes que representó pérdidas en la producción de las compañías afectadas.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Mexicali, Juan Ignacio Gallego Topete, refirió que este tipo de delitos continúan impactando a la población en general y en especial a distintos giros de empresas, pues prácticamente al no existir servicio de luz eléctrica o teléfono, se para todo el trabajo.

“Estamos en pláticas con la autoridad y a la mesa se está sumando el diputado Gustavo Sánchez, a fin de poder legislar que el robo de cableado sea de luz o de teléfono sea considerado como un delito grave,  hasta la fecha no se considera en este rango y con esta situación ya es necesario un cambio”, sostuvo.

Gallego Topete agregó que desde la Cámara que en la zona representa, seguirán gestionando para que se busque dar una pronta solución a este tema en particular, que de no atenderse continuará en crecimiento y probablemente se convierta en una problemática a la que será bastante difícil erradicar.

Asimismo, destacó que los delincuentes que cometen este tipo de robos no tienen idea de la afectación que provocan en las compañías, pues el cableado que sustraen sea de luz eléctrica o el que se utiliza en las conexiones telefónicas, es una de las tantas pérdidas que se suman al momento en que se para la producción.

“Cuando se roban este tipo de cableado paran el Internet, no hay luz, no hay teléfono y menos productividad, esto es alarmante, que en un mismo mes seas víctima dos veces de este tipo de actos delictivos quiere decir que ya hay un problema, porque están dejando incomunicadas a las compañías que no pierden con la reparación sino al estar así”.

Argumentó que hace falta intensificar las estrategias por parte de las autoridades, para verdaderamente sean efectivas a las necesidades que en cuestión de seguridad aquejan a la ciudadanía, pues al menos el caso que enfrentan los industriales es un ejemplo de muchos temas que persisten en la materia.

/eupr

Por Mayte López |La Voz de Frontera |

Mexicali.- Durante diciembre del 2015 y en al menos dos ocasiones en cada caso, dos empresas del sector industrial ubicadas en puntos distintos de esta capital fueron víctimas de actos vandálicos propiciados por amantes de lo ajeno, quienes sustrajeron cableado de sus sedes que representó pérdidas en la producción de las compañías afectadas.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Mexicali, Juan Ignacio Gallego Topete, refirió que este tipo de delitos continúan impactando a la población en general y en especial a distintos giros de empresas, pues prácticamente al no existir servicio de luz eléctrica o teléfono, se para todo el trabajo.

“Estamos en pláticas con la autoridad y a la mesa se está sumando el diputado Gustavo Sánchez, a fin de poder legislar que el robo de cableado sea de luz o de teléfono sea considerado como un delito grave,  hasta la fecha no se considera en este rango y con esta situación ya es necesario un cambio”, sostuvo.

Gallego Topete agregó que desde la Cámara que en la zona representa, seguirán gestionando para que se busque dar una pronta solución a este tema en particular, que de no atenderse continuará en crecimiento y probablemente se convierta en una problemática a la que será bastante difícil erradicar.

Asimismo, destacó que los delincuentes que cometen este tipo de robos no tienen idea de la afectación que provocan en las compañías, pues el cableado que sustraen sea de luz eléctrica o el que se utiliza en las conexiones telefónicas, es una de las tantas pérdidas que se suman al momento en que se para la producción.

“Cuando se roban este tipo de cableado paran el Internet, no hay luz, no hay teléfono y menos productividad, esto es alarmante, que en un mismo mes seas víctima dos veces de este tipo de actos delictivos quiere decir que ya hay un problema, porque están dejando incomunicadas a las compañías que no pierden con la reparación sino al estar así”.

Argumentó que hace falta intensificar las estrategias por parte de las autoridades, para verdaderamente sean efectivas a las necesidades que en cuestión de seguridad aquejan a la ciudadanía, pues al menos el caso que enfrentan los industriales es un ejemplo de muchos temas que persisten en la materia.

/eupr