/ miércoles 1 de marzo de 2017

Terror de migrantes; pandillas del tren los roban y golpean

Por Zulema López y Dolores Martínez

TEQUISQUIAPAN/COLÓN, Qro.- Amenazas de muerte de la empresa Multisistemas, contratista de seguridad de Ferromex, agresiones, acoso de pandillas para robarlos e intentos de abuso sexual padecen cientos de migrantes centroamericanos, cubanos y africanos en las vías férreas de los municipios de Querétaro, Colón, Corregidora y Tequisquiapan.

Es un paso aterrador, de acuerdo con el fundador de la Estancia del Migrante González y Martínez en Tequisquiapan, Martín Martínez Ríos, quien resalta que la labor de la empresa de vigilancia se centra en amenazar de muerte a los ciudadanos extranjeros y al incrementar las agresiones su paso se convierte en una situación de riesgo.

Alertó que las amenazas y actos violentos no sólo son contra los migrantes, sino también hacia la misma estancia que él dirige.

“Este cuerpo de seguridad ha aumentado considerablemente la amenazas hacia los migrantes y hacia nosotros los defensores, aquí en la Estancia estamos viviendo eso todos los días… Hacen sus necesidades fisiológicas, tiran su basura y tiran lo que encuentran a su paso”, señaló.

En reiteradas ocasiones los migrantes se han quejado de la intimidación que se ejerce con gritos y lenguaje grosero, dejándoles en claro que si vuelven a subir al tren les van a quitar la vida. Eso sin contar los inevitables despojos de las poquísimas pertenencias que traen consigo y que son su único patrimonio en el largo viaje en busca del “sueño americano”.

En tierras queretanas cada vez es más común ver migrantes provenientes de Cuba o de África, lo que antes era una rareza pues los centroamericanos marcaban mayoría.

AMENAZA CRECIENTE

Pero así como aumentó la población migratoria, también las intimidaciones hacia este vulnerable sector van al alza.

Martínez, expone que de manera reciente se han presentado agresiones que han vulnerado a las mujeres migrantes en su paso por Querétaro; tal es el caso de Ana Gloria L. Trejo, originaria de Honduras, quien aseguró haber sufrido intento de violación en la colonia Hércules del municipio de Querétaro, caso por el que se inició una carpeta de investigación; no obstante, la mujer y su acompañante prefirieron no darle seguimiento, debido a tenían que seguir con su trayecto.

“Tengo documentos donde esta mujer habla de que fue agredida y que hubo intento de violación y dijeron que la policía no hizo mucho… Se hizo la denuncia, pero ellos ya no la quisieron continuar, ocurrió el sábado 11 de febrero”, detalló.

Estos ataques, aseguró, han quedado grabados en videos donde los migrantes detallan los múltiples malos tratos de los que son objeto y el visitador adjunto de la Comisión de Nacional de los Derechos Humanos en San Luis Potosí es quien se ha encargado de darle seguimiento.

Hay otras denuncias de ataques sexuales, dice, por ejemplo el de dos hondureños de 15 y 22 años que afirman fueron objeto de intento de violación por pandillas en la comunidad de Álamo del municipio de Corregidora.

El fundador de la Estancia del Migrante González y Martínez apuntó que lamentablemente la población extranjera que pasa rumbo a Estados Unidos se da cuenta de que el sistema mexicano de justicia no se ejecuta a cabalidad, mucho menos para quienes están “de paso”. Y que tampoco a nivel estatal existe un compromiso por llegar al fondo del tema y garantizarles seguridad.

De acuerdo con Martínez, la población migrante aumenta día tras día, ya que tan sólo en diciembre pasado se vio flujo de personas 25 por ciento mayor que en el 2015 y que tan sólo para enero se atendieron en su Estancia alrededor de seis mil migrantes.

De cada 100 personas que pasan por su estancia, nueve son niños menores de 12 años, que de igual manera buscan nuevas oportunidades en Estados Unidos.

Finalmente sostuvo que después de pasar por Tequisquiapan, el segundo municipio más transitado por migrantes es Colón, congregándose en las inmediaciones de la comunidad de Viborillas, donde se bajan para incorporarse a la vía con dirección a San Luis Potosí.

FLUJO MIGRATORIO VIVO

La permanente vigilancia, así como las redadas, hicieron que los indocumentados tuvieran que cambiar sus puntos de paso y de reunión, pero el flujo migratorio se mantiene vivo.

En recorrido de DIARIO DE QUERÉTARO por algunas de las principales vías que  atraviesan la entidad, habitantes informan que los puntos donde se acostumbraba verlos han variado y ahora se encuentran solos, pues los migrantes desean evitar las policías municipales e incluso a las unidades del Ejército que llegan a aparecerse para inspeccionar la seguridad. Pero el tránsito continúa, sólo que han tenido que crear nuevos itinerarios.

El cambio es notable también para quienes trabajan en las inmediaciones, así como para quienes vigilan que los trenes no sean asaltados.

Ellos explican que son muchas las medidas que debieron adoptar para evitar que la migración avanza a lomo de la llamada “Bestia”, toda vez que con los migrantes se mezclaban quienes tenían como único propósito delinquir, esperando una oportunidad para sustraer el contenido de los vagones.

/afa

Por Zulema López y Dolores Martínez

TEQUISQUIAPAN/COLÓN, Qro.- Amenazas de muerte de la empresa Multisistemas, contratista de seguridad de Ferromex, agresiones, acoso de pandillas para robarlos e intentos de abuso sexual padecen cientos de migrantes centroamericanos, cubanos y africanos en las vías férreas de los municipios de Querétaro, Colón, Corregidora y Tequisquiapan.

Es un paso aterrador, de acuerdo con el fundador de la Estancia del Migrante González y Martínez en Tequisquiapan, Martín Martínez Ríos, quien resalta que la labor de la empresa de vigilancia se centra en amenazar de muerte a los ciudadanos extranjeros y al incrementar las agresiones su paso se convierte en una situación de riesgo.

Alertó que las amenazas y actos violentos no sólo son contra los migrantes, sino también hacia la misma estancia que él dirige.

“Este cuerpo de seguridad ha aumentado considerablemente la amenazas hacia los migrantes y hacia nosotros los defensores, aquí en la Estancia estamos viviendo eso todos los días… Hacen sus necesidades fisiológicas, tiran su basura y tiran lo que encuentran a su paso”, señaló.

En reiteradas ocasiones los migrantes se han quejado de la intimidación que se ejerce con gritos y lenguaje grosero, dejándoles en claro que si vuelven a subir al tren les van a quitar la vida. Eso sin contar los inevitables despojos de las poquísimas pertenencias que traen consigo y que son su único patrimonio en el largo viaje en busca del “sueño americano”.

En tierras queretanas cada vez es más común ver migrantes provenientes de Cuba o de África, lo que antes era una rareza pues los centroamericanos marcaban mayoría.

AMENAZA CRECIENTE

Pero así como aumentó la población migratoria, también las intimidaciones hacia este vulnerable sector van al alza.

Martínez, expone que de manera reciente se han presentado agresiones que han vulnerado a las mujeres migrantes en su paso por Querétaro; tal es el caso de Ana Gloria L. Trejo, originaria de Honduras, quien aseguró haber sufrido intento de violación en la colonia Hércules del municipio de Querétaro, caso por el que se inició una carpeta de investigación; no obstante, la mujer y su acompañante prefirieron no darle seguimiento, debido a tenían que seguir con su trayecto.

“Tengo documentos donde esta mujer habla de que fue agredida y que hubo intento de violación y dijeron que la policía no hizo mucho… Se hizo la denuncia, pero ellos ya no la quisieron continuar, ocurrió el sábado 11 de febrero”, detalló.

Estos ataques, aseguró, han quedado grabados en videos donde los migrantes detallan los múltiples malos tratos de los que son objeto y el visitador adjunto de la Comisión de Nacional de los Derechos Humanos en San Luis Potosí es quien se ha encargado de darle seguimiento.

Hay otras denuncias de ataques sexuales, dice, por ejemplo el de dos hondureños de 15 y 22 años que afirman fueron objeto de intento de violación por pandillas en la comunidad de Álamo del municipio de Corregidora.

El fundador de la Estancia del Migrante González y Martínez apuntó que lamentablemente la población extranjera que pasa rumbo a Estados Unidos se da cuenta de que el sistema mexicano de justicia no se ejecuta a cabalidad, mucho menos para quienes están “de paso”. Y que tampoco a nivel estatal existe un compromiso por llegar al fondo del tema y garantizarles seguridad.

De acuerdo con Martínez, la población migrante aumenta día tras día, ya que tan sólo en diciembre pasado se vio flujo de personas 25 por ciento mayor que en el 2015 y que tan sólo para enero se atendieron en su Estancia alrededor de seis mil migrantes.

De cada 100 personas que pasan por su estancia, nueve son niños menores de 12 años, que de igual manera buscan nuevas oportunidades en Estados Unidos.

Finalmente sostuvo que después de pasar por Tequisquiapan, el segundo municipio más transitado por migrantes es Colón, congregándose en las inmediaciones de la comunidad de Viborillas, donde se bajan para incorporarse a la vía con dirección a San Luis Potosí.

FLUJO MIGRATORIO VIVO

La permanente vigilancia, así como las redadas, hicieron que los indocumentados tuvieran que cambiar sus puntos de paso y de reunión, pero el flujo migratorio se mantiene vivo.

En recorrido de DIARIO DE QUERÉTARO por algunas de las principales vías que  atraviesan la entidad, habitantes informan que los puntos donde se acostumbraba verlos han variado y ahora se encuentran solos, pues los migrantes desean evitar las policías municipales e incluso a las unidades del Ejército que llegan a aparecerse para inspeccionar la seguridad. Pero el tránsito continúa, sólo que han tenido que crear nuevos itinerarios.

El cambio es notable también para quienes trabajan en las inmediaciones, así como para quienes vigilan que los trenes no sean asaltados.

Ellos explican que son muchas las medidas que debieron adoptar para evitar que la migración avanza a lomo de la llamada “Bestia”, toda vez que con los migrantes se mezclaban quienes tenían como único propósito delinquir, esperando una oportunidad para sustraer el contenido de los vagones.

/afa